Ventas

12 tips "desesperados" para vender

¿Tu prospecto no está contestando tus correos? Gene Marks ofrece tácticas para actuar en situaciones desesperadas.
12 tips "desesperados" para vender
Crédito: Depositphotos.com

Estás tratando de contactar a tu prospecto de cliente, pero no te está respondiendo las llamadas o los correos electrónicos. Tal vez estás persiguiendo un caso perdido, pero como no te contesta, no sabes cómo actuar. ¿Está interesado o no en comprar tu oferta? ¿Debes tacharlo de tu lista de posibles clientes para no perder más el tiempo (el suyo y tu tuyo)? Si no está interesado, está bien. Lo único que quieres es la cortesía de una respuesta, pero no logras contactar a la persona y ya lo has intentado todo. 

El especialista en ventas, autor y conferencista Gene Marks ofrece algunas tácticas “desvergonzadas” para obtener esa respuesta que tanto te urge. Desde su experiencia de 20 años en ventas, éstas no son prácticas que debas aplicar de manera habitual, solo en circunstancias desesperadas cuando te urge una respuesta y el prospecto no se deje contactar. 

No siempre funcionan, pero la mayoría de las veces te ayudarán a conseguir la tan ansiada respuesta que buscas. 

Esto es lo que recomienda Marks: 

1. Para empezar, ignora el teléfono de la oficina y busca a tu cliente en su celular

Si tu prospecto incluye su número móvil en su firma de correo, entonces no es información exactamente privada. Cuando te conteste dile algo como “Perdón, creí que esta era tu línea de oficina y quería dejarte un mensaje…”. 

2. Háblale por su nombre 

Cuando llames a su oficina, pregunta por tu cliente por su nombre. “Hola, estoy buscando a David. ¿Me podrías comunicar con él?”. Muchas veces, los recepcionistas simplemente pasarán tu llamada sin cuestionar tu familiaridad con su jefe. 

 

3. Di que le estás “devolviendo la llamada”

OK, esto es molesto, pero puede ser la mejor manera de hacer el contacto. Dile que estás devolviendo la llamada que te hizo. Si el prospecto te confronta (lo cual es poco probable porque no recordó que te debía llamar), dile algo como “Perdón, alguien en la oficina me informó que me habías contactado” y luego sigue diciéndole que de cualquier forma querías ponerte a sus órdenes. 

3. Di que le estás “devolviendo la llamada”

OK, esto es molesto, pero puede ser la mejor manera de hacer el contacto. Dile que estás devolviendo la llamada que te hizo. Si el prospecto te confronta (lo cual es poco probable porque no recordó que te debía llamar), dile algo como “Perdón, alguien en la oficina me informó que me habías contactado” y luego sigue diciéndole que de cualquier forma querías ponerte a sus órdenes. 

4. Mándale el mismo correo electrónico dos veces con 5 minutos de diferencia

Discúlpate en el segundo email diciendo que el primero rebotó porque estás teniendo problemas con tu cuenta y que querías confirmar que hubiera recibido el mensaje. 

5. Mándale 6 correos duplicados al mismo tiempo

Después espera dos minutos y envíale un séptimo correo donde te disculpes profusamente por los otros 6. Explica que has tenido problemas con tu plataforma de correo y, aprovechando, querías platicar con él sobre el “tema que tenían pendiente”. 

6. Mándale un correo con el subject “¿Está todo en orden???” (Sí, con todo y signos de interrogación extra

Pregúntale si ha estado enfermo o si ha tenido problemas porque no has sabido de él.  De esta manera, demuestras simpatía, empatía y preocupación, algo que aumenta la posibilidad de que el prospecto te conteste. Después, tú regrésale el correo diciendo que te da gusto saber que está bien y aprovechas para preguntarle sobre el negocio que estaban trabajando. 

7. Encuentra a su jefe

Esta es una variación de la táctica anterior. Investiga quién es el jefe de quien esté manejando tu negociación y mándale un correo preguntando por el bienestar de tu prospecto. Escribe algo como “Solo quiero saber si David está bien. Estuvimos platicando sobre un posible negocio, pero ya no he sabido de él”. Lo más probable es que el jefe reenvié este correo a David. Lo importante es aparecer preocupado.  

8. Cambia tu cuenta de correos

Abre cuentas en servicios de Google, Hotmail, Yahoo, etcétera. Luego manda un email desde esos dominios. Es posible que el filtro de correo basura esté bloqueando tus mensajes. 

9.  “Spaméalo”

Sí, usa el correo basura ligero a tu favor. Crea una lista de personas a las que les enviarás un correo plantilla unas tres o cuatro veces al año. No se trata de un boletín o un paquete informativo de mercadotecnia que usarías de manera habitual. Es un email para reconectar con estos prospectos. Es posible que alguno te pida que lo elimines de la lista de envío, pero al menos ya tendrás tu respuesta. Sin embargo, es más probable que la persona reaccione con gusto por saber de ti y tu propuesta de negocio. 

10. Mándale un mensaje de texto

Sí, envía un SMS con un texto rápido que diga algo como “Hola David, perdón por contactarte así, pero creo que mis correos no te están llegando. ¿Está todo bien?”. 

11. Envíale un mensaje por LinkedIn o Facebook 

Por alguna razón las personas responden más por estos medios que por el correo electrónico. Además, es menos frecuente que los mensajes se atoren en filtros de spam. Recuerda disculparte por contactarlos por estas vías, “pero al parecer tus correos no le están llegando…”.

12. Tuitéale 

Si tu prospecto usa Twitter, aprovecha la plataforma. Hazlo de manera informal, con un tuit que diga algo como “Oye David, encontré este artículo que podría gustarte. Sigue su cuenta y si te sigue de regreso, ¡lotería! Mándale un mensaje directo. Muchas veces las personas ponen más atención a sus redes sociales que a sus correos. 

¿Estás de acuerdo con estas tácticas para obtener respuestas en casos desesperados? ¡Coméntalo abajo!