Consultoría

7 formas de arruinar tu primera impresión

No dejes que tus primeros encuentros terminen siendo los últimos.
7 formas de arruinar tu primera impresión
Crédito: Depositphotos.com

Las relaciones son pieza clave para los emprendedores y por esta razón, las primeras impresiones las que terminan siendo las últimas para ellos.

Como consejero, siempre advierto a los empresarios sobre la importancia de estar preparados para el momento en el que conozcan a un inversionista importante o un socio potencial.

No creerás que tu pasión impresionará a todo aquel con el que te encuentres ¿o sí?

La preparación es esencial para todo buena primera impresión, así que temo decirte que tus sueños no podrán sustituir una plática con contenido relevante.

Aunque es imposible predecir todo primer encuentro, hay situaciones que podemos evitar si tomamos en cuenta lo siguiente.

1. No reconocer a alguien importante antes de haberse presentado
Todo emprendedor necesita de una hoja con diez personas que esté esperando encontrarse en algún evento en específico.

El impacto de responder primero a un rostro “conocido” ya sea por LinkedIn o Facebook siempre será mejor que cualquier otra alternativa.

2. Empezar a hablar de tu proyecto de inmediato
Preguntar y escuchar siempre nos brindará una mejor impresión que solamente hablar. Incluso si prestas atención antes de cuestionar, las personas percibirán en ti mayor conocimiento.

3. Sacar al tema gente en común
Claro que tener conocidos te puede poner en ventaja, pero ten cuidado con los nombres que dices ya que estos contactos pueden resultarte negativos.

4. Preguntar y preguntar sin ningún objetivo en especial
Para hacer una buena primera impresión necesitas ser claro. No utilices términos emotivos antes de que la otra persona lo haga y no desperdicies tu tiempo –ni el de los demás– hablando de cosas sin sentido.  

Posiciónate en el siguiente escalón buscando alguna junta en el futuro.

5. Presumir de lo “mucho” que sabes
Claro que es importante “hacer tu tarea” y verte culto en ciertos temas. Pero una buena impresión será arruinada si no dejas de hablar de algo en particular o peor, si interrumpes cada respuesta con una corrección.

Las buenas conversaciones no tienen que terminar siendo debates o foros de política.

6. Distraerte por un amigo o alguien “más” importante
Todos odiamos ser “rechazados” rápidamente por una situación personal o por alguien más interesante.

Los emprendedores inteligentes saben cómo sonreír y mantener el contacto visual al momento de hacer la transición de conversaciones.

Sé proactivo para solidificar el impacto del otro y no perderlo.

7. Vístete para destacar de la mejor manera
La ropa es lo que el ojo del espectador percibe. Tal vez tus jeans deslavados son una gran idea en tu trabajo, pero no al momento de presentarte ante ejecutivos.

Solo se necesita de un poco de sentido común para hacer de estos posibles errores una buena oportunidad para ser recordado.

No debería sorprenderte que tu primera impresión va a permanecer en el individuo más tiempo que los documentos que prepares.

Psicólogos afirman que solo se necesitan de tres a cinco segundos para que alguien genere una primera imagen de otra persona. Así que ya sabes, consciente o no, la gente crea juicios sobre tu profesionalismo y carácter rápidamente.

No pongas en juego el futuro de tu negocio y prepárate para no cometer estos errores.