Finanzas personales

6 claves para que el regreso a clases no sea una pesadilla

Te damos 6 claves para no gastar de más en este inicio de cursos y que tu hijo inicie un nuevo año lleno de posibilidades de éxito.
6 claves para que el regreso a clases no sea una pesadilla
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El regreso a clases es una de las épocas del año que puede causar mayor desbalance financiero entre los padres de familia. La compra de útiles escolares, uniformes, pago de inscripción y colegiatura –multiplicado por el número de hijos que se tengan- puede provocar un gran desequilibrio económico si no se hace de manera planeada.

Antes de cualquier compra o pago que tengas que hacer en este regreso a clases es recomendable reflexionar sobre las verdaderas necesidades que tu hijo tiene para el nuevo año escolar

No son los mismos gastos los que se tienen para un hijo que entra en primaria a uno de universidad y hay costos primarios y otros que podemos aplazar o no hacer. También recuerda que el tiempo y la planeación de tu presupuesto son elementos claves para elegir correctamente los artículos que es indispensable comprar y los que se pueden reutilizar.

A continuación, Principal Financial Group nos da seis estrategias que te ayudarán a que el regreso a clases no se convierta en una pesadilla: 

1. Arma un presupuesto

Es de suma importancia realizar un presupuesto previo y saber con cuánto dinero contamos para este regreso a clases. Una vez pagadas las reinscripciones y con la lista de útiles en mano, es bueno considerar primero nuestros gastos fijos -renta de la vivienda, pago de servicios, alimentos, etcétera – para después ver con cuánto dinero contamos para las compras de regreso a clases. De acuerdo con la Profeco, un padre de familia gasta, en una canasta básica de útiles escolares de primaria, un aproximado entre $236.59 y $830.17, pesos en esta temporada.

2. Realiza una lista de compras

El éxito de regresar a clases sin quedarte en números rojos dependerá de este paso: haz una lista por cada hijo que tengas, revisa los libros que se pueden heredar de hermano a hermano y los cuadernos que puedes reutilizar del año anterior. Compara las listas de útiles y analiza qué artículos se repiten y cuales puedes re-utilizar; de esta forma no será necesario comprar doble o incluso triple. 

Tener una lista por hijo e ir tachando los artículos que ya tienes (nuevo/usado/a medio usar) es una herramienta simple y práctica para el momento en que vayas a la tienda a surtir la lista de útiles escolares. Y antes de ir a comprar, si vas a algún lugar físico, puedes revisar La Revista del Consumidor en su edición 2016 que te ofrece un comparativo del precio y calidad de productos en tiendas distintas. 

3. Organiza una venta de garaje

Esta temporada puedes aprovecharla para organizar una venta de garaje y sacar un dinero extra que te ayudará a complementar el gasto de regreso a clases. Ya que estarás revisando las cosas que tienes y las que puedes re-utilizar puedes aprovechar para hacer una limpieza y sacar las cosas que definitivamente ya no usarán tus hijos, como ropa y zapatos en buen estado que ya no les queden. Quizá no sea mucho, pero definitivamente será algo extra que te ayudará en esta temporada. 

4. Compra en línea

Hoy en día existe la posibilidad de revisar el catálogo en línea que tienen las tiendas en línea e incluso encontrar mejores ofertas que en el lugar físico también existen aplicaciones para celular que ofrecen algunos productos más baratos como (laptops, tabletas, impresoras etcétera). Toma un día o dos para esta investigación “en línea” y realiza las comparaciones en cuanto a calidad, marca, precio, si está de promoción, si hay descuento por volumen, etc. Además, esto te ahorrará tiempo y dinero por la posibilidad de hacerlo en la comodidad de tu casa.

5. Espera para comprar

Este puede ser el paso más difícil de realizar pero uno de los que puedes sacar más provecho. Usualmente los precios en esta temporada tienden a elevarse por la demanda que existe y la euforia del regreso a clases, pero si eres paciente y esperas un par de semanas después del regreso a clases encontraras los precios de las cosas a un precio mucho más razonable e incluso rebajas muy buenas en los precios de algunos útiles escolares. Solo recuerda elegir cosas que no sean prioritarias para el desempeño de tu hijo al momento de comprar en este momento. 

6. Involucra a tu hijo en el proceso 

Una buena forma para que los hijos valoren el esfuerzo que los padres hacen para brindarles una buena educación es involucrarlos en el proceso del regreso a clases. Los padres deben transmitirles a sus hijos que la escuela no solo es pasar de año, sino que implica gastos y compromisos económicos a largo plazo y dedicación por parte de los hijos para cuidar sus útiles y libros y también para ser buenos estudiantes. 

Hacer partícipes a los hijos en el proceso de regreso a clases sin importar su edad, les enseñará la importancia de una planeación financiera y creará conciencia de que todo lo que él/ella tiene cuesta y de que para pasar de grado, además de los conocimientos adquiridos, es necesario un esfuerzo económico por parte de los padres. La cultura del ahorro se empieza desde casa y lo mejor es cuando se fomenta desde temprana edad.