Plan de Negocios

5 puntos para abrir tu negocio (de los que nadie habla)

Toma en cuenta estos apartados para que puedas sacarle usar mejor uno de los recursos más valiosos que posees como emprendedor: el tiempo.
5 puntos para abrir tu negocio (de los que nadie habla)
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El emprender un negocio requiere de una idea innovadora, valor para perseguirla, y determinación para alcanzarla. No es cosa sencilla. Esto se vuelve una tarea aún más complicada sin la experiencia y correcta guía externa. Existen cientos de artículos en internet que tratan de facilitar pasos o proveer al emprendedor de información útil para iniciar su negocio, ya sean cuestiones motivacionales, emocionales, técnicas, etcétera. Sin embargo, estas publicaciones parecen siempre mencionar las mismas consideraciones. En este artículo te mencionamos cinco puntos de los que pocos hablan y que, en mi experiencia como emprendedor, deberían de ser tomados más en cuenta.

1. Identificaciones y documentos oficiales: evita retrasos y sorpresas indeseadas. Antes de acudir a las dependencias a realizar los trámites requeridos para iniciar tu negocio, evalúa que toda tu documentación esté en orden. ¿Estás seguro de que los datos en tu acta de nacimiento son los correctos? Aunque no lo creas, es común encontrar errores en este documento. ¿Cuentas con CURP y son tus datos exactos? Te invitamos a visitar esta página web para comprobarlo. Asegúrate de que los datos en tu identificación oficial (Credencial INE, pasaporte, cartilla militar, cédula profesional) sean fidedignos y vigentes. Un detalle más, ¿estás seguro de que esa firma que creaste en la preparatoria puede ser usada en tu vida profesional?

2. Cuestiones tributarias: en este caso es el Registro Federal de Contribuyente (RFC). Si ya cuentas con él, es importante verificar tu estatus, y si no lo tienes hay que tramitarlo. ¿Qué implicación tendrá en mi negocio? Todo aspecto tributario gira alrededor de esto. Dependiendo de tu tipo de negocio, los clientes te exigirán facturas por sus compras, para lo cual debes estar registrado (no queremos perder ventas cuando estamos comenzando). Además, necesitarás tu RFC para solicitar facturas y poder comprobar tus gastos.

3. El nombre de tu empresa:encontrar el nombre para tu empresa es casi tan complicado como buscar nombre para un bebé. Debe ser perfecto, ¿cierto? Pues si es así, asegúrate de que ese nombre se encuentre disponible. Para esto, debemos consultar las bases de datos del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI). En el siguiente infográfico, el instituto muestra los pasos a seguir para obtener la licencia de uso de tu marca (nombre y logo de tu empresa).

Fuente infográfico: www.impi.gob.mx

Ten en cuenta que este punto adquiere aún más importancia si tienes planes de expansión nacional.

4. ¿Qué imagen tiene el cliente de tu persona y de tu empresa?: dura realidad: de ahora en adelante deberás de pensar dos veces en lo que publicas en tus redes sociales. Ya sean mensajes públicos a amigos, ideales políticos u opiniones personales, de ahora en adelante un clic en “publicar” adquiere una connotación más seria.

Respecto a tu empresa, ¿dónde estará localizada? ¿Tienes los recursos suficientes para que el cliente se sienta cómodo en caso de una visita a tus instalaciones? ¿Inspira tu oficina una imagen de confianza y profesionalidad? ¿Necesitas contratar una oficina virtual? Tendrás que tomar en cuenta el estándar de la industria respecto a estos puntos, aún cuando quieras implementar un plan innovador, tienes que conservar cierto apego a las tradiciones.

Recuerda que es probable que el cliente y tú difieran en opiniones respecto a tu empresa. ¡No dudes en preguntar su opinión!

5. Clientes y Ventas: este punto es sumamente importante, ya que se refiere a la generación de ingresos en tu negocio ¿Cuentas ya con una cartera de clientes significativa para iniciar tu negocio? Quizá no la poseas, pero cabe la posibilidad de que tus relaciones personales te faciliten este punto.  En función de esto ¿es posible que tus familiares, amigos, y conocidos puedan proveerte con referencias válidas de posibles clientes? En caso de que tu respuesta a las preguntas anteriores sea negativa, antes de aventurarte debes crear un sólido plan de mercadotecnia y prospección.

Digamos que los ingresos no son tu problema, ahora ¿cómo manejarás las relaciones con tus clientes? Quizá en nuestro país no se hable mucho de esto, pero existe un software específico para el control de relaciones con clientes, es conocido como CRM, ¿lo conoces? adelanta a tu competencia, aquí tienes un link para aprender más al respecto.

Esperamos este artículo te sea de ayuda, y evites retrasos, aprovechando así uno de los recursos más valiosos que posees como emprendedor: el tiempo.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Tienes un punto que quieras mencionar y del que pocos hablan?