Marketing

3 lecciones de la controversia de Starbucks

Si bien lo más probable es que el “Red Cup Gate” se olvide pronto, la situación ofrece un par de lecciones valiosas para emprendedores.
3 lecciones de la controversia de Starbucks
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Starbucks, una de las corporaciones más grandes y conocidas del mundo, está de nuevo en la mira del enemigo… cuando menos en las redes sociales. Hace poco la compañía enfrentó algunas polémicas relacionadas con los ingredientes no tan saludables de su Pumpkin Spice Latte y con la poco afortunada campaña contra el racismo Race Together. Y, en días recientes, estuvo de nuevo en el ojo del huracán con un tema que invadió los medios estadounidenses. 

Para entender el origen de la disputa es preciso saber que, cada año, Starbucks da la bienvenida a la temporada de vacaciones navideñas con su clásico vaso rojo de cartón. Este evento es tan popular y esperado –cuando menos en Estados Unidos– que incluso se llevan a cabo cuentas regresivas. Más impresionante aún: de acuerdo con Starbucks, en las primeras 48 horas del lanzamiento del vaso el año pasado se compartió una foto en Instagram… ¡cada 14 segundos!

En años anteriores, el tradicional vaso navideño ha incorporado una variedad de dibujos como copos de nieve, árboles de pino y renos. Éste, sin embargo, Starbucks decidió optar por un diseño nuevo, desprovisto por completo de ilustraciones. Junto con el logo verde de la marca daba la impresión de ser un vaso navideño, aunque muy minimalista.

De acuerdo con el vicepresidente de diseño y contenido de Starbucks, se buscó marcar el inicio de las vacaciones de fin de año con un diseño puro que diera la bienvenida a “todas las historias de los clientes”. Y es que la idea era que fueran ellos quienes dieran vida a sus propios dibujos, usando los vasos como lienzo.

Por desgracia, no todos recibieron el nuevo diseño de la mejor manera.

La marca fue rápidamente castigada en redes sociales, acusada de ser políticamente correcta en exceso y de pretender destruir el espíritu navideño. A medida que proliferó el descontento, el tema también dio lugar a que muchos simpatizantes de Starbucks –o por lo menos gente con una opinión al respecto–expresaran su apatía hacia el tema.

Relacionado: La polémica por los vasos navideños de Starbucks

Parecía algo tan irrelevante, y tan comentado, como el famoso debate del vestido azul o dorado.

Si bien lo más probable es que el “Red Cup Gate” se olvide pronto, la situación ofrece un par de lecciones valiosas para emprendedores.

1. Sí: toda publicidad es buena publicidad

Con una capitalización de mercado de 92 mil millones de dólares, Starbucks no es lo que podría llamarse una pequeña empresa. Si consideramos que la compañía añadió 1.4 mil millones de dólares a su plataforma de tarjetas de regalo y lealtad en esta temporada el año pasado, queda claro que cuenta con recursos más que suficientes para destinar a su comercialización. La compañía emplea a algunos de los mercadólogos más creativos, quienes clara y deliberadamente comprendieron las consecuencias potenciales de la nueva campaña navideña de Starbucks. Así que, ¿por qué emprenderían una campaña de este tipo si sabían que podrían obtener una respuesta tan negativa?

Es sencillo: al hacerlo, convirtieron a millones de personas en mercadólogos y publicistas.

Considera el hecho de que Ellen Degeneres y otros presentadores famosos abordaron el tema en sus programas. ¡Esta es una gran publicidad cuyo precio es incalculable!

Los empresarios entienden que la visibilidad de un negocio es clave para el éxito, y cuando esa visibilidad se conjunta con poco esfuerzo o gasto, aún mejor. Mientras que cierta publicidad puede ser mala, los emprendedores talentosos y creativos entienden cómo darle un giro para su beneficio.

2. Las redes sociales son increíbles

Pasó muy poco tiempo antes de que esta supuesta controversia alcanzara todos los rincones de las redes sociales, lo que demuestra una vez más el inmenso poder que se produce cuando se combinan grandes grupos de personas con estas herramientas de comunicación sin precedentes.

Para un negocio, el poder de las redes sociales así como su valor para posicionar una marca y crear visibilidad no deberían ser subestimados. Sí, es imposible predecir con exactitud qué campañas se volverán virales o cuándo, pero es posible saber con claridad que una estrategia digital y de redes sociales bien planeada es clave para que los negocios actuales alcancen el éxito.

Relacionado: 10 tips para promover tu marca en redes sociales

3. Las oportunidades abundan para los oportunistas

Mientras que temas como los vasos rojos de Starbucks queman su mecha de relevancia con bastante rapidez, los empresarios que tienen la creatividad y voluntad de actuar con premura pueden tomar ventaja de estas situaciones. Así como muchas marcas se montaron en el furor del vestido azul-dorado, otras marcas de café recibieron un impulso derivado de esta situación, como Dunkin Donuts, con su lanzamiento de un vaso vacacional. El tema también ha creado oportunidades para pequeñas empresas, estrellas de YouTube y creativos que se han montado en la ola para llamar la atención.

Ya sea que estés ofendido por la nueva campaña navideña de Starbucks o que creas que el tema es una pérdida valiosa de espacio en tu feed de Facebook, es importante que como empresario entiendas que ésta es la forma en la que se comparten la información y las noticias hoy día –mediante decenas de millones de personas comentando el tema en redes sociales–. Más importante: más allá de estar preparados, es importante que los emprendedores exitosos del mañana sepan cómo sacar ventaja de esto.

Habiendo dicho esto, disfrutaré mi Pumpkin Spice Latte en mi vaso pagano. ¡Salud!