Consultoría

Cómo hacer dinero para irte de vacaciones

Te decimos algunas ideas de como hacer dinero y autoemplearte para quienes se rehúsan quedarse en casa este verano.
Cómo hacer dinero para irte de vacaciones
Crédito: Depositphotos.com

Eres estudiante, tienes unos meses libre, sin embargo, aún no tienes toda la disponibilidad para tomar un trabajo de tiempo completo , entonces, ¿cómo hacer dinero para no quedarte en casa y salir aunque sea a “pueblear” en tu país?

1. Trabajos freelance

Busca gente que esté iniciando un propio negocio y que necesite de poca gente para su equipo de trabajo, casi siempre necesitan de cosas provisionales que ayuden a echar a andar el negocio.

Esto se puede dar más fácil para los que están estudiando carreras de diseño, publicidad, escritores o incluso algunos informáticos o desarrolladores web.

2. Saca tus cosas sin usar

Todo aquello que no has usado en más de seis meses, es algo que seguramente es inútil en tu vida. Haz una venta de garaje, un bazar de ropa o venta de libros que ya leíste.

Hoy también es más fácil hacer venta de estos productos en los portales de internet que se dedican a esto como Mercadolibre o Amazon.

3. Cursos a domicilio

Encuentra tu fuerte y trabaja con tu propia paciencia y tolerancia al enseñarle lo que sabes a alguien más, es verano, hay personas que están dispuestas a aprender algo nuevo en su tiempo libre, piensa en qué puedes aportar: idiomas, programas de diseño, un curso de Excel, arte, cocina, entrenador personal, ortografía, en fin…

4. Cuida a los más pequeños

Es cierto que en México no se acostumbra a contratar “niñera”, mejor, innova.

Empieza por tus propios familiares y conocidos, los niños están de vacaciones y seguro encuentras a papás desesperados que no han metido a un curso de verano a su hijo, ¡tú mismo puedes inventar una serie de actividades y pasar un verano divertido con niños!

5. Crea tu propio taxi

Traer chofer, está de moda, busca amigos, conocidos de tus padres, conocidos tuyos, que generalmente sepas que se mueven en transporte público, si no estás usando tu coche, puedes fungir de chofer con coche incluido y sacas un mejor provecho de tu coche estacionado.