Imagen

8 pasos para conseguir una primera buena impresión

Aunque no lo creas, solo tienes 10 segundos para hacer que la persona que te conoce quiera saber más de ti.
8 pasos para conseguir una primera buena impresión
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Siempre hemos pensado que una primera mala impresión no podemos olvidarla, y en parte es verdad. Regularmente cuando nos presentamos con una persona y hacemos o decimos algo que no está bien, la persona difícilmente lo olvida. Incluso podemos afirmar que esta mala experiencia le servirá como anclaje para recordarnos, ya que esos primeros segundos se convierten en algo fundamental para mostrarnos a nosotros mismos.

¿Cuáles podrían ser los pasos para lograr una primera impresión de 10?

1. Ármate como si fueras a la guerra

Cuando tengas tu primera cita con un cliente no debes olvidar llevar toda la información necesaria para atenderlo (número de empleados, giro, sucursales, sector, etcétera). Si fallas en esto, es probable que él se dé cuenta y no lo olvide. Cuida tu vestimenta, tu maquillaje, recuerda que todo suma.

2. Ten clara tu meta al levantar el teléfono 

Es probable que el primer contacto con el cliente se lleve a cabo vía telefónica. Por este motivo debes ser breve y conciso al hablar con él. ¿A qué me refiero con esto? Antes de tomar el teléfono debes tener claro cuál es el motivo de tu llamada. Es decir, ¿qué quieres lograr con esto, una cita, un email, información? No te conviertas en aquellos telemarketeros que solo hablan y hablan y no escuchan.

3. Pregunta solo lo necesario

Esto nos lleva a la escucha activa. Cuando estamos el teléfono solo tenemos unos segundos para lograr atraer la atención del interlocutor a lo que queremos, por lo tanto, el consejo es haz preguntas breves y escucha atentamente sus respuestas. 

4. La educación no se vende

Trata de hacer una conexión con tu cliente con la mayor educación que te sea posible. Trata de no hacer chistes referentes hacia alguna religión, nacionalidad o preferencia sexual. Nunca sabes a quién tienes enfrente. Recuerda que la amabilidad y el buen servicio no se compran.

5. La vista fija en tu objetivo

A nadie le gusta que cuando le hablen la mirada de la otra persona este siempre viendo hacia otro lado. Por ningún motivo pierdas el contacto visual con tu cliente; él te lo agradecerá tanto al hablar como al escuchar.

6. La timidez no funciona

Cuando saludes a una persona que recién acabas de conocer no se te debe ocurrir saludarla de beso si es mujer o darle un abrazo si es hombre, ya que esto no siempre es bien recibido en una primera visita. Al saludar siempre debes mirar de frente con una postura firme y un ligero apretón de manos. Ojo, no te pases y jamás intentes jugar vencidas con él o ella, es solo un firme apretón breve. En este punto quiero darte otro consejo: al saludar no gires tu muñeca hacia tu izquierda, mejor cuando saludes mantén tu mano de frente.

7. Confía en lo que sabes

No hay nada mejor para dar una buena primera buena impresión guardando la calma y teniendo confianza y seguridad en lo que vamos a decir o hacer. Intenta aprovechar al máximo la adrenalina que está fluyendo en ti, es más, diviértete.  Está comprobado que las personas se ven más atractivas cuando disfrutan lo que hacen.

8. Solo tienes 10 segundos

Este es el tiempo que tienes para causar una buena o mala impresión. Para este efecto tienes que tomar algunos factores:

  • La forma de caminar
  • El lenguaje corporal
  • Características físicas
  • La preparación
  • El perfume
  • La vestimenta

Tipos de atributos

Atributos positivos

  • Confianza
  • Vigorosidad
  • Creatividad
  • Amabilidad
  • Originalidad
  • Sentido del humor
  • Imaginación
  • Actitud de servicio

Atributos negativos

  • Ser ególatra
  • Ser cerrado, crítico y creer saber demás
  • Ser negativo
  • Ser materialista
  • Inmaduro
  • Indeciso
  • Tener poca fluidez al comunicarse
  • Ser manipulador
  • Carecer de integridad

Es complicado causar una buena impresión, pero creo que, como todo en la vida, podemos ir mejor preparados para hacerlo mejor. Recuerda que todo influye para lograrlo. Es imposible predecir el futuro y mucho menos saber cómo saldrán las cosas, lo que sí puedo asegurarte es que si intentamos aplicar estos puntos, lograremos que la persona con la que nos citamos quiera saber más de nosotros y lo que hacemos.