Marketing

6 claves para ser un excelente networker

Tu éxito como emprendedor está ligado a tu red. Aprende a dejar buenas impresiones que cimienten relaciones duraderas.
6 claves para ser un excelente networker
Crédito: Depositphotos.com

Cuando no tienes mucho tiempo, es fácil olvidar el valor de construir y mantener relaciones profesionales. Pero estar estresado y ocupado no es excusa. Las relaciones requieren esfuerzo, claramente, pero a lo largo de mi carrera me he recordado una y otra vez que mi éxito es dependiente de la solidez de mi red. ¡Realmente no puedes hacerlo solo!

Afortunadamente, he descubierto que los trucos más simples (y que seguramente has escuchado antes) tienen un impacto enorme en la construcción de relaciones. No requieren mucho tiempo, pero sí compromiso. Habiendo dicho eso, te comparto seis pasos fáciles que pueden ayudarte a priorizar las relaciones en tu vida inmediatamente:

1. Recuerda nombres
Los nombres tienen poder. Todos nos impresionamos cuando alguien recuerda nuestro nombre, porque nos hace sentir importantes. Haz un esfuerzo por cultivar ese sentimiento en los demás. Para ayudarte a recordar, repite el nombre varias veces durante el transcurso de la conversación. No temas pedirle a la otra persona que te lo recuerde.

2. Dales a las personas tu completa atención
Ve a las personas directamente a los ojos. Sí, es intimidante pero no lo evites. Hacer un buen contacto visual demuestra interés. También te hará parecer confiado e interesante. No te dejes distraer por otras personas o por lo que ocurre a tu alrededor. Y definitivamente no veas tu celular. Hacer a alguien sentir como lo más importante de la habitación mientras hablas con él o ella puede ayudarte a construir la relación.

3. No interrumpas
No hay forma más fácil de conseguir que les agrades a las personas que escuchándolas. A todos nos gusta compartir nuestros puntos de vista. Y es mucho más difícil mantenerte callado y dejar que el otro se exprese. Cuando dejas que alguien hable sin interrumpirlo, se sentirá más y más cómodo contigo. Sin haber dicho nada, estás creando relaciones.

He descubierto que este consejo es especialmente benéfico durante las negociaciones o cuando se trata de ayudar a los empleados y colegas a alcanzar su máximo potencial. Generalmente las personas quieren sentirse escuchadas. Y se sentirán mucho más felices después de que alguien lo hace.

4. Haz preguntas
Haz preguntas que demuestren honestidad. Si conoces a alguien que es callado o a quien le cuesta articular sus pensamientos, pregúntale algo. No sobre un tema demasiado personal, claro está. Pero si te está costando hacer conversación, empieza a preguntar y te sorprenderás de qué tan conversadoras son las personas.

5. Sonríe
Es el punto número uno que puedes hacer para generar comodidad en tu interlocutor. Cuando alguien te sonríe, te pausas ¿no? Puede ser un gesto que desarma, en el buen sentido. Sonreír no es fácil para todos. Quizá necesites practicar. He dado varias pláticas y he notado que sonreír durante unos segundos antes de empezar a hablar ayuda a que la audiencia se sienta cómoda. Es destacable cuánto poder tiene esta acción.

6. Da seguimiento
Si dices que vas a dar seguimiento, hazlo. Siempre he creído que es una práctica muy importante. Nuevamente, esto es algo muy sencillo y que tiene gran poder. Serás recordado como alguien detallista y que le preocupa. No dejes que pase mucho tiempo para ponerte en contacto.

Estas seis estrategias suman. Si las usas todas, dejarás una buena impresión duradera. Eso es algo valioso. Puedes usar estos consejos desde en una fiesta hasta una reunión de negocios. Si lo haces, la gente te escuchará, te admirará y respetará.