Moda

Diseño mata precio

Heredero de una tradición familiar, Jaime Ibiza, el diseñador de bolsos para dama, ha probado que la creatividad es la mejor manera de renovar una industria.
Diseño mata precio
Crédito: Carlos Aranda / Postproducción: Alfredo Pelcastre
9 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Jaime Ruiz, mejor conocido como Jaime Ibiza, proviene de una familia dedicada a la marroquinería y la peletería en su natal Guadalajara, Jalisco.

“Mi abuelo y mi padre construyeron una empresa sólida, Grupo Ibiza, adaptada a las circunstancias que les tocaron; una herencia a la que no podía sino hacer honor poniendo mi granito de arena”, explica el empresario. 

Hoy no sólo continúa una tradición familiar, sino que suma a productos de calidad el toque personal: diseño en tanto marca de autor. Y vende en el producto –bolsos para dama– una idea, una visión de la indumentaria para diversos segmentos de la población.

Pero vivir en medio de una tradición de negocios vinculado a procesos artesanales nunca es fácil. Particularmente cuando las industrias se transforman o las circunstancias económicas presentan tantas amenazas nuevas como oportunidades a futuro. Las que le tocaron a Jaime determinaron su temperamento estratégico en el sector.

“Los cambios de principios de la década de 1990 cuadraban con mi visión de las cosas y mi deseo de saber más de cuanto acontecía afuera; por otro lado, hubo que cambiar muchos procesos operativos y la cultura empresarial”, recuerda el diseñador de la marca homónima. “Adaptarse no sólo significa sobrevivir: hay que destacar, dejar tu huella”.

La responsabilidad de competir

Con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994, la industria de la indumentaria en México sufrió severos traspiés a causa de la poca preparación de industriales y empresarios para enfrentarse a un mercado abierto, con competidores agresivos en temas de precios y calidad. “No había ‘malas prácticas’ per se”, recuerda Jaime.

“Los procedimientos y manejos de las finanzas estaban ajustados a la época, a su situación concreta. Sin embargo, cuando llegaron otros productos, mi trabajo fue entender qué era lo que le daba valor y conseguirlo para nosotros”, recuerda.

Jaime se inició ocho años antes, en 1986, cuando México entra al GATT (Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio) y empieza la liberación del comercio exterior. A decir de la doctora Martha Rivera Pesquera, directora y profesora del área de Comercialización del IPADE Business School, el impacto no fue homogéneo y sólo algunos sectores despegaron (la industria automotriz, por ejemplo). 

Y mientras en 1990 el sector manufacturero volvió a crecer (4.6%), los manufactureros de indumentaria y accesorios de moda permanecieron prácticamente estancados (0.97%). Por lo tanto, “nuestra estrategia se enfocó en lo que vendían los competidores: diseño”, señala Jaime.

El reto del intrapreneur era mayúsculo en Grupo Ibiza. Jaime tuvo que enfocar sus esfuerzos en: a) la construcción de marca propia a través del diseño, apuntalado con una estrategia integral de mercadotecnia; b) incorporación al mercado de la moda con un sello en el anaquel; c) profesionalización tecnológica; y d) capacitación en tendencias creativas del mercado de la indumentaria. “Si la percepción del consumidor se enfocaba en calidad, precio y estilo de la temporada, teníamos que saber cómo responder a ello”, arguye.

El mercado meta: las mujeres (de todos los segmentos), quienes hoy representan el 51.2% de la población del país según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). “Más que moda de alta costura o apego a lo que dictan las compañías a la cabeza de la indumentaria, a nuestra marca le interesa que las clientas tengan el deseo de vestirse bien, sentirse cómodas”, sentencia.

Su primer paso fue capacitarse para refinar su conocimiento de corte, confección y diseño sobre piel. Decidió estudiar en Saint Martins, en la ciudad de Londres, Inglaterra, y en el Afram (Instituto de Formación Profesional de Peletería y Marroquinería), en Florencia, Italia, con el fin de perfeccionar su técnica.

La capacitación rindió frutos y la experiencia con otros diseñadores lo animó a apostar por la creatividad como eje motor para reanimar su compañía. El empresario diseñó su filosofía a partir de una máxima: ser auténtico, no original; “si usaría la etiqueta de ‘moda’, tenía que hacerlo con profesionalismo”. Es decir, aprender a tenerle respeto al producto dejando de copiar tendencias, y al consumidor escuchando lo que realmente quería.

Los ciclos productivos de la veloz industria de la moda son breves y severos. Dinero, infraestructura y una buena idea no bastaban. Se requería precisión comercial. Por eso, lo primero fue invertir en herramientas y recursos humanos capacitados para analizar al consumidor desde una visión ajena al gusto personal.

No todo es estilo

A pesar de que su carrera es relativamente breve en el ámbito del diseño –basado en pronto moda (renovación bimestral de catálogo en indumentaria y accesorios)–, Jaime hoy es considerado uno de los diseñadores de bolsos de mano más reconocidos en México. Aunque no fue sino hasta 2009 que se percató de que la intuición no le fallaba cuando apostó por el diseño. Mas la ejecución hasta entonces resultó ineficiente en la construcción de marca. “Un día descubrimos que prácticamente no existíamos”, recuerda.

Al germen de la creatividad le faltaba madurar su relación con el departamento comercial y de mercadotecnia para conquistar a los clientes y generar valor de marca. Tuvo que plantearse de nuevo la ruta crítica de su firma. Actualmente tiene la siguiente estructura:

Estudio de tendencias. Se analiza lo que está vigente en el mercado, lo que funciona y lo que sólo genera prestigio, no ventas. Aquí Jaime, su equipo de diseño y algunos de sus especialistas en marketing se encargan de investigar qué sucede entre competidores, medios especializados, anaqueles y aparadores. Se toman muestras, fotos, imágenes y todo aquello que sirva para comprender el momentum.

Estudio de mercado. Esta parte es puramente estadística y de investigación etnográfica y netnográfica (etnografía ejecutada por medio de canales de Internet). Se verifican datos de ventas previas según color, precio, forma, tamaño, acabados, nivel de producción, puntos de venta y feedback de retailers y distribuidores.

Cotización de insumos más estructura de costos y gastos. Se estima según los precios actualizados de los proveedores y cálculos financieros de expectativas de venta y volumen de producción. Sirven para distinguir cuánto puede invertirse en cada pieza para no sobrepasar el precio arrojado por el estudio de mercado.

Diseño. He aquí el corazón de la firma. Todo lo anterior funciona como materia prima para este equipo, al cual lidera Jaime. Las tendencias dan parámetros: con qué compiten en calidad y estética; la estadística: comportamiento del cliente. Una vez definidas las ideas que cuadran con ambos aspectos, se comienza a bosquejar conforme a las ideas de texturas, tipo de piel, tratamientos de la piel, tiempos de producción, materiales y ajustándose a los costos y gastos, así como a los precios previamente establecidos. Concluida esta parte, se procede a confeccionar el prototipo. Dado que aquí se define la esencia de una colección, el diseñador gráfico y la gente de mercadotecnia forman parte del proceso.

Testing. La prueba de fuego: presentar las propuestas a un grupo de asesores, personal de otras áreas (fábrica, almacén, marketing), distribuidores, consultores y clientes potenciales para saber qué opinan de la colección. Esto sirve para que los invitados, que pertenecen a distintos tipos de clientes o agentes activos de la comercialización, den su punto de vista y se definan cambios o ajustes en la colección.

Producción y mercadotecnia. Aprobada la colección, se procede a fabricarla. Jaime está involucrado en cada momento para verificar que las cosas salgan según lo planeado. Al unísono, el departamento de mercadotecnia se da a la tarea de diseñar la comunicación en tres líneas: a) distribuidores, b) puntos de venta y c) clientes. De este modo, comienzan a levantar pedidos con anticipación y a generar curiosidad.

Su mayor reto desde que tomó la dirección de la empresa ha sido atemperar los vuelos de su equipo creativo (que él guía personalmente) por medio de un sistema probado de operaciones, fundamentado en la salud financiera del negocio.

Pero el diseñador sabe que esto es normal. Gracias a la reestructuración, que le ha permitido tener los mayores crecimientos en términos porcentuales de su compañía, ha presentado sus creaciones en países como Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Colombia, Venezuela y Argentina. 

“Lo que le estoy heredando a mi hija –dice Jaime–, quien ya trabaja conmigo en el departamento de diseño, es que la vida de un negocio está en la perseverancia de sus ideas. De otra manera, el producto pierde su posibilidad de cautivar los sentidos y el corazón del cliente”, concluye. 

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Jon Horowitz is dedicated to helping brands with grow their social footprint by aligning with influencers and creating innovative content.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur