Emprendedores ante Trump

Por qué ganó Trump a pesar de ir perdiendo

Aunque a muchos nos desagrade su victoria, la realidad es que en su campaña, Trump utilizó diversas estrategias comerciales que podemos imitar en nuestros emprendimientos.
Por qué ganó Trump a pesar de ir perdiendo
Crédito: Deposiutphotos.com
  • ---Shares

Las elecciones presidenciales del 8 de noviembre de 2016 en Estados Unidos fueron polémicas debido a que el candidato republicano ganador, Donald Trump, ha sido señalado como misógino y durante su campaña mostró comportamientos preocupantes, principalmente en contra de latinoamericanos.

Sin embargo, la campaña de Trump también puede ser analizada desde el punto de vista empresarial. Diversos autores han hecho comparaciones entre los procesos electorales y los mercantiles, como Anthony Downs, para quien los políticos en realidad son empresarios que venden ideas para ganar votos, en vez de vender productos para ganar dinero.

Así, si vemos a las elecciones de Estados Unidos como una competencia entre dos empresarios (Clinton y Trump) para ganar el voto (en lugar del dinero) de los ciudadanos, todo cobra sentido.

Aunque a muchos nos preocupe su victoria, la realidad es que en su campaña, Trump utilizó diversas estrategias comerciales que podemos imitar en nuestros emprendimientos.

1. Ofrecer algo que la gente necesite

Para septiembre de 2016, uno de cada tres estadounidenses pensaba que el principal problema de su país era la economía, mientras que la ineficacia del gobierno era percibida como el segundo mayor problema en Estados Unidos, al ser mencionado por uno de cada diez estadounidenses.

Así, Donald Trump enfocó su campaña en ofrecer mejorar las condiciones económicas y atacar al gobierno. No se centró en temas poco solicitados como educación, salud, inseguridad o terrorismo, sino que fue directo a lo que los estadounidenses demandaban.

En la misma forma, en tu emprendimiento debes ofrecer algo que la gente necesite. En muchas ocasiones pueden llegar a tu mente varias ideas de negocio, pero si vas a ofrecer productos o servicios que la gente no necesita, tendrás una tarea muy complicada.

2. Elegir el producto

La campaña de Donald Trump, como mencioné anteriormente, se dirigió al tema económico (incluso el tema migratorio giraba alrededor del económico). Se encontraba perfectamente definida. Por el contrario, la campaña de Hillary Clinton nunca tuvo un tema central más que el ataque a Donald Trump. En síntesis, Trump definió el producto que ofrecía y Clinton no lo hizo, lo cual puede explicar gran parte de su derrota.

Si tienes una idea de negocio o ya pusiste en marcha tu emprendimiento, es importante que definas adecuadamente el producto o servicio que vas a ofrecer.

Existen muchas áreas en la práctica jurídica (derecho corporativo, civil, penal, administrativo, migratorio, etcétera), por lo que cuando estaba planeando iniciar mi firma jurídica, lo primero que hice fue definir el producto que quería ofrecer a mis clientes. De acuerdo a las necesidades del mercado percibí que se requerían abogados para empresas, por lo que mi firma se dedica a brindar asesoría jurídica a empresas desde su nacimiento. Mi servicio está definido.

3. Definir a la población objetivo

En Estados Unidos la votación no es directa, sino que cada Estado tiene su elección y un número determinado de votos. Quien gana la elección en ese Estado gana todos los votos asignados. Donald Trump sabía que era imposible ganar en California, Nueva York o el Distrito de Columbia, por lo que no hizo campaña en esos lugares. Se enfocó en lugares que podría ganar y que le daban muchos votos, como Florida y Carolina del Norte. Además, se dirigió a personas de clase media y baja que mostraban su descontento con el gobierno.

En el mismo sentido, cuando inicias tu emprendimiento debes pensar quién va a comprar tu producto o servicio. El producto y la población objetivo se definen mutuamente.

4. Diferenciarse de la competencia

Donald Trump se esforzó en mostrar a los norteamericanos que era diferente a Clinton. Mientras Clinton era la esposa de un expresidente y participó en la administración de Obama, es decir, una persona del “sistema”, Trump decía que él era un empresario y que no era político, lo cual, según él, lo hacía diferente.

Tu emprendimiento no debe ser igual a los demás. Debes diferenciarte en algo. Un mejor servicio, precios más bajos, rapidez en entregas. Algo. Piensa bien cómo ser diferente.

5. Comunicarse en un lenguaje que todos entiendan

Durante su campaña, Trump no realizó propuestas de acciones concretas, sino que esbozó las metas a las que pretendía llegar. Nunca dijo cómo las realizaría, simplemente le ofreció a su público lo que quería escuchar, en un lenguaje sencillo. Por el contrario, Clinton se esforzó en proponer metas y dijo cómo podían conseguirse, pero lo hizo en un lenguaje menos claro, más oscuro y técnico.

En la misma forma que Trump, cuando ofrezcas tu producto o servicio hazlo en forma clara y sencilla. Como ejemplo, créeme que pocas personas sabrán qué ofreces si les dices que eres un psicoterapeuta psicoanalítico lacaniano infantil, pero muchos te entenderán si les dices que eres psicólogo para niños o psicoterapeuta infantil.

Consejo final

Así como los candidatos tienen asesores que les proporcionan información para hacer un mejor papel, tú como emprendedor también requerirás personas que te asesoren en tu emprendimiento; un buen abogado, un contador y un mercadólogo seguramente serán indispensables.

En los negocios, como en las elecciones, una estrategia es indispensable.