Pitch

Cómo arruinar un pitch

Ya sea frente a inversionistas o participando en un concurso, el pitch puede ser el momento decisivo para que seguir adelante.
  • ---Shares

Como emprendedores tenemos que pararnos y presentar nuestro proyecto. Ya sea frente a inversionistas, participando en un concurso o subiéndonos al escenario en una conferencia, en ocasiones el pitch es el momento decisivo para que sigamos adelante.

Sin embargo, si bien es tan importante poder dar un buen pitch, muchos de nosotros cometemos muchos errores básicos que nos hacen arruinarlo.

En los tres años que he estado en el ecosistema emprendedor, he tenido la oportunidad de participar en un enorme número de presentaciones de pitch, tanto como emprendedor presentando mi proyecto, como jurado evaluando a otros emprendedores, o incluso simplemente de espectador.

En todas estas ocasiones, me he dado cuenta que muchísimos emprendedores fallan en lo mismo, cosas básicas que los lleva a arruinar sus presentaciones.

Cuando hablo de estos errores, no me refiero a cuestiones de contenido, o el fondo de tu pitch, para esto hay muchos talleres, mentores y cursos online, si no más bien a errores comunes en la forma que creo todos podemos (y deberíamos) no volver nunca a cometer, sólo tenemos que prepararnos un poco más.

En este nuevo episodio de mi videoblog les cuento de los principales errores que he visto en muchos pitches, los cuales puedes perfectamente evitar si te preparas bien.

1. No tener la presentación preparada

Seguro te ha pasado que hiciste una gran presentación, le dedicaste horas, diseño y mucho corazón, pero a la hora que abres la computadora te das cuenta que todo cambió. Así es, la tipografía es otra, los colores se desajustaron y todo se vuelve un caos.

Esto pasa comúnmente debido a los cambios de formato de una computadora a otra, sin embargo es fácil de resolver, ya sea que uses Power Point, Keynote o lo que sea, guarda las diapositivas como imagen, y haz una nueva presentación donde cada slide sea una imagen y así los elementos no se puedan modificar.

¡Voilá! Te acabas de asegurar que tu presentación se vea siempre igual como tú la diseñaste.

2. Ponerte nervioso 

Ok, este error no lo podemos corregir en Power Point, y es que hay muchas personas que creen que no tienen la habilidad de hablar en público y se ponen tensos, pero ¡tranquilo! El pitch no debe de ser perfecto, no tiene que ser un guión que te sepas de memoria. 

Funciona mucho mejor si lo dices de manera natural, además nadie conoce tu proyecto mejor que tú, así que los que están escuchando o evaluando no les va a importar si te equivocas en algo, lo que les interesa es conocer tu idea, así que relájate, no pasa nada.

3. Que se te olvide algo

Este es un error que está dentro de nuestra mente, en realidad, es imposible que un pitch incluya toda la información que tienes sobre tu proyecto. Al final, siempre va haber algo que falte, el problema es que cuando estamos a la mitad de una presentación y nos damos cuenta que se nos olvidó algo, nos ponemos nerviosos por lo que tratamos de incluirlo y enrollamos todo.

Si se te pasa algo, déjalo ir, tu audiencia no sabe que hizo falta un detalle a menos de que tú se los digas, y si de plano es algo crucial en tu presentación, seguro podrás comentarlo en las preguntas y respuestas.

Muchas veces por querer arreglar un pitch a la mitad, acabamos por estropearlo más.

4. Que se te acabe el tiempo

Yo creo que a 80% de los emprendedores se les termina el tiempo antes de terminar su presentación. Esto es un error gravísimo, ya que muestra falta de preparación y poca disciplina, y la verdad, desde el punto de vista del que está escuchando o evaluando, es muy molesto.

Normalmente, esto pasa ya que los emprendedores gastan muchísimo tiempo hablando del problema, el contexto o la historia que les llevó a crear esta propuesta o proyecto, y cuando finalmente terminan, no les da tiempo suficiente para hablar de su proyecto y de su modelo de negocio.

Está bien que quieras contextualizar y explicar el problema, pero no te claves haciéndolo, dedícale un tiempo muy definido y pasa rápido a explicar tu idea y como vas a generar ingresos con ella, eso es lo que es más importante de tu presentación, y muchas veces, lo que acaba faltando si se acaba el tiempo.

La buena noticia, es que si bien existen estas y muchas otras formas de arruinar un pitch, hay una forma de evitarlas: practicando.

Así es, si tienes que dar un pitch para algo importante, dedícale un buen tiempo a practicar tu presentación, hazlo en la regadera, con tu pareja y tus amigos, con el chofer de Uber, en Facebook Live o Periscope, no importa donde, pero practica.

Ahora que tuve mi plática en TEDxPitic, di mi presentación al menos unas 15 veces antes de que tuviera que subirme al escenario, y puedo decirte, que no hay nada más que te ayude a dar un buen pitch.

Ya lo sabes: un pitch no nace, se hace.

Estoy seguro que muchos de ustedes han vivido una o más de estas situaciones, ¿cuál es el error que a ti más te ha sucedido?

Esto es lo que comentó mi comunidad en Twitter:

Ahora si no hay excusa, con estos tips podrás estar mucho mejor preparado, ¡mucho éxito en tu próximo pitch!