Historias Entrepreneur

Elias Ayub ya tiene un trabajo para Paco, "el empresario del futuro"

Francisco Orihuela ha ganado gran popularidad a través de redes sociales y, tras su reunión con la mano derecha de Carlos Slim, busca inspirar a otros jóvenes a través de conferencias.
  • ---Shares

Francisco Orihuela (mejor conocido como Paco), el vendedor de las empanadas de Acapulco, y su papá Alejandro Orihuela le han dado un giro a su historia.

Hace dos días, Paco se reunió con el empresario Arturo Elías Ayub, el yerno del empresario mexicano Carlos Slim, y juntos posaron para una fotografía que en redes sociales ha generado curiosidad, pues el empresario prometió “una deliciosa sorpresa”.

Esto, luego de que Paco había rechazado el apoyo económico que le ofreció el empresario porque, de acuerdo al juez de Shark Tank, los padres le comentaron que no querían una beca y no estaban buscando nada,  el video se hizo viral por casualidad.

En entrevista para Entrepreneur,  Alejandro Orihuela, el padre de Paco, periodista de profesión, explicó que la reunión que tuvieron Elías Ayub y Paco fue de amistad y no le corresponde dar información al respecto.

Sin embargo, Orihuela reveló que con su hijo está organizando un road show de conferencias en diferentes universidades de México y el extranjero para hablar sobre la relación padres e hijos y cómo los padres pueden atender de manera positiva las problemáticas que se presentan en la etapa adolescente.

“Paco tendrá una participación importante” señaló Alejandro, quien detalló que las primeras conferencias fueron este mismo miércoles en Acapulco,  en el Instituto Tecnológico y la Universidad Americana.

La visibilidad mediática que obtuvo Paco en octubre cuando Elías Ayub retuiteó en su cuenta personal de Twitter un video que lo muestra expresando sus habilidades para vender y autodenominándose  “el mercadólogo del futuro” provocó que universidades de diferentes partes de México y el extranjero (Argentina, Colombia y EU) solicitarán la participación de Paco.

Anterior a esto, Paco había mencionado que su meta era vender empanadas hasta que pudiera abrir una sucursal en Acapulco, y después crear una gran cadena que lo convierta en millonario.

Hace dos años Paco decidió dejar la escuela y poner su educación en manos de sus padres, quienes le han enseñado a ser autodidacta, por lo que solo acude a presentar sus exámenes para avanzar de nivel. Aunque esto no quita que el próximo año regresará a la escuela porque quiere estudiar Mercadotecnia.

Este joven emprendedor ha aprendido cinco idiomas, en los mismo que vende su producto. En sus tiempos libres leer, escucha música y ve películas de las que siempre saca una lección.

Aunque todavía no sabemos cuál será la “deliciosa sorpresa” que tiene el hombre de mayor confianza de Slim y el adolescente vendedor de empanadas, lo que es un hecho es la visión de negocios que tiene esta familia.