Consultoría

8 tips de las bandas de rock para emprendedores

Estos consejos te ayudarán a ser un auténtico rockstar a la hora de manejar tus negocios.
8 tips de las bandas de rock para emprendedores
Crédito: Depositphoto.com

¿Quieres tener éxito como emprendedor? Forma una banda de rock.

Por mucho tiempo se creyó que los hombres de negocios “serios y profesionales” eran la antítesis de los rockeros salvajes cuando, por increíble que parezca, el manejo y crecimiento de una agrupación musical tiene muchas similitudes con la buena administración de un negocio.   

¡Es verdad! Hay lecciones que, aunque no muy aparentes, el mundo de las chamarras de cuero y los amplificadores tiene para las personas que quieren tener su propio negocio.

Algunas de las que he encontrado son:

1. Visión

No hay dudas que en ambos casos se comienza con un sueño. Algo que mueve no solo las mentes sino que también pone los corazones a latir. El deseo muy fuerte de llegar a ser algo grande y diferente a lo que se es hoy.

2. Trabajo en equipo

Todos los integrantes de un grupo entienden a la perfección la importancia de “tirar todos para el mismo lado”, compartiendo la responsabilidad a diario. Saber que cuando se triunfa el éxito es de todos, y cuando las cosas no salen bien también la culpa es colectiva.

3. División de tareas

En toda banda hay roles y funciones que cada quién debe cumplir a la perfección, sumando su matiz personal al conjunto. El baterista debe seguir el tempo, formando una dupla sólida con el bajo mientras que la guitarra podrá soltarse un poco más para que el cantante se luzca. Nadie es más importante que el otro, y lo mismo sucede en las organizaciones: por más que los comerciales aparezcan en primer plano, su labor se encuentra sostenida por todos los demás puestos, desde la logística hasta la administración.

4. El fenómeno de sinergia

En las empresas más valoradas por sus empleados hay momentos en los que se genera un estado de fluidez tal que el tiempo parece volar. Cada uno muestra su talento, pero alcanza metas superiores a las que hubiese arribado en soledad. De igual modo sucede con los músicos, cuando comienzan a improvisar y se forman armonías que su público disfruta al escucharlos. Inclusive, hay ejemplos de músicos que cuando decidieron ser solistas no lograron la misma calidad que junto a sus grupos.

5. La necesidad de armonía

Esto debe ser entendido en un doble sentido, dado que para lograr una armonía musical es necesario que el clima también lo sea. Tal como en las empresas, en donde es fundamental que las personas se vinculen de buena manera para que el día a día sea deseado de transitar.

6. La importancia de saber negociar

Existen múltiples casos de muy buenas bandas de rock que no han trascendido en el tiempo por no saber mostrar sus canciones. No captar el interés de la audiencia a veces es producto de una mala negociación con los intermediarios, sean dueños de teatros o productores de discos. En las empresas, cuántos casos conocemos que por no saber negociar con cadenas de supermercados o grandes tiendas, sus productos no pudieron ser conocidos por la gente.

7. Lo indispensable de la diversión

Cuando los músicos dejan de pasarlo bien en los ensayos y encima de un escenario, se nota y mucho. Cuando los empleados padecen su trabajo más que disfrutarlo, esa empresa tiene escasas chances de supervivencia. El entusiasmo y las ganas hacen a las personas proactivas y capaces de un esfuerzo superior al común.

8. La necesidad de liderazgo

Es falso que en una banda de rock se admire a todos por igual. En general, es el cantante quien recibe todas las miradas y adquiere mayor relevancia. Sin dudas que Bono es más fotografiado que Larry Müllen. Y normalmente es él quien asume la posición de liderazgo en escena. Quien marca los tiempos de la canción o decide incluir al público con palmas. Y este líder debe serlo también bajo el escenario, mostrando disposición a escuchar a los demás y pudiendo guiarlos en el camino artístico.

En resumen, tanto las empresas como las bandas de rock son grupos humanos y como tales susceptibles de presentar fortalezas y debilidades. Pero lo más importante y la clave aquí es que tanto en un caso como en otro, sus miembros se sientan orgullosos y felices de formar parte de ellos.