Ecosistema emprendedor

4 emprendedores quieren mejorar a la sociedad mexicana

Un grupo de emprendedores sociales busca obtener apoyo para impulsar sus negocios con impacto en territorio mexicano. Conoce a los finalistas del Visionaris - Premio UBS al emprendedor social.
4 emprendedores quieren mejorar a la sociedad mexicana
Crédito: Depositphotos.com

Dar solución a los problemas que afectan a la sociedad mexicana, específicamente a la población más vulnerable, ha dado pie a que cada vez más emprendedores generen una mayor conciencia sobre lo que sucede a su alrededor.

"El emprendimiento social da la oportunidad, no sólo de atacar síntomas que afectan a la sociedad, sino de encontrar soluciones para el problema de raíz”, comentó Kai Grunauer, director ejecutivo de Filantropía en UBS durante una reunión con medios de comunicación, previo al anuncio del ganador del Visionaris - Premio UBS al emprendedor social.

En 2004, UBS se asoció con la organización Ashoka con el objetivo de colaborar en la profesionalización de los emprendedores sociales en todo el mundo.

Una de las iniciativas creadas de manera conjunta fue el premio al emprendedor social, el cual busca apoyar y dar acompañamiento a los protagonistas del ecosistema de este segmento.

Cada año, UBS y Ashoka abren la convocatoria para recibir las candidaturas de negocios que tengan más de dos años de vida.

"En vez de crear una fundación decidimos apostar por los emprendedores y establecer esta alianza con Ashoka para que cada año pudiéramos identificar a estos emprendedores  sociales lídres. Nuestra intención es brindarles apoyo económico y también compartir con ellos capital intelectual y social para tengan la oportunidad de acceder a capital simbólico", declaró el directivo de UBS.  

Tras un proceso de selección, el jurado, integrado por 16 personajes dedicados a la filantropía, escoge a cuatro finalistas que compiten por obtener el apoyo de 35,000 dólares y en la última fase se elige a un emprendedor social.

Este año, precisó Grunauer, se registró un incremento de casi 70% en las solicitudes que se recibieron, en contraste con la edición de 2015.

Algunos de los criterios que se tomaron en cuenta por el jurado fueron el problema que se está atacando y la solución que proponen; capacidad de innovar y el aprovechamiento de los recursos.

 

Los cuatro emprendedores finalistas

Los emprendedores que resultaron finalistas de entre 69 solicitudes son: Sistema Biobolsa; Fundación Hogares; Fomento Altitud y Reinserta un Mexicano.

El proyecto ganador obtendrá 35,000 dólares, mientras que los otros tres finalistas serán apoyados con 10,000 dólares.

Los cuatro emprendedores buscarán obtener la victoria en la justa de proyectos de emprendimiento con impacto social, pero sólo uno será el ganador del Visionaris Premio UBS.

1. Sistema Biobolsa

Alexander Bennet creó un biodigestor que convierte los desechos orgánicos en energía renovable y fertilizante orgánico.

El uso de estos biodigestores le permite al agricultor obtener energía renovable en un corto plazo y bienestar social al reutilizar el estiércol de los animales.

En la actualidad, Biobolsa tiene en su red a más de 20,000 beneficiarios directos con casi 3,000 sistemas instalados.

Al respecto, el emprendedor de origen estadounidense destacó la importancia de utilizar la tecnología para mejorar la productividad de los pequeños productores y proteger el medio ambiente.

“Hasta la fecha hemos reducido más de 70,000 toneladas de bióxido de carbono y hemos producido más de 7 millones de kilos de consumo de gas LP. Si lo traduces es más de 7,000 camiones llenos de tanques de LP. Y vamos por más”, aseguró Bennet en entrevista.

En la actualidad, tienen oficinas en México y Nicaragua y la meta en el corto plazo es abrir una sede en Colombia y en Kenia, con la finalidad de comenzar a exportar a otros países.

 

2. Fundación Hogares

Fundación Hogares es una institución de asistencia privada que promueve la participación y compromiso social para construir comunidades capaces de resolver sus necesidades y mejorar el lugar en el que viven.

Hace tres años, Paulina Campos dejó un puesto en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) para unirse a la institución como directora general.

En ese entonces, laboraban tres personas y estaban en un proceso de prueba. Hoy, la economista compartió que, Fundación Hogares tiene en sus filas a 150 personas.

“Desde pequeña me inculcaron que si queríamos tener un país diferente teníamos que trabajar por ello. Siempre quise devolverle algo a mi país y afortunadamente Fundación Hogares me ha dado las herramientas para poder concretar este anhelo”, profundizó la directora general.

A través de programas de desarrollo comunitario, intervenciones comunitarias urbanas y evaluación, la fundación busca crear comunidades capaces de resolver sus problemas y mejorar el lugar en el que viven.

Los programas se desarrollan de manera conjunta con trabajadores y antropólogos sociales, arquitectos, urbanistas y economistas.  A la fecha, cuentan con presencia en toda la República Mexicana.

 

3. Fomento Altitud

Gabriel Rivera lidera Fomento Altitud, una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom) que ofrece esquemas de financiamiento a emprendedoras de escasos recursos para que puedan adquirir maquinaria y equipo con la que contribuyen a la economía familiar.

“Ser un emprendedor social es una gran responsabilidad, pues muchas veces en la computadora puedes crear el mejor modelo de negocio, pero es hasta cuando sales al mundo real y te enfrentas con otros retos que ni siquiera habías contemplado en tu proyecto desde la oficina”, admitió el fundador de Fomento Altitud en entrevista.

En este sentido, el emprendedor compartió que los sectores que más se apoyan son el textil y de alimentos ubicados en Nuevo León y Estado de México.

Sin embargo, Rivera compartió que aunque el proyecto nació para ayudar a mujeres a adquirir máquinas de coser, en la actualidad Fomento Altitud brinda apoyo financiero a carnicerías, tiendas de abarrotes, motocicletas, entre otros.

En un inicio, ofrecían esquemas de 25,000 pesos, ahora  el monto puede alcanzar los 100,000 pesos.

Además de los esquemas de financiamiento, Altitud cuenta con cursos y capacitación gratuitos y ofrece enlaces comerciales con los que los pequeños negocios pueden mejorar sus ingresos.

 

4. Reinserta un Mexicano

Reinserta un Mexicano nació por iniciativa de Avital Saskia Niño de Rivera con la finalidad de hacer visible a los mexicanos que viven bajo la sombra de las cárceles.

Por principio, la iniciativa busca apoyar a niños que nacen y viven en prisión; promover la reinserción de adolescentes en conflicto con la ley y liberar a personas inocentes de prisión.

Niño de Rivera busca expandir este impacto social positivo a las futuras generaciones, a tal grado de que no haya ningún menor viviendo dentro de la cárcel.

En la actualidad, Reinserta un Mexicano ha contribuido a la liberación de 15 personas encarceladas injustamente.

Foto: Twitter @saskianino.