Consultoría

Los 7 hábitos de los empresarios del millón

Los 7 hábitos de los empresarios del millón
Crédito: Depositphotos.com

Dueño de negocio, llegó el momento de recobrar tu potencial para construir riqueza, ¡es ahora o nunca! No puedes seguir viviendo anclado a las presiones operativas sintiendo que no avanzas, generando apenas ventas justas para mantenerte en el mercado y con una carga creciente de asuntos por atender. Y lo peor… mientras pierdes el tiempo buscando nuevas formas de lograr resultados y gastando más dinero, tu competencia sigue en una carrera de crecimiento a paso acelerado.

¡Basta ya de vivir en este estado incómodo de negocio! Las cosas tienen que cambiar y deben hacerlo ahora. No se trata de tener una empresa del millón en la cabeza, sino de tener ese dinero en el bolsillo. Por eso, hoy voy a compartirte los siete hábitos de los empresarios capaces de tener un crecimiento sostenido y de construir empresas millonarias.

1. Humildad. Dicen que es de sabios reconocer tus errores. Miles de dueños de negocios cometen la equivocación de confundirse cuando las cosas van aparentemente bien en la empresa o cuando las cosas van terriblemente mal.

Los negocios gozan de la cualidad de alertar al dueño sobre las crisis previsibles y de las oportunidades existentes. Esta cualidad la requiere gozar el dueño e implica apertura para aprender y entender lo que sucede o pasará, aun cuando no me guste o sea favorable lo que puede suceder.

Los grandes empresarios reciben feedback de los expertos y se dejan guiar aprendiendo a aprovechar las oportunidades de crecimiento para  generar riqueza en un plazo más acelerado.

2. Disciplina. Los empresarios del millón ejecutan prácticas empresariales enfocadas en tres motores principales: frecuencia, secuencia y consistencia. El éxito del crecimiento empresarial depende un 80% de la disciplina necesaria en las actividades clave del negocio: marketing, ventas, servicio al cliente, control de operaciones, estrategia de crecimiento y finanzas.

3. Enfoque. Sólo una cosa tienen en mente: CRECER. Por eso, los empresarios millonarios conocen sus prioridades y dónde incidir para multiplicar resultados, saben cuáles son los números de su negocio y aprenden a tomar decisiones a partir de su análisis. Mantienen su perspectiva en crecer consistentemente sus utilidades y flujo de efectivo.

4. Visión. Para alcanzar una meta, primero hay que definirla. La visión es la impulsora del crecimiento empresarial, genera y aprovecha la energía del dueño de negocio. Le permite tomar riesgos controlados, impulsa el establecimiento de propósitos claros y metas a corto, mediano y largo plazo. Los empresarios del millón saben hacia dónde van y conjugan su pasión, esfuerzo físico y mental al logro de sus sueños.

5. Equipo. Los grandes empresarios construyen talento. Contratar al personal ideal representa el 60% del éxito de las operaciones del negocio, el otro 40% se encuentra en la inducción, capacitación y desarrollo que brindan los empresarios a su equipo. Procuran ante todo transmitir compromiso por crecer.

6. Estrategia. Los empresarios exitosos tienen una fórmula para crecer y estrategias para lograr resultados predecibles que les brinda certidumbre en el desarrollo de su negocio y felicidad en el cumplimiento de metas.

7. Decisiones. Se entrenan para tomar decisiones. No son empíricos ni emocionales. Saben que si desean tener más resultados, deberán experimentar cambios internos en su forma de pensar y su forma de crecer una empresa. Entienden perfecto que dichos cambios no pueden ser reversibles y deciden tomar riesgos todos los días. Porque saben que este es el juego de los negocios rentables, para lo cual se preparan y aprenden.

Y tú, ¿quieres pertenecer a los empresarios del millón? No se trata sólo de sobrevivir, para crecer hay que tomar acciones a un ritmo acelerado y la única forma de alcanzar la verdadera libertad financiera es implementando las mejores prácticas empresariales del millón. ¡Hazlo ya!

Encuentra el entrenamiento que necesitas para detonar el crecimiento de tu empresa, ahora mismo aquí.