My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

Por qué debes llorar en el trabajo

Las lágrimas siempre acompañan a las emociones fuertes. Mostrar este lado emotivo parece arriesgado, pero es muy sano.
Por qué debes llorar en el trabajo
Crédito: Depositphotos.com

Los niños lo hacen y los adultos también. Incluso los presidentes a punto de dejar su cargo lo hacen. Barack Obama se enjugó las lágrimas cuando le habló a su esposa durante su discurso de despedida hace unas semanas. Joe Biden comenzó a llorar cuando Obama le otorgó la máxima condecoración civil de Estados Unidos. Se volteó y se limpió las lágrimas de felicidad al recibir la Medalla Presidencial de la Libertad. 

En un momento u otro, todos hemos experimentado un mal día en el trabajo o hemos recibido noticias emocionales que nos hacen llorar. Tanto hombres como mujeres lloramos cuando nos sentimos felices, frustrados, tristes, enojados o desamparados. Llorar es una parte natural de la vida. Y, aunque a la gente no le guste, nos puede pasar en el trabajo. Lo cual está bien. 

Aquí hay algunos beneficios de llorar en el trabajo (o donde tengas que hacerlo):

Alivia la ansiedad

Se dice que la ansiedad es uno de los problemas de salud mental más comunes y llorar es una respuesta muy útil para lidiar con él. Sin embargo, hay ocasiones en las que nos gustaría vernos molestos antes que vernos llorosos. Cuando sientas que vas a explotar, pide un break de 5 minutos o pasa la discusión para otro momento. Simplemente pide tiempo para recomponerte. Si trabajas en una oficina tradicional, vete a un área privada (tu oficina, el baño, hasta tu carro) y libera la emoción acumulada. Luego regresa a la oficina y no te disculpes por tus lágrimas. Eso solo hace que todo el mundo se sienta incómodo. 

Puede generar camaradería 

Pese a que ningún experto recomendaría llorar en el trabajo como una estrategia para alcanzar el éxito, las lágrimas pueden ser una forma de comunicación y mostrar empatía. Las personas se conectan con lo que creen es una auténtica muestra de emoción. Llorar suele invocar una respuesta de empatía y un deseo natural de ayudar. 

En una ocasión una compañera me empezó a contar como su hijo bipolar se había querido suicidar. El recuerdo estaba fresco y pude ver la emoción y pude ver en sus ojos cómo la emoción los llenaba de lágrimas. Cuando la vi ponerse mal, también sentí una tristeza inmensa. Este breve, pero íntimo, momento nos hizo pasar a un grado más profundo de nuestra relación. 

Puede pasar a cualquier hora del día 

En el libro de Sheryl Sandberg, Lean In, ella dice que está bien llorar en el trabajo. “Las emociones se desarrollaron como mecanismos de supervivencia; están engranados en nuestra biología. En lugar de sentirnos mal por llorar, debemos aceptar el acto como una parte fundamental de lo que significa ser humano que no apaga sus emociones una vez que empieza el horario de oficina”.  Yo concuerdo. Si algo te hace llorar en la oficina, no sientas que eres débil o estás dándole poder a alguien más. Lo importante es que reconozcas las emociones y las circunstancias, y, si lo necesitas, tomar un momento para respirar aire fresco y beber un poco de agua. 

No es solo una emoción “para niñas”

Dejar salir las lágrimas es solo una reacción emocional y generalmente nace de la frustración, no la tristeza. La investigación de Anne Kreamer para su libro It’s Always Personal: Emotion in the New Workplace encontró que 41% de las mujeres y 9% de los hombres han llorado alguna vez en el trabajo, sin importar su nivel de éxito. 

Si alguien empieza a llorar frente a ti, no te sientas avergonzado o hagas un gran escándalo. Permítele a la persona encontrar su centro emocional y recuperar la compostura. Si te sientes muy incómodo, dale privacidad a la otra persona, un pequeño a brazo y un pañuelo desechable. 

Dejarte ir puede mejorar tu salud 

Las lágrimas no son una señal de debilidad, pero de fortaleza, coraje y autenticidad. De acuerdo con la doctora Judith Orloff, llorar trae grandes beneficios a la salud. Las lágrimas lubrican los ojos, remueven irritantes, reducen la hormona del estrés y contienen anticuerpos que combaten microbios patógenos. Llorar te hace sentir mejor, aun cuando los problemas persisten. Además de desintoxicar el cuerpo, las lágrimas también sanan el corazón, combaten el estrés y la negatividad. 

Las lágrimas pueden incrementar tu productividad

Si hay algo dentro de ti que te está molestando, llorar lo liberará aunque se haya acumulado por un periodo largo de tiempo. No es raro que amigos y esposos se acerquen más cuando uno de ellos admite sus emociones, ya que eso abre la conversación y fortaleza la relación. 

Así que dejar ir esas ideas falsas sobre llorar. A veces, para mantener la salud y liberar el estrés, es bueno llorar un poco.