500 Franquicias 2017

10 franquicias que 'cocinaron' innovación

Hoy, se necesita más que un platillo delicioso para triunfar en el giro de alimentos y bebidas. Estas 10 franquicias agregaron tecnología e innovación para sumar nuevos socios de negocios a su red.
10 franquicias que 'cocinaron' innovación
Crédito: Entrepreneur en Español
  • ---Shares

Tres décadas han pasado desde que abrió la primera franquicia en México (McDonald’s en 1985), y el panorama ha cambiado drásticamente. La llegada de esta cadena de comida rápida revolucionó la industria de alimentos y bebidas nacional y abrió camino para más de 400 marcas que hoy operan en el país bajo este formato, de acuerdo con el directorio 500 Franquicias de Entrepreneur.

No sólo ha cambiado la operación o los procesos; los gustos y preferencias de los consumidores también han evolucionado y, como emprendedor, debes aprender a investigar y mantenerte informado para diferenciar entre una moda pasajera y una tendencia que cambiará el mercado y que no puedes ignorar. ¿Cómo mantenerte al día? Existen herramientas para lograrlo. Google, por ejemplo, publicó el reporte Think With Google, Food Trends 2016 que enumera las tendencias más relevantes del año (recetas con cúrcuma y coliflor) y aquellas que están perdiendo auge (quinoa y bagel arcoiris).

Te damos 10 ejemplos de franquicias que han transformado su sector gracias a la innovación que hicieron con estas tendencias: 

1. Cassava Roots

“Salir a tomar algo” en la actualidad va más allá de ir por un café o un té tradicional. Cassava Roots, una franquicia de bebidas preparadas a base de té con tapioca y black pearl tea (conocido como bubble tea), entendió que estos ingredientes que utiliza pasaron de ser una moda para convertirse en tendencia. Su producto principal, la tapioca, es originario de Taiwán y aunque esta marca ha conservado las recetas ancestrales, las ha adaptado para que sus clientes prueben sabores únicos y nuevas combinaciones. Las 39 sucursales que pertenecen a su red de franquicias cuentan con una decoración específica –estilo manga japonesa, con mobiliario vintage– para crear el ambiente ideal para que los comensales disfruten de su experiencia. La inversión inicial requerida es de $1,000,000 aproximadamente y ofrece diversos formatos de franquicia: local, local en centro comercial, isla y móvil.

2. Dinner in the Sky México

Por más cotidiana que sea una actividad, actualmente los clientes buscan que se convierta en toda una experiencia. Fue así que Joan Cordovés, CEO de Dinner in the Sky México, identificó una oportunidad. “Miles de restaurantes en tierra y ninguna opción en el cielo, ahí decidimos apostar y acertamos”, sentencia. El concepto consiste en un restaurante montado en una plataforma que se ele- va a 45m de altura, de manera que sus clientes pueden disfrutar de desayunos, comidas o cenas con vistas espectaculares. Además, tiene la flexibilidad de montarse en sedes especiales como viñedos, centros comerciales, festivales o ciudades. Los inversionistas pueden rentar la grúa, plataforma y mesa, y cobrar por sus propios eventos; o bien, comprar todo y operar la franquicia para un territorio o varios de manera exclusiva. La inversión va desde $1,500,000 hasta $6,000,000.

3. Mc Carthy’s Irish Pub 

Este concepto es la adaptación mexicana del clásico pub irlandés. “Ofrecemos un espacio que va más allá de sólo música, alimentos y bebidas; hemos creado un lugar en donde nuestros clientes viven experiencias”, afirma Elizabeth Carrasco, gerente de franquicias del grupo Free & Green. Mc Carthy’s Irish Pub es originaria de la ciudad de Puebla, Pue., y su oferta se compone de platillos y bebidas típicos de Irlanda, eventos deportivos y musicales con bandas en vivo o tribu- tos, y promociones durante la semana para cautivar a sus clientes. “Los lunes tenemos una promoción de alitas y ven- demos más de 100,000 en todas nuestras unidades. Los viernes se beben alrededor de 15,000 litros de cerveza en nuestros pubs”, agrega la gerente. La inversión inicial total promedio es de $3,500,000, la cual se recupera de 12 a 18 meses. La marca busca crecer por medio de dos formatos de franquicia: locales comerciales o food truck.

4. Bubble Waffle Co.

Esta franquicia ofrece un concepto único en el mercado nacional, pues es la primera marca de waffles con burbujas rellenas de sabores. “Contamos con una barra de toppings para que cada cliente cree sus combinaciones favoritas con los sabores de su elección o elija entre las recetas predeterminadas”, explica Vladimir Ramírez, socio fundador de Franquicia Master, grupo que comercia- liza la marca. Algunas de sus creaciones: el Banana Roll (plátano-nutella), o el Hersheys Bites (galletas-chocolates-bombones). “Nos encontramos en un mercado con potencial, pero también muy competido. Por ello, hemos apostado a productos innovadores y de alta calidad”, agrega. Actualmente, la marca tiene presencia en la Ciudad de México, Estado de México y Monterrey, NL., y está por abrir una sucursal en Puerto Vallarta, Jal. Bubble Waffle Co. opera bajo dos formatos: isla en centro comercial y sucursal con barra de café. La inversión inicial es de $250,000 más la adecuación del local o isla, y el retorno de inversión está calculado en 12 meses.

5. Rocketto

Los productos de nostalgia y vintage siguen siendo populares entre los consumidores, no sólo entre los adultos sino también con las nuevas generaciones. Tal es el caso de esta fuente de sodas, que ofrece diversión para niños y adolescentes. La empresa, 100% mexicana, fue fundada en la ciudad de Tehuacán, Pue. hace nueve años y de acuerdo con Fermín Osorio, su director general, “es considerada una de las marcas con mayor crecimiento y proyección del sector gastronómico de la región”. A la fecha, opera ocho sucursales en el estado poblano y espera llegar a 50 unidades franquiciadas en toda la República para 2020. Para lograrlo, busca inversionistas que compartan sus valores de marca. Durante los primeros tres meses, explica Fermín, deberás dedicar al menos ocho horas diarias a la supervisión de la operación; después, entre dos y tres si contratas a un gerente. La inversión inicial es de $800,000. Un dato: en su centro de fabricación y distribución, la empresa produce más de 45,000 litros de helado al año.

6. Sky Rocket Pizza

Esta empresa abrió sus puertas en 2011 en la Ciudad de México, empezó a vender franquicias en 2014 y actualmente cuenta con cinco unidades. Su diferenciador: ofrece una nueva manera de disfrutar pizzas, pues éstas se sirven en forma cónica con combinaciones inesperadas dentro.

José Luis Uberetagoyena, socio fundador de Franquicia Master –grupo que inició la marca y la comercializa– explica que han crecido con el modelo tradicional de venta de pizza en mostrador o a domicilio bajo dos formatos de operación: fast food y restaurante. Para cautivar a sus consumidores, ofrece un menú que, además de sus icónicas pizzas, cuenta con complementos como alitas, nachos y nuggets de pollo, y postres como malteadas, helados y flotantes (refresco con helado). La inversión inicial es de $600,000 más la adecuación del local e incluye exclusividad territorial. “La esencia de nuestras marcas radica en: rentabilidad, bajos montos de inversión inicial y productos diferenciados en cada sector, respaldados por nuestro knowhow como operadores y desarrolladores de marcas”, dice el emprendedor.

7. The Counter Custom Built Burger

Muchas de las tendencias que cobran fuerza en el país se originan en Estados Unidos. Tal es el caso de better burger (hamburguesas de calidad, con productos premium y frescos), traído a México de la mano de Alberto Diez y Mateo Sánchez, quienes al detectar que el concepto iba al alza, decidieron adquirir la franquicia maestra de esta marca. “The Counter es la respuesta audaz a este nuevo mercado. Con un menú original que incluye una lista de 84 ingredientes, nuestros clientes pueden personalizar su hamburguesa de acuerdo a sus gustos y preferencias”, comenta Mateo. Además, su oferta incluye una versión libre de gluten hecha para personas con restricciones alimenticias. La marca cuenta con dos modelos: el tradicional de full service, que ofrece servicio completo de bebidas alcohólicas y una amplia gama de cervezas tradicionales y artesanales; y built, un formato fast casual más pequeño que ofrece una versión reducida del menú, sólo con los platillos más populares. La inversión requerida va de US$550,000 a US$650,000.

8. Frice

¿Helado frito? Sí, y de 35 sabores de fruta natural, combinables y sin lactosa. Esa es la propuesta de esta franquicia. “Utilizamos planchas de acero inoxidable que congelan a -40o. Mezclamos, licuamos, congelamos y freímos el producto frente al cliente”, explica Alejandra Hernández, su gerente de franquicias. El proceso de preparación atrae a los curiosos, pero además, su postre está dirigido a quienes buscan productos sin aditivos ni conservadores y con hasta 60% menos calorías que otros helados. La empresa ofrece dos modelos de negocio: Big FrICE, para loca- les comerciales desde 25m2; y Baby FrICE para montarse en islas, kioscos, food trucks o locales menores a 10m2. El primer formato requiere una inversión inicial de $454,000, mientras que el formato más pequeño cuesta $294,000. Actualmente, cuenta con tres puntos de venta y busca seguir creciendo con inversionistas que, al igual que la empresa, se preocupen por ofrecer productos saludables y de calidad para el mercado mexicano.

9. ShakeAway

Atrás quedaron los días en los que las malteadas sólo podían ser de fresa, vainilla o chocolate. La franquicia ShakeAway –fundada en Reino Unido, en 1999– cuenta con más de 180 sabores, pues utiliza como ingredientes chocolates y dulces de diferentes marcas, pasteles, galletas y frutas. Así, los clientes tienen la posibilidad de crear millones de combinaciones para sus bebidas. Además, complementa su oferta con smoothies elaborados con fruta natural, frozen yogur sin grasa y sabores como pepino, jícama y chile piquín para cautivar al paladar de los mexicanos. La primera unidad en el país abrió en 2014 y en 2016 se sumó una más. “Somos la única barra de malteadas a nivel mundial y el concepto encaja muy bien en el territorio nacional”, dice Luis Mata, director general del ShakeAway México. La inversión total oscila entre $900,000 y $1,500,000 según el modelo que se adquiera: local a pie de calle, local en centro comercial (no en fast food), y kiosco o isla en centro comercial.

10. Take a Wok

Aunque la gastronomía nacional es apreciada a nivel mundial (considerada por la Unesco como patrimonio de la humanidad), los mexicanos estamos dispuestos a probar nuevos sabores y recetas. De ahí que los restaurantes internacionales tengan un buen recibimiento, más cuando ofrecen un toque innovador. Take a Wok es una franquicia de comida fusión preparada a la vista del cliente que combina elementos de la comida tailandesa, china y japonesa. Su concepto ofrece distintos menús preestablecidos, combos y alternativas para niños, y permite a los comensales crear sus propias combinaciones. La marca se fundó en 2013 y un año más tarde comenzó a otorgar franquicias, para llegar hoy a siete unidades. Los inversionistas pueden elegir entre una sucursal en centro comercial o un local a pie de calle, y la inversión inicial va de $700,000 a $900,000.

Mucho o poco presupuesto; en las alturas o en la calle; de postres o comi- da casual. Sea cual sea tu preferencia, compara, analiza e investiga a fondo las opciones que más te atraigan antes de invertir en algún modelo de negocio. Consulta en Entrepreneur.com nuestro directorio Web para hacer contacto con las marcas y obtener más información para tomar la mejor decisión de inversión y emprender con una franquicia.