Consultoría

Las 5 relaciones más importantes en la vida

No importa lo que hagas profesionalmente, estos vínculos indispensables pueden llevarte al éxito…o destruirte.
Las 5 relaciones más importantes en la vida
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Una relación se define como una conexión, asociación o involucramiento de una persona con otra. Los seres humanos no pueden explotar todo su potencial si no tienen los vínculos correctos.

Dependiendo de nuestras relaciones, podemos crear o destruir todo lo que queramos.

Existen solo cinco relaciones que importan en la vida: tu vínculo con objetos, otras personas, la familia, tu propio ser y lo inmaterial. Cualquier desbalance en una de estas conexiones puede causar grandes problemas para alcanzar la felicidad.

¿Por qué son importantes estas relaciones? Permíteme explicarlo (en orden de importancia):

5. Relación con los objetos
¿Alguna vez has escuchado que alguien dice “Dale un golpe a la computadora para que funcione”? Este tipo de expresiones muestra una gran falta de respeto por las cosas que tanto trabajo nos cuesta adquirir.

Si piensas que las cosas materiales importan, entonces las cuidas. Por ejemplo, piensa en una persona que tira basura en un espacio público contra una que no lo hace. El individuo que ensucia jamás estará en paz (y no sabrá realmente por qué).

Las personas que se esfuerzan para cuidar de sus espacios tienen mayor claridad mental que les permitirá hacer más cosas en la vida. Si respetas todo lo que te rodea y cuidas tus pertenencias, abrirás las puertas para que lleguen más cosas.

4. Relaciones con otros
La manera en que piensas, sientes y actúas hacia otras personas es un factor DETERMINANTE para el éxito.

Si tienes emociones como envidia, venganza, rabia, codicia y odio, jamás podrás salir adelante. Siempre estarás buscando maneras de lastimar a los demás seres humanos. Por el contrario, emociones como la alegría, esperanza y amor pueden impulsar los resultados de tu vida.

Las personas más confiables y seguras de sí mismas saben cómo impulsar a los demás y comunicar su amor, incluso en las formas más pequeñas.

El nivel de amor (u odio) que tienes en tu interior puede ser percibido por los demás. La mayoría de las personas pueden sentir tus intenciones cuando entras a una habitación. Pueden “captar” tu energía y saber inmediatamente cómo deben responder a ella, ya sea de manera consciente o inconsciente.

3. Relaciones con tu familia
Te preguntarás por qué separé los vínculos con los seres queridos de los que se dan con otras personas. Es simple: si no tienes una buena relación con tu familia, difícilmente podrás destacarte en tus interacciones con las demás personas.

Todos sabemos que algunos miembros de tu familia te amarán por sobre todas las cosas y otros... no tanto. No te tienen que “caer bien” todos tus parientes, pero sí debes dedicarles emociones positivas.

Muchas familias enfrentan obstáculos, pero jamás debes olvidar que hay lazos que te unen con estas personas. Si alguien con quien compartes sangre está sufriendo, debes ser capaz de tener paciencia y ayudar. Incluso cuando sean personas complicadas, solo debes dedicarles amor. Al no hacerlo, no los dañas a ellos, amargas tu propio corazón.

2. Relación contigo mismo
Una persona solo puede respetar a su familia, a otros individuos y a sus posesiones si es capaz de sentir consideración por sí mismo. Simplemente, si tú no crees en ti, los demás tampoco lo harán.

Básicamente tú eres tu mejor aliado y tu peor enemigo.

Todos los días hay una batalla constante dentro de cada uno de nosotros. Si dejamos que las decisiones positivas triunfen sobre las negativas, nuestras posibilidades de éxito se multiplican.  En resumen, eres la suma total de las elecciones que has hecho hasta este punto de tu vida.

Eres tus decisiones. Hoy mismo puedes optar por triunfar o fracasar- Tu actitud determinará hacia dónde vas a dirigirte. Nadie puede controlar esto más que tú. Las personas que toman responsabilidad por sus actos son las que triunfan.

1. Relaciones con lo inmaterial
Ya sea que creas en Dios o en las leyes del Universo, tu relación con algo más allá del plano material te permitirá aspirar a la trascendencia.  ¿Por qué? Sencillamente porque no solo eres cuerpo.

Muchas personas fallan porque solo atienden las necesidades físicas. Si fracasan o son heridos emocionalmente, recurren a drogas para callar lo que sienten antes de estudiar las emociones que experimentan.

Tener una relación con lo inmaterial puede ayudarte a entender cuál es tu papel en el mundo. Por ejemplo, si entiendes la importancia de la naturaleza, cuidarás tu medioambiente. Si para ti lo más importante es tu familia, si es aquello más grande en lo que crees, toda tu labor estará inspirada por ellos.

No hay un solo camino para relacionarte con lo inmaterial, pero encontrar lo que te inspira a trascender te dará paz espiritual.

No importa a qué te dediques, estas cinco relaciones pueden elevarte o destruirte. Cuando te enfocas cada día a desarrollarlas positivamente, te vuelves una fuerza imparable.