Microgestión

El lado oscuro de la microgestión

En su peor faceta, ésta puede orillar a que una empresa se deteriore progresivamente desde adentro hacia afuera.
El lado oscuro de la microgestión
Crédito: Depositphotos.com
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hace un par de años tuve la gran suerte de observar desde adentro cómo el dueño de una empresa con reconocimiento nacional e internacional llevó tanto a su equipo, como a su propio negocio, a la deriva por creer que la microgestión era la única forma correcta de trabajar.

Afortunadamente hoy día puedo compartir la caída de esta empresa como una experiencia que puede desembocar en algo fructífero para todo aquel que esté emprendiendo y pueda caer en el lado oscuro de la microgestión.

Conozcamos a continuación cómo es que centrar tu energía en examinar todo de forma exhaustiva y obsesiva, en lugar de concentrar tu atención en la calidad del resultado final, afecta paulatinamente el desempeño de tu equipo hasta menguar la energía vital de tu empresa.

1. Inseguridad y desconfianza

En la microgestión es común que el líder de la empresa no confíe en su equipo de trabajo aún sabiendo que las habilidades de todos sus miembros demuestran lo contrario.

Ejemplo: Incapacidad de permitir que los miembros del equipo presenten una propuesta a un cliente sin antes él realizar ajustes que no eran necesarios.

¿Qué hacer?

En tu rol como jefe también está la tarea de enfocarte en crear seguridad y confianza entre los colaboradores. Ten siempre en mente que ellos también son parte de la fórmula para alcanzar los buenos resultados que acompañan a tu empresa. Motiva, escucha, muestra interés y también, por qué no, celebra sus aciertos.

2. Control incontrolado

Aún existen dueños que creen que para ejercer su rol en la empresa necesitan monitorear constantemente qué hace su equipo y, peor aún, cómo es que lo hacen.

Ejemplo: Un colaborador es incapaz de relajarse porque sabe que su jefe puede llegar en cualquier momento a pararse al lado de él con la única finalidad de observar aquello que está haciendo en su computadora. Si éste se encontrara en un momento de distracción, el jefe en cuestión lo regañaría advirtiéndole que a la oficina se va únicamente a trabajar. Pero, si “por error” estuviera realizando su trabajo de una manera distinta a él, también saldría regañado, con la creatividad coartada y sin la libertad de llegar a un, aunque distinto, gran resultado final.

¿Qué hacer?

Dale la oportunidad a tu equipo de proponer, hacer e incluso equivocarse. Si tú como dueño no puedes dejar de pensar en lo que están haciendo los demás, necesitas comenzar a definir detenidamente tu rol y, por el bien de tu futuro, aclarar las prioridades de tu negocio.

3. Incapacidad para delegar

Un jefe con el síndrome de la microgestión es incapaz de delegar tareas porque, nuevamente, cree que nadie hará un mejor papel que él.

Ejemplo: Si siente un impulso incontrolable de participar en todas las llamadas que involucran a los clientes, de leer todos los correos que envían tus colaboradores o de atender personalmente todas tus cuentas, no solo te estarás convirtiendo en pulpo, sino que lograrás que tu empresa poco a poco se vuelva ineficiente. 

¿Qué hacer?

Aprende a delegar y confiar en que tu elección de colaboradores es la correcta para cada actividad. Otórgale a tu equipo la autoridad y autonomía de tomar decisiones y resolver cualquier tipo de eventualidad. Con esto, reforzarás su confianza en ti y en sus propias capacidades. Recuerda que, delegar el control no significa perderlo.

4. Más obstinado imposible

En el mundo real, querer que todos a nuestro alrededor nos den la razón es algo, además de absurdo, imposible. Pero, en el mundo de la microgestión, sucede todo lo contrario. Aquí, el jefe no tolera que su equipo opine, justifique, defienda, demuestre que existen otros caminos o le lleven la contra. Al final, él siempre luchará por tener la última palabra y, por supuesto, “la razón”.

Ejemplo: Un miembro del equipo le muestra a su jefe la presentación final que le estará presentando a un cliente hoy por la tarde. El jefe afirma que una de las secciones no debe incluirse argumentando que no es necesario.

Su colaborador le comunica que el cliente ha mencionado en varias ocasiones que esa información es vital, pero ya no hay poder humano para convencerlo de lo contrario. Durante la presentación, el cliente se molesta argumentando que su solicitud, nuevamente, no fue tomada en cuenta.

¿Qué hacer?

Fíate de que cada miembro de tu equipo está al tanto de las necesidades de tus clientes y sus proyectos. Ellos son quienes deben conocer a detalle los requerimientos de los mismos.

Ahora bien, deliberemos qué tanto vale la pena invertir tu tiempo bajo el esquema de la microgestión. ¿Realmente te gustaría ser el jefe que siempre tiene un “pero” en la boca? ¿Deseas que tus colaboradores pierdan su motivación y su confianza paulatinamente? ¿O que tus clientes dejen de confiar en la formalidad de tu negocio? Por supuesto que no.

Prevén que este estilo de dirección emerja en tu empresa y origine consecuencias graves que difícilmente dejaran que tu negocio vuelva a ver la luz del sol. 

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La Fed atrapada por halcones, palomas y… Donald Trump

FED

Quizás Jerome Powell será recordado como el presidente del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) que más padeció las presiones ajenas para tomar decisiones, o bien para marcar directrices nítidas durante su gestión.

Conforme pasan los meses y cada que se acerca una reunión de política monetaria del poderoso banco central de Estados Unidos, es más evidente que Powell está atrapado muchas veces entre halcones, palomas y también, por si fuera poco, entre los caprichos o decisiones que quiera imponer quien lo colocó al frente de la Fed, nada más ni nada menos que el presidente de su país, Donald Trump.

El asunto es delicado, como todo lo que tenga que ver con la economía y las finanzas de la nación más poderosa del planeta; Jerome Powell ha logrado sortear hasta ahora las presiones, recientemente en la cumbre de Jackson Hole dijo que haría todo lo posible por evitar la desaceleración económica de su país, en línea con lo que exigía Trump, pero sin referirse a un monto ni fechas concretas en las que podría decidir el organismo a su cargo bajar la tasa de interés, tal como lo exige el inquilino de la Casa Blanca.

Este miércoles, al finalizar la reunión de política monetaria de dos días, los mercados están completamente divididos, y no es casualidad, están así porque hasta ahora las presiones sobre la Fed no dañaban tanto su margen de maniobra, pero ahora cada decisión que tome estará sujeta al escrutinio sobre las razones que pudo tener Powell, sobre todo, en esta reunión en la que no habrá conferencia de prensa posterior al anuncio.

Lee: La Fed se encuentra preocupada por una desaceleración económica

Fed
La Fed está inmersa en un ciclo de alzas trimestrales y volvería a subir el costo del crédito el próximo mes, en el que sería el cuarto incremento de 2018.

Halcones y Palomas presionan

Como sucede en casi todos los bancos centrales del mundo, los halcones y palomas están volcados en defender cada uno sus posturas y con ello presionar al máximo encargado del manejo de la política monetaria, en el caso de la Fed es Jerome Powell. 

También como sabemos, los halcones buscan a toda costa que si bien no se incrementen las tasas de interés, ya que en un escenario como el actual sería absurdo pretender algo así, cuando menos no bajen o no bajen con demasiada velocidad; es sabido que las tasas altas son para los halcones la herramienta ideal para mantener a raya el gasto público y el endeudamiento; las presiones sobre Powell deben ser intensas con el argumento de que Estados Unidos debe acercarse cada vez más a una política económica de equilibrio, eliminando riesgos potenciales, no les falta razón desde un punto de vista ortodoxo económico.

Por su parte, las palomas hacen su labor; como sabemos, su preferencia por una política monetaria expansiva genera presiones para que la Fed baje las tasas, aunque dentro de ellos existen visiones diferentes en cuanto a la velocidad con la que deben bajar los tipos de interés. En los meses recientes ha perdurado la idea de que los recortes deben ser moderados y si es necesario puede hacerse una pausa, para evitar gastar sin estrategia los más de 200 puntos base que tiene la Fed antes de llegar al cero absoluto, el 0%.

Este debate entre halcones y palomas no es algo nuevo, siempre ha existido y existirá, pero hoy es más claro todavía por las condiciones en las que se encuentra la economía global. Si bien Estados Unidos no ha mostrado hasta ahora signos de desaceleración profunda, sí es evidente que la fuerza de crecimiento se ha moderado bastante en los dos años recientes, lo que para algunos es prueba de que se requieren otro tipo de acciones más determinantes por parte de la Fed para darle el impulso necesario al crecimiento. Entre ellos, los que piden hacer algo más, destaca un hombre muy poderoso, quizás el más poderoso de la tierra en estos momentos.

Lee: La Fed recorta sus tasas de interés por primera vez desde 2008

Dólar y tasas de interés


Trump, tras la cabeza de Powell

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no le ha pedido, le ha exigido al titular de la Fed que baje de una vez las tasas de interés en un punto porcentual, es decir 100 puntos base, lo que sería un recorte brutal, para llamarlo de alguna manera. Hasta ahora, Powell ha soportado no solo la exigencia de Trump, sino sus agresiones ya que al no hacerlo ha sido objeto de descalificaciones a su labor, algo que pocas veces había sucedido con un presidente de la Fed.

El temor de algunos es que Powell tenga que ceder a las inmensas presiones provenientes de la Casa Blanca, no es común que suceda; de hecho, hasta ahora no hay evidencias contundentes de algo así. Luego entonces el camino sería su salida prematura, algo que igualmente dañaría a la Fed e inyectaría de incertidumbre a los mercados.

No está claro qué sucederá este miércoles con las tasas de interés en Estados Unidos, lo que sí es un hecho es que Powell ocupa un sitio que pocos envidian no solamente por la dificultad y circunstancias que enfrenta la economía global, sino porque parece dormir con el enemigo.

Lee: Trump quiere estimular la economía de EU y así afectaría a México

More from Entrepreneur

Terry's digital marketing expertise can help you with campaign planning, execution and optimization and best practices for content marketing.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur