Startups

Lecciones para startups de Pasante de moda

Esta película entrega enseñanzas para los emprendedores que inician un negocio tecnológico, como la importancia del liderazgo y el manejo del crecimiento.
  • ---Shares

El nombre en español de la nueva película de Nancy Meyers confunde: nos hace creer que es un refrito de la genial “El diablo viste a la moda” (además también aparece Anne Hathaway). Sin embargo, “Pasante de Moda” (The Intern, en inglés), poco tiene que ver con la moda, y mucho con el mundo de las startups.

Jules Osten (Anne Hathaway) es la fundadora de About the Fit, una startup de e-commerce. Como en cualquier compañía de reciente creación, Jules se enfrenta a varios problemas, entre ellos al rápido crecimiento y a la falta de liderazgo. Las cosas se dificultan aún más -en apariencia- cuando comienzan un programa de becarios senior (al que entra Ben Whittaker, Robert De Niro) y los inversionistas deciden buscar un nuevo CEO. Aunque la película podría parecer una comedia olvidable tiene valiosas lecciones para los emprendedores que inician un negocio tecnológico:

1. Ser CEO es difícil. A primera vista, cualquiera envidiaría a Jules Osten. Es exitosa, glamorosa, tiene un esposo que la apoya y una oficina moderna en Brooklyn. Sin embargo, poco a poco descubrimos que su vida no es fácil: trabaja demasiado, los inversionistas planean destituirla como directora de su propia empresa y su vida personal es complicada. Aquí la lección es que para ser un buen CEO no basta con conocer y amar el negocio, necesitas definir estrategias, saber dirigir gente y rodearte de las personas adecuadas.

2. Debes aprender a ser líder. Jules no era líder. Exigía demasiado a su personal sin darles ningún tipo de reconocimiento y era micromanager, no confiaba por completo en su gente. Aunque pienses que, como CEO y fundador, nadie puede hacer el trabajo mejor que tú tienes que aprender a delegar y dejar algo de control. También es importante que agradezcas a tus empleados y reconozcas su trabajo.

3. Busca experiencia. Uno de los mensajes en esta película es los beneficios que puede entregar un ambiente multigeneracional. Aunque Jules no quería el programa senior y todo su personal es millennial y conocedor de la tecnología, la llegada de Ben cambió por completo su perspectiva. Por un lado, le aportó su experiencia y conocimientos, y por otro le ayudó a valorar lo realmente importante.

4. Uno de los grandes retos de las startups es el crecimiento. Pasar de 25 empleados a 200 no es fácil, tampoco lo es administrar el aumento en las ventas. Esto es algo que ocurre con las startups exitosas: tienen un crecimiento muy acelerado que, mal administrado, puede llevarlas al fracaso. En “Pasante de moda”, la fundadora de About the Fit se enfrenta a esta difícil situación que podría costarle el trabajo.

5. Ten un equilibrio familia/trabajo. Probablemente sea el consejo más importante y complicado de aplicar. Cuando inicias un negocio (y más cuando crece y tiene éxito) tienes que sacrificar algunas cosas, entre ellas tiempo con tu familia. Este filme ofrece valiosas enseñanzas de por qué debes procurar tu matrimonio o relación de pareja, así como disfrutar a tus hijos.

6. Encuentra a tu mentor. Sin quererlo, Ben se convierte en el mentor de Jules. No sólo le aconseja sobre temas relacionados al negocio, sino a la forma de dirigir gente y manejar su vida personal. Finalmente es él quien la impulsa a quedarse al frente de la empresa. En tu vida como emprendedor es clave contar con esta figura: alguien que te diga la verdad, pero también que te motive y empuje a ser mejor.

7. La pasión es la base del éxito. Jules consigue tener éxito como emprendedora debido al amor que tiene por su negocio y por lo que hace. Si estás a punto de tirar la toalla y renunciar como CEO piénsalo dos veces, porque podrías ser tú la persona adecuada para llevar tu empresa a la cima (eso sí, si te capacitas y delegas tareas).

8. Debemos seguir luchando por la igualdad de género. Jules es el ejemplo perfecto de una emprendedora exitosa; pero se enfrenta a problemas que demuestran que aún sigue existiendo diferencias entre hombres y mujeres en los negocios, entre ellos el del esposo "hombre de casa" que se encarga del cuidado de la hija -lo cual no es bien visto por muchos. No obstante, este personaje es un buen ejemplo de por qué las mujeres deben crear empresas y cómo pueden lograr un buen equilibrio en la vida si tienen a las personas correctas a su lado.

El nombre en español de la nueva película de Nancy Meyers confunde: nos hace creer que es un refrito de “El diablo viste a la moda”. Sin embargo, “Pasante de Moda” (The Intern, en inglés), poco tiene que ver con la moda, y mucho con el mundo de las startups.

 

Jules Osten (Anne Hathaway) es la fundadora de About the Fit, una startup de e-commerce. Como en cualquier compañía de reciente creación, Jules se enfrenta a varios problemas, entre ellos al rápido crecimiento y a la falta de liderazgo. Las cosas se dificultan aún más -en apariencia- cuando comienzan un programa de becarios senior (al que entra Ben Whitaker, Robert De Niro) y los inversionistas deciden buscar un nuevo CEO. Aunque la película podría parecer una comedia olvidable tiene valiosas lecciones para los emprendedores que inician un negocio tecnológico:

 

1.      Ser CEO es difícil. A primera vista, cualquiera envidiaría a Jules Osten. Es exitosa, glamorosa, tiene un esposo que la apoya, una oficina moderna en Brooklyn y va al trabajo en bicicleta. Sin embargo, poco a poco descubrimos que su vida no es fácil: trabaja demasiado, los inversionistas planean destituirla como directora de su propia empresa y su vida personal es complicada. Aquí la lección es que para ser un buen CEO no basta con conocer y amar el negocio, necesitas definir estrategias, saber dirigir gente y rodearte de las personas adecuadas.

2.      Debes aprender a ser líder. Jules no era líder. Exigía demasiado a su personal sin darles ningún tipo de reconocimiento y era micromanager, no confiaba por completo en su gente. Aunque pienses que, como CEO y fundador, nadie puede hacer el trabajo mejor que tú tienes que aprender a delegar y dejar algo de control. También es importante que agradezcas a tus empleados y reconozcas su trabajo.

3.      Busca experiencia. Uno de los mensajes en esta película es los beneficios que puede entregar un ambiente multigeneracional. Aunque Jules no quería el programa senior y todo su personal es millennial y conocedor de la tecnología, la llegada de Ben cambió por completo su perspectiva. Por un lado, le aportó su experiencia y conocimientos, y por otro le ayudó a valorar lo realmente importante.

4.      Uno de los grandes retos de las startups es el crecimiento. Pasar de 25 empleados a 200 no es fácil, tampoco lo es administrar el aumento en las ventas. Esto es algo que ocurre con las startups exitosas: tienen un crecimiento muy acelerado que, mal administrado, puede llevarlas al fracaso. En “Pasante de moda”, la fundadora de About the Fit se enfrenta a esta difícil situación que podría costarle el trabajo.

5.      Ten un equilibrio familia/trabajo. Probablemente sea el consejo más importante y complicado de aplicar. Cuando inicias un negocio (y más cuando crece y tiene éxito) tienes que sacrificar algunas cosas, entre ellas tiempo con tu familia. Este filme ofrece valiosas enseñanzas de por qué debes procurar tu matrimonio o relación de pareja, así como disfrutar a tus hijos.

6.      Encuentra a tu mentor. Sin quererlo, Ben se convierte en el mentor de Jules. No sólo le aconseja sobre temas relacionados al negocio, sino a la forma de dirigir gente y manejar su vida personal. Finalmente es él quien la impulsa a quedarse al frente de la empresa. En tu vida como emprendedor es clave contar con esta figura: alguien que te diga la verdad, pero también que te motive y empuje a ser mejor.

7.      La pasión es la base del éxito. Jules consigue tener éxito como emprendedora debido al amor que tiene por su negocio y por lo que hace. Si estás a punto de tirar la toalla y renunciar como CEO piénsalo dos veces, porque podrías ser tú la persona adecuada para llevar tu empresa a la cima (eso sí, si te capacitas y delegas tareas).