Hide this Looking for English Content? Click here

Los 10 peores emprendedores de 2016

Equivocarte está bien, fallarle a tu equipo y a tus clientes, no.
Los 10 peores emprendedores de 2016
Crédito: Gilbert Carrasquillo | Getty Images
  • ---Shares

Todos los emprendedores cometen errores. Y no, esto no significa que sean malos. El problema viene cuando sus fallas afectan a más gente, desde inversionistas hasta empleados o clientes.

Aquí la lista de los que yo considero los peores emprendedores del año pasado.

10. Matt Harrigan, fundador y ex CEO de PacketSled

En el día de las elecciones, Harrigan amenazó con conseguir un rifle sniper y dispararle a Donald Trump. El post escaló grandes dimensiones en Facebook, Twitter y Reddit.

El emprendedor aseguró que cuando lo escribió estaba bromeando pues se encontraba un poco tomado, pero al Servicio Secreto de los Estados Unidos no le pareció nada gracioso.

Esto demuestra la poca responsabilidad y lo mucho que no le importó dejar sin CEO a la empresa.

9. Shani Higgins, CEO de Technorati

Technorati se hizo famosa por rastrear y rankear blogs. Una buena calificación de autoridad de ‘alto rango’ era lo que se necesitaba para demostrar que 'tu blog había llegado'. Después llegó Haggins a pivotar una plataforma con anuncios.

Cuando ella se convirtió en CEO en 2011, Techonarati era una empresa rentable, incluso ComScore le otorgó el número 14 en su ranking de la compañía de medios más grande de Estados Unidos. 

Pero en febrero de 2016 ésta fue vendida por ‘solamente’ 3 millones de dólares tras haber recaudado más de 38 millones a lo largo de su historia.

¿Qué pasó? No lo sabemos, pero, definitivamente, Higgins tuvo algo que ver.

8. Dave McClure, fundador de 500 Startups

De una manera infantil, el inversionista ‘se dejó ir’ en una la conferencia de Web Summit en Lisboa. ¿Por qué? Porque su candidata a la presidencia (Hillary Clinton) perdió las elecciones. Y, bueno, la verdad es que nadie atendió a esa conferencia para escuchar de política (y mucho menos de quejas).

Esta no es la manera de comportarse y menos cuando eres una figura pública que influencia a tantos emprendedores.

7. Jessica Alba and Chris Gavigan, cofundadores de The Honest Company

¿Hay algo más deshonesto que utilizar ingredientes tóxicos (SLS) cuando garantizaste que tus productos no lo tenían? Pues la empresa, además de negarlo, también calificó el reporte de investigación que hizo el Wall Street Journal como “ciencia basura”.

The Honest Company alguna vez se reportó con un valor de 1.7 mil millones, ahora enfrenta muchas demandas de clientes y una posible salida del mercado.

6. Shervin Pishevar y Brogan BamBrogan, cofundadores de HyperLoop One

En un loco enfrentamiento, BamBrogan y tres ejecutivos más intentaron llevar a cabo ‘un golpe de estado’ dentro de la compañía.

Después, los insurgentes demandaron a Pishevar y a HyperLoop One, alegando que había una fractura de contrato, despido injustificado, difamación, amiguismo, nepotismo y amenazas de muerte. 

5. Dinesh Lathi, ex CEO de One Kings Lane

Después de haber recaudado más de 200 millones de dólares y tras una valoración de 800 millones (bajo el mandato de Doug Mack como CEO), Lathi tomó las riendas de la compañía en 2014 y aparentemente dejo caer todo.

Bed Bath & Beyond adquirió el sitio de muebles en junio por menos de 12 millones de dólares.

4. Gurbaksh Chahal, fundador y CEO de Gravity4

A pesar de haber sido declarado culpable por dos cargos de batería contra su ex novia, haber intentado eliminar esos cargos, haber sido desplazado de su cargo de CEO en RadiumOne, tener una demanda de hostigamiento y represalias de lugar de trabajo, haber sido demandado por su ex novia (sí, otra), una revocación de su libertad condicional y una sentencia de cárcel de un año, Chahal sigue manejando de lo que queda de Gravity4.

¿Lo puedes creer?

3. Josh Tetrick, fundador y CEO de Hampton Creek

En agosto y septiembre, Bloomberg publicó varias historias asegurando que Tetrick estaba comprando su propia mayonesa para inflar las ventas y defraudar inversionistas.

Tetrick afirma que un reciente financiamiento de 100 millones de dólares hizo que el valor de la empresa subiera a 750 millones de dólares, pero al parecer, el vegano tiene la mala costumbre de 'estirar la verdad'.

2. Parker Conrad, fundador y ex CEO de Zenefits

Conrad promovió una agresiva cultura de ventas. Y está bien, pero no si eludes regulaciones del estado al permitir que vendedores sin licencia vendan seguros de salud para pequeñas empresas.

El escándalo dio como resultado la renuncia de Conrad y una baja de 2.5 mil millones de dólares en cuanto a su valoración privada.

1. Elizabeth Holmes, founder and CEO, Theranos

También la nombré como la peor emprendedora de 2015, pero es que en estos últimos 12 meses ha demostrado al mundo lo que muchos imaginábamos desde el principio: su supuesta tecnología que transformaría las pruebas de laboratorio es un fraude.

Esta empresa, que alguna vez fue valuada en 9 mil millones de dólares, abandonó su servicio de pruebas de sangre y se está enfrentando a demandas millonarias contra Walgreens, inversionistas y clientes.

Tengo el presentimiento de que esto no terminará nada bien.