Financiamiento

5 claves que te harán hábil para conseguir dinero

¿Endeudarse o buscar inversionistas? En ambos casos hay que echar fuera el miedo y adquirir conocimiento para hacer las negociaciones correctas
5 claves que te harán hábil para conseguir dinero
Crédito: Depositphotos.com

Tú como dueño de una empresa te vas mañana a Hawaii y todo sigue funcionando sin tu presencia. Eso es señal de que tienes la capacidad de delegar y no eres el típico todólogo. También te caracterizas por ser un buen vendedor, ideólogo y visionario.

En esto se fijan las instituciones crediticias en un emprendedor. Así lo señala Daniela Barroso, directora de Banca Patrimonial de Finmex. 

¿Endeudarse o buscar inversionistas? “No es mejor el crédito ni el capital, todo depende de la situación y el momento que atraviese el emprendedor y la empresa”, asegura la especialista.

Al final de cuentas, el emprendedor debe perder el miedo al crédito, buscar una deuda buena, adquirir conocimiento y tener una estructura sólida. E igualmente hay que echar fuera el temor de ceder parte de tus acciones (en el caso de un fondo) para recibir capital.

En el caso del crédito, la principal ventaja es que una vez liquidado serás propietario de los activos y el flujo de efectivo aumenta. En tanto que en capital, los inversionistas harán todo lo posible (con su dinero y experiencia) para que valga mucho más tu compañía en el tiempo acordado. 

¿Quién puede darte un crédito? Sofomes, Sofipos, banca comercial, banca patrimonial, banca privada y banca de gobierno. Y, ¿quién otorga capital? Fondos de gobierno, fondo perdido (subsidios), fondo de garantía (crédito tasa blanda), amigos y familiares (también conocidos como Friends, Fools & Family), fondos de Capital Semilla, inversionistas Ángeles, de Riesgo, Institucionales, etc.; fondos de Capital Emprendedor (Venture Capital) y fondos de Capital Privado (Private Equity). 

A continuación, Daniela Barroso, directora de Banca Patrimonial de Finmex presenta cinco claves para hacer negociaciones correctas al momento de buscar deuda o capital:

1. Sé un profesional en la obtención de fondos

Estás en la fase de concepto y desarrollo de prototipo. Todavía no vendes. Por lo que, recurres a los Friends, Fools & Family o a los fondos de Capital Semilla. En un siguiente nivel ya tienes que conseguir recursos de manera más institucional. Y si estás en una etapa temprana donde creces y generas utilidades, la alternativa es Capital Emprendedor. Si continúas bien y en firme consolidación la opción es Capital Privado; lo que te llevará a las grandes ligas: tu empresa en la Bolsa Mexicana de Valores.

2. Conoce cuánto vale hoy tu empresa y en el futuro 

Los fondos de inversión querrán negociar contigo y pagar un precio por tu empresa. No deben darte lo que vale tu proyecto hoy sino lo que costará en el futuro. ¿La razón? Tú estás trabajando para que tu compañía sea 15 o 100 veces más poderosa en los próximos tres años. No cedas acciones porque tienes mucha necesidad, "¡es que un fondo me va a dar 20 millones de pesos!". Sí, pero si hubieras hecho una buena evaluación sabrías que tenían que haberte ofrecido 200 millones de pesos. Acércate a expertos financieros.

3. No compartas tu pastel si estás en crecimiento

Habrá quien tiene muy claro hacia dónde va el negocio; cuenta con una estructura eficiente y está muy bien asesorado. Por lo que, su empresa avanza y no necesita diluirla al traspasar acciones. Por el contrario, quien está en el arranque; le falta mucha organización y carece de una red de apoyo como asesores e incubadoras; lo que más le conviene es ver la forma más inteligente de conseguir dinero. Pero no sólo quien inyecte capital sino poder recibir la asesoría de cómo invertir.

4. Si te casas con un fondo, ten claras todas las cláusulas

Hay un riesgo muy grande cuando sumas un socio nuevo a tu negocio y no tienes cuidado en todas las cláusulas del contrato. Por no hacerlo, puedes llegar a perder el control total de la compañía. Se han dado casos donde el emprendedor y el inversionista no tienen la misma visión para liderar el proyecto y la relación termina mal por el choque de ideas. Hasta te pueden destituir como director general o despedirte de tu propia empresa. Por eso, es muy importante tratar las cosas sabiamente.

5. Haz tu plan de crecimiento

A diferencia de los bancos, hay entidades financieras como Finmex que apoyan a empresas desde cero (en el caso de las franquicias) o a los seis meses de comprobar ventas. Lo indispensable es el plan de crecimiento que incluye resultados, empleos, valores agregados, etapa específica en la que se encuentra tu proyecto y si soluciona una necesidad o problemática. Tus asesores financieros tienen la misión de entender perfectamente tus números para decirte cuál es la mejor forma de invertir.