Recursos Humanos

4 métodos para empoderar a tus colaboradores

Empoderar a tus colaboradores y seguir siendo un excelente líder no tiene por qué estar en contradicción.
4 métodos para empoderar a tus colaboradores
Crédito: Depositphotos.com

Al inicio de su carrera, muchos líderes creen que para alcanzar una meta tienen que controlar cada parte del proceso para no dejar margen a la equivocación.

Algunos de ellos, sin embargo, aprenden con el tiempo que quienes se niegan a permitir que sus colaboradores hagan uso de su propia habilidad y disciplina para cumplir con una tarea están negándose a miles de posibilidades de crecimiento personal y profesional.

Estos son algunos consejos para impulsar el desarrollo de tus colaboradores, incrementar su nivel de productividad y su desarrollo personal.

1. Habla con tu equipo

Platicar con tus colaboradores y estar abierto a escuchar es, sin duda, el primer paso para implementar acciones que les permitan sentirse cómodos en su lugar de trabajo y también ser más productivos.

Cuando la empresa en la que laboras es demasiado grande entra el importante papel de la tecnología; abrir chat de grupo o documentos colaborativos puede ser una excelente herramienta para conseguirlo, y ¡además en tiempo real!

Crea procesos que permitan aumentar la autonomía entre los compañeros del mismo lugar de trabajo; esto es sumamente importante, ya que los colaboradores se sentirán mucho más comprometidos y confiados. Recuerda que ellos son tus primeros embajadores de marca, por lo que un bajo índice de satisfacción puede traducirse en un nivel similar entre los consumidores.

2. Entrénalo para tomar decisiones

Tus colaboradores deben ser capaces de cuantificar lo que están ofreciendo al cliente y entender qué niveles de la empresa se verían afectados por sus decisiones para que puedan tomarlas de forma mucho más sabia. Esto sólo se puede lograr con absoluta transparencia sobre la situación actual de la organización.

Las personas comprometidas buscan hacer un excelente trabajo y quieren ser capaces de corregir problemas sin tener que atravesar por un largo proceso burocrático. Al dar poder y autonomía a tu equipo, la satisfacción de tus clientes se multiplica y la percepción se transforma positivamente.

Relacionado: 8 tips para mejorar los horarios laborales

3. Confía en él

Suena lógico, pero la realidad es que muy pocos jefes realmente lo hacen. Una vez que has capacitado a tu equipo adecuadamente necesitarás confiar en que tomará las mejores decisiones para el bienestar de la organización y los clientes.

Confiar en tu equipo significa también confiar en tus prácticas de contratación y tus programas de capacitación. Después de todo, fuiste tú quien contrató a estos expertos para realizar determinadas tareas y les enseñó las particularidades necesarias para adaptarse a la compañía… ¿o no?

4. Olvida el control, prefiere las tutorías

Construir una cultura organizacional sólida no es rápido ni sencillo. Cambiar la estructura de control de una organización es una estrategia a largo plazo que necesita de una visión acorde. Muchos se preguntarán: en un esquema de colaboradores empoderados, ¿cuál es el papel del líder?

Más que un jefe, el líder en este esquema se convierte en un importante orientador que ofrece apoyo e incluso tutoría a sus colaboradores y se centra en su comportamiento más que en sus resultados. Los gerentes siempre están midiendo entregables tangibles de una persona, pero los mentores suelen enfocarse en el cómo y el por qué de cada decisión.

Cuando las personas se sienten capaces, el placer por el trabajo crece exponencialmente, y así como el sentimiento de control de sus carreras. Observa lo que sucede cuando renuncias a parte de tu poder, ¡seguramente te sorprenderás de manera positiva con los resultados!

Colaboración de Expok News.