Emprendedores

5 errores que hay entre un negocio millonario y tú

Tienes un buen negocio que no ha logrado llegar al siguiente nivel. ¿Sabes qué estás haciendo mal?
5 errores que hay entre un negocio millonario y tú
Crédito: Depositphotos.com

Crear un negocio millonario era muy difícil hasta hace unos años, pero conforme mejora la tecnología aumenta las oportunidades. Nunca como hoy había sido tan fácil ser un emprendedor exitoso, gracias a las herramientas digitales, recursos, mentores, investigación e información que están disponibles.

A pesar de esto, no todos los emprendedores son ricos.  

¿Por qué? El aprendizaje no es problema para la mayoría de las personas y la falta de información sin duda ya no es un obstáculo. La gran parte de los emprendedores se ve frenado por una débil ejecución e implementación de sus planes de negocio.

Aquí hay cinco errores comunes que impiden tener negocios millonarios.

1. La mayoría se enfoca en la perfección, no en la experimentación
Buscar la perfección absoluta ha costado millones a muchas personas. La mayoría de los millonarios ha probado ocho diferentes modelos de negocios en el mismo periodo de tiempo en que las demás personas apenas están estudiando el mercado. El punto es que no se paralizaron esperando las circunstancias perfectas, aprovecharon su tiempo haciendo experimentos.

Prueba todas tus ideas locas. No importa que tan ridículas suenen, ensaya con ellas. Encuentra cuáles funcionan y luego optimízalas. Haz exámenes con diferentes versiones de tu idea y descubre el modelo que funcione mejor. Recuerda, las ideas son solo aire hasta que son probadas.

2. Pocas personas piensan realmente en lo que hacen
Hay un dicho anglosajón que dice “Cuanto más sudes en tiempos de paz, menos sangrarás en tiempos de guerra”.

Uno de las grandes oportunidades de mejorar sus posibilidades de éxito que muchos emprendedores no ven es prepararse para lo que quieren. Las personas verdaderamente productivas saben cuál es la meta que buscan y enfocan sus esfuerzos. Una vez que fijan su meta, rompen la estrategia para lograrlo en pasos realistas. Este pensamiento estratégico reduce los errores y aumenta la capacidad de predecir el futuro.

Planea tus estrategias de largo plazo antes de plantearte las tácticas a seguir. Es decir, fija lo que quieres lograr, quién quieres ser y el tipo de clientes que quieres atraer. No tienes una estrategia real si no sabes si lo que piensas hacer es realmente importante para tus clientes actuales y potenciales y qué es lo que te destaca de tu competencia.

3. Muchos no aprenden a delegar inteligentemente
Uno de los aspectos más difíciles del liderazgo es lograr que otros hagan las cosas tan bien o mejor que tú. Sin embargo, es un paso indispensable para tener un negocio millonario. Antes de generar un equipo al que le puedas delegar tareas estratégicas, debes entender quién eres y qué es lo más importante para ti. Una vez que determines cuáles son tus valores más importantes, escríbelos y trabájalos para que sean el patrón de tu empresa.

Tu equipo debe seguir estos valores. Si alguien es capaz de cumplir una tarea con un 80 por ciento de la efectividad que tú tienes, entonces debes dejar que lo haga.  Al delegar una tarea, asegúrate de que la persona que contrataste tenga muy en claro cuáles son sus funciones y cómo debe cumplirlas. La mayoría de los emprendedores contratan muy rápido y despiden muy lento. Debería ser al revés. Contrata lento, despide rápido.

4.  Cambian tiempo por dinero
Los millonarios saben que no obtendrán más riqueza al cambiar tiempo por dinero. Está bien trabajar de esta manera cuando se inicia, pero en algún momento debes concentrarte en hacer crecer tu negocio con apalancamiento.

Enfócate en crear diversas fuentes de ingresos que no comprometan tu tiempo.  Hay muchas opciones como inversiones en propiedades, negocios en línea, sociedad, etcétera. Tómate el tiempo de analizar si estás aprovechando bien tus horas.  Los emprendedores que se vuelven millonarios no trabajan las 24 horas del día. Entienden la importancia de generar más valor en el mercado que sus competidores.

5. Son egocentristas
A las personas les interesa qué puede hacer tu negocio por ellos. La mayoría de los emprendedores tratan de vender su experiencia y sabiduría, su nombre. Creen que los consumidores van a pagar por su consejo cuando en realidad no es así. La gente compra soluciones para sus problemas y deseos. Quieren resultados y realmente no les importa quién es el fundador de una compañía.

¿Realmente entiendes qué es lo que quieren los consumidores de tu marca? Los millonarios saben que sus negocios deben girar alrededor de sus clientes, no de sí mismos. Tus clientes son expertos en lo que quieren, así que debes asegurarte de investigarlos correctamente. Conoce cuáles son sus necesidades, deseos, pasiones, preocupaciones, etcétera.  Ellos buscan tener una relación divertida con tu marca. ¿Estás preparado?

Un simple cambio de perspectiva puede transformar tus oportunidades de éxito. Investiga qué es lo que te está frenando para llevar tu negocio al siguiente nivel. Cambia tu pensamiento, acciones y estrategia para que vayan de acuerdo con tu nueva visión.