Confianza

El mito de la confianza

Y tú, ¿realmente sabes lo que esta palabra significa?
El mito de la confianza
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En muchos artículos sobre liderazgo he visto la palabra “confianza”, pero nunca he encontrado la definición de lo que significa para los autores.

¿Tú sabes qué significa? Cuando hice esta pregunta a los participantes de un curso obtuve como respuesta un montón de miradas confundidas. En cambio cuando propuse “Por favor, define qué es “confianza”, fue bastante común que mencionaran cosas como: “un buen sentimiento”, pero esto es una confusión y mostraré más adelante el porqué.

Entonces, ¿qué es la confianza?

Desde mi punto de vista, confianza es la creencia de que mis expectativas se volverán realidad.

Podemos confiar en el ambiente que nos rodea. Confiamos en que el piso o las escaleras sostendrán nuestro peso, en que nuestro auto podrá frenar lo suficientemente rápido, que el avión llegará a su destino y así interminablemente.

Pero la confianza también es un fenómeno social, es una co-creación entre dos personas y empieza con uno "entregándose" y con el otro cumpliendo expectativas.

Estas expectativas son una calle de dos vías. Regularmente esperamos que el otro nos acepte y no nos devalúe, hagamos lo que hagamos. 

En la relación entre los miembros de un equipo y su líder encontrarán estas dos direcciones.

Para los miembros de esos sistemas, como un equipo, la confianza reduce la complejidad de sus relaciones de manera que, contando con ésta, es más sencillo decidir cómo comportarse dentro y fuera del sistema social.

El reto de la confianza es que el otro sepa lo que espero. Es una buena idea hablar de nuestras expectativas para prevenir la decepción.

Leo muy comúnmente en artículos sobre un buen liderazgo que los líderes deben confiar y sé que muchos de ellos no saben cómo lograrlo. 

Al final de cuentas, el liderazgo que tiene expectativas secretas apuesta en una gran posibilidad de decepción por ambos lados, por lo que los líderes prefieren controlar a los miembros de sus equipos, bien dice el dicho alemán:

“La confianza es buena, el control es mejor”.

Mi recomendación es empezar a hablar de las expectativas mutuas en el equipo antes de empezar a confiar. Estoy seguro de que un ambiente cálido nacerá y crecerá dentro del equipo ya que los miembros  se sentirán seguros y podrán empezar a confiar unos en otros.

“Un equipo no es un grupo de personas que trabajan juntas, sino un conjunto de gente que confía entre sí.”

Hagamos un pequeño experimento y tratemos de resolver los siguientes planteamientos: ¿en quién confías más?, ¿Qué esperas de esa persona?, ¿Sabe cuáles son tus expectativas?, ¿Qué pasaría cuando las conozca?

Para más información visita www.visi.coach