Hide this Looking for English Content? Click here

El potencial desconocido del mariachi para emprender

"Por sus atributos, todo el espectro musical del mariachi tiene una gran oportunidad empresarial hacia el futuro".
El potencial desconocido del mariachi para emprender
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Si alguien me preguntara cuál es mi sueño profesional oculto respondería: ser miembro de un mariachi. Claro que eso es solamente una fantasía, porque no tengo la más mínima educación musical y no sabría distinguir en una partitura la diferencia entre la clave de Sol y la nota de Fa. Tal ignorancia me deja en la única esquina que puedo estar en relación con esta idea: debo conformarme con escuchar y apreciar esa música, que considero fascinante.

La música de mariachi tiene cuatro características ambivalentes: (1) es considerada digna del orgullo mexicano y representativa de la cultura del país; (2) es ampliamente conocida por una inmensa mayoría del público nacional y apreciada por el internacional. No obstante, al mismo tiempo, (3) suele estar subvalorada por considerársele propicia únicamente para el final de una fiesta o una borrachera; y (4) ha quedado encasillada en un género vernáculo que pocas veces explora vínculos con artistas de otros géneros.

En los últimos años he podido apreciar interpretaciones de mariachi fenomenales —la más espectaculares en el Teatro Degollado de Guadalajara, donde la Orquesta Filarmónica de Jalisco les acompaña en las “Galas del Mariachi”—.

También he atestiguado que las agrupaciones más famosas están siempre llenas de compromisos en sus calendarios de presentaciones. Conseguir una fecha con mariachis como el Gama 1,000, el Nuevo Tecalitlán, el Camperos o el Vargas, es muy difícil. Hay una fila enorme de clientes esperándoles, y todos los cantantes de fama les llaman para sus grabaciones y conciertos.

Pero hay una falla estructural en este segmento de la industria musical: el mariachi no ha dado el salto a la globalización y sigue siendo percibido como un producto musical folk por parte de las grandes corporaciones y productoras mundiales. No me refiero a si van de gira por el mundo o no. Eso lo hacen desde hace años. Visitan Rusia, Japón o los países escandinavos. La falla es más profunda, y se explica con un ejemplo: ¿por qué? Lady Gaga, Pitbull o Rihanna no han grabado un álbum o varias canciones con mariachi.

La respuesta es que falta imaginación a los productores para adecuar una agrupación musical de este tipo con lo que podrían interpretar aquellos artistas. Es una pena, porque todos ellos —y muchos otros como Bruno Mars, Enrique Iglesias o Katy Perry— suelen experimentar con la concatenación de géneros para crear productos originales. Sin embargo, parece que a nadie en esa industria se le ha ocurrido llevar elementos del mariachi a su portafolio de alternativas.

Ojo: no estoy diciendo que queremos escuchar a J.Lo cantar “No Volveré”. No. Pero lo ideal sería que los compositores y creativos de estas industrias exploraran la forma de llevar elementos del mariachi­ —aunque sea breves— a las interpretaciones de aquellos.

Pienso que todo el espectro de la música de mariachi tiene una gran oportunidad empresarial hacia el futuro. El hecho de que ésta recibiera el sello de “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad” de la Unesco, le deja como la materia prima idónea para explorar nuevos caminos más allá de lo vernáculo. Piénsese en el reggae, de hace décadas, y cómo influyó para la creación del reggaeton.

Ojalá los productores, compositores, realizadores e intérpretes de la música de todo tipo ponderen las derivaciones creativas que pudieran surgir de la música del mariachi.

Es necesario que se pongan en “modo emprendedor”, que lo tienen de sobra, y que en él integren el gran aporte musical que este tipo de agrupaciones y su música han hecho desde México al mundo.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.