Cómo elegir tus batallas

Define tus propósitos evitando desgastarte en batallas que te alejan de los objetivos que buscas.
Cómo elegir tus batallas
Crédito: Depositphotos.com

Muy a tono con la época, nos disponemos a enlistar los propósitos para este 2017 que nos llega recién salido del horno. Sin duda, es fundamental para el desarrollo de cualquier persona el tomarse un tiempo para replantear el rumbo.

Por eso no sólo es indispensable pensar en esos propósitos, que, ahora sí, pase lo que pase, pensamos cumplir, sino que también es indispensable hacer un recuento en reversa de todo lo alcanzado el año previo: las metas superadas, los obstáculos vencidos y aquellos momentos en que quizá pudimos haber resuelto las cosas de mejor manera, o bien, aquellas dificultades que tranquilamente pudimos habernos evitado.

Al desenvolvernos en distintos campos, las mujeres ejecutivas siempre queremos abarcar todas nuestras facetas al fijarnos metas: ahora sí no faltar a ninguna junta escolar de nuestros hijos, bajar de peso, aprender a meditar, hablarle a esa amiga que hace años no vemos, ascender de puesto, aprender a cocinar, aumentar nuestras ventas… la lista puede ser interminable y todos los aspectos pueden ser válidos, el chiste entonces es definir prioridades para no perder el rumbo.

Es bien sabido que la vida hoy en día nos exige dar un máximo esfuerzo en todos los ámbitos, pero debemos replantearnos a costa de qué queremos ser LA mejor en todas nuestras facetas. ¿Estamos dispuestas a pagar el precio? ¿Qué tanto vale la pena ser consideradas “perfectas”? ¿Para quién es especialmente importante cumplir con esa meta? ¿Qué medios requiero para alcanzar lo que me propongo?

Éstas son sólo algunas de las preguntas que sería útil que nos hiciéramos al momento de llenar esa hoja en blanco que nos permite replantearnos y alcanzar una mejor versión de nosotras mismas.

Se vale romper paradigmas, se vale reírse de las metas planteadas el año anterior si hoy por hoy nos parecen huecas y sin sentido.

Finalmente, el mayor compromiso es con nosotras mismas. Es por eso que considero fundamental elegir nuestras batallas, para ser certeras en nuestra lucha diaria. Encontrarle un por qué a nuestros esfuerzos y no perder el rumbo. Llenarnos de cosas, sí, pero que cada una valga la pena, para no desperdiciar nuestro arsenal en batallas desgastantes a las que después no les hallemos sentido.

Replantéate la idea de hacia dónde quieres que tu nuevo propósito te lleve, cuáles son los medios que necesitas para alcanzarlo y qué tanto valdrá la pena ganar esa batalla.

Escrito por Sandra Cano para Victoria 147.

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue