Imagen corporativa

Cómo cuidar tu imagen corporativa

Para una buena imagen es fundamental que sepas elegir los formatos y canales sobre los que construirás tu imagen. Te decimos cómo lograrlo.
Cómo cuidar tu imagen corporativa
Crédito: Depositphotos.com

En el mundo 2.0, la imagen corporativa es fundamental para generar en tu público objetivo una percepción positiva de la identidad de tu empresa, tus valores, y tus productos o servicios.

Para diseñarla y mejorarla puedes valerte de campañas comunicacionales, plataformas web, acciones de marketing directo, participación en ferias o congresos o desarrollando un plan en redes sociales,

La imagen corporativa debe ser atractiva para tu público, despertar su interés, abriendo un hueco en su mente y generando un vínculo emocional que propicie un engagement o compromiso a largo plazo.

Es fundamental que sepas elegir los formatos y canales sobre los que construirás tu imagen corporativa, dependiendo de las características de tu público.

Por ejemplo, si son millenials tener un canal de YouTube y cuenta en Snapchat o Facebook es fundamental, mientras que si son de la tercera edad tal vez sea más recomendable una publicación especializada en papel.

Aplica las siguientes directrices para construir tu imagen corporativa:

1. Conócete a fondo. A priori puede parecer una pregunta absurda, pero no lo es. ¿Qué quieres transmitir a tu público? ¿Sofisticación, entusiasmo, frescura, lujo, pragmatismo?

Debes tener claros los valores y principios de marca para construir tu identidad visual y comenzar a generar percepciones positivas. Cada eslogan, cada fotografía, cada tweet o cada aparición pública cuentan.

2. Los colores pueden ser tus grandes aliados. Tu imagen debe tener en cuenta los diversos elementos corporativos de carácter visual, desde el logotipo a la tipografía y, especialmente, poner acento en los colores corporativos.

Debes estudiar las connotaciones simbólicas ligadas a cada uno de ellos, por ejemplo, el blanco está asociado a la pureza y a la serenidad, el rojo al peligro y a la euforia y el verde, a la esperanza y a la salud medioambiental, y una vez estén escogidos, aplicarlos a toda tu estrategia, tanto online como offline.

3. Busca ejemplos exitosos de imagen corporativaEs importante que busques inspiración y repares en la fórmula del éxito de las marcas más prestigiosas, analizando cómo realizan la gestión de su imagen corporativa.

¿Qué tienen de especial las tácticas llevadas a cabo por gigantes del mercado como Apple, Coca Cola, Redbull o Nike?

4. Combina de forma integral todas tus acciones. Tu empresa estará simultáneamente en multitud de lugares, y tus consumidores pueden conocerte en tus canales sociales, en un banner publicitario, a través de la landing page de tu tienda o un evento físico.

Por lo tanto, tu estrategia, para funcionar, debe ser coordinada y uniforme, con una presencia significativa de tus elementos gráficos diferenciales como tu logo y tus colores, fácilmente identificables por tu segmento de clientes.

5. Ten presencia en eventos fundamentales de tu sector como ferias y congresos, optando para ello por un buen diseño de stands, una acción comunicativa potente y una puesta a punto de la mano de profesionales, interacciones fluidas y atractivas con tu target y una iluminación y materiales adecuados para la estética de tu empresa.

No olvides que para mejorar tu reputación debes estar al tanto de todos los eventos que se organicen a nivel local o nacional.