Emprender

Cómo emprender a partir de una idea innovadora

Iniciar un negocio es sinónimo de emoción e ilusión, pero también de esfuerzo y sacrificio. Aquí unos tips para facilitarte la vida.
Cómo emprender a partir de una idea innovadora
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Emprender un negocio es sinónimo de emoción e ilusión pero, de igual forma, de trabajo, esfuerzo y sacrificio. Por ello es de vital importancia tener claros algunos aspectos fundamentales que ayuden a que una simple idea se convierta en una empresa. ¡Tranquilo! Sigue estas pautas y todo resultará mucho más sencillo.

Sobre tu plan de negocio y estudio de mercado

Perfecciona la idea. Puede que tengas la mejor idea del mundo, pero siempre es conveniente darle una vuelta más. Para ello, pide consejo a profesionales contrastados en tu sector y apuntálala con aquello que te dicen.

Realiza un buen plan de negocio. Sin duda, un pilar fundamental que asentará las bases sobre las que vas a construir tu empresa. Además, se convertirá en la herramienta que necesitas en tu búsqueda de financiación.

Lleva a cabo un estudio de mercado. La única forma de orientar correctamente tu negocio hacia el público adecuado es a través de un estudio de mercado. Y es que, gracias a él, sabrás a qué competencia tienes que enfrentarte, cuál es el nivel de satisfacción de los clientes con respecto a ellas y cuáles son las demandas que aún no han sido satisfechas, por ejemplo.

Aprende de la competencia. Seguro que tu competencia hace cosas mal que puedes aprovechar pero, de igual modo, también habrá otras que hace bien. Preocúpate en no caer en sus mismos errores e inspírate en sus puntos fuertes.

Ofrece valor añadido. La mayor parte del mercado está masificado y es ultra competitivo. Por ello, aportar algo que te diferencie de los demás es fundamental. Una vez des con la tecla, tendrás a tu alcance la posibilidad de seducir y fidelizar a tu público objetivo.

Sobre el control de tus finanzas 

La importancia de las finanzas. Lleva la contabilidad al día para conocer el estado económico de tu empresa en todo momento. Procura ser extremadamente realista respecto a tus posibilidades en cada momento. Es mejor crecer poco a poco que intentar abarcar más de lo que te puedes permitir.

Financia la empresa a través de microcréditos. Compañías como credilike.me y muchas otras se dedican a la concesión de microcréditos para empresas, los cuales suponen pequeñas inyecciones de capital perfectos para hacer frente a gastos inesperados y urgentes.

Elabora un plan B. No lo apuestes todo económicamente hablando. Lo ideal es que tengas una alternativa que pueda darte un respiro y que te permita reciclarte hacia otros mercados.

Sobre las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías como principal medio de difusión. El marketing digital te permitirá llegar a un público más amplio sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero en publicidad.

Además, te admitirá mantener un trato más cercano que redundará en un más fácil proceso de conversión y fidelización.

Focaliza tus objetivos en Internet. La red es un universo prácticamente infinito y, por ello, has de saber enfocar tu actividad a un determinado público para no desaprovechar recursos.