Consultoría

¿Por qué tu marca personal es más importante que para la que trabajas?

"Las grandes compañías entienden la importancia de la marca. Hoy en la era de las personas, tú debes ser tu propia marca". Tom Peters.
¿Por qué tu marca personal es más importante que para la que trabajas?
Crédito: Depositphotos.com

Leyendo en una reconocida cafetería, llegó una chica con su amiga presumiendo su nuevo puesto de Subdirectora de Marketing en una afamada compañía internacional. Hablaba muy orgullosa y altiva acerca de su reciente logro. Me resultó interesante ver cómo se hacía cada vez más pequeña su amiga al escucharla, ella también trabajaba para la misma área pero para una startup.

La amiga recién contratada le decía que no eran los mismos retos de una compañía a otra, que entre más grande, más desafíos y más presión. Yo me quedé pensando al respecto.

Es cierto que el nivel de exigencia entre una trasnacional a una startup es diferente, en la primera la presión es grande pero difícilmente pararán de vender como para dejar a una familia sin comer; en la segunda esto sí puede pasar. Mi conclusión es que, definitivamente, no son los mismos retos.

No estoy cuestionando si es mejor trabajar en una o en otra, no se trata de cuál es mejor, se trata de qué quiere uno, qué le llena, qué busca y qué ha construido como para volverse su propia marca y decidir para quién trabajar y no dejar que otros decidan por nosotros. En mi opinión, pesa más la marca personal que la marca para la que trabajamos.

  • Si estamos en una gran compañía, a menos que seamos el CEO o bien, tengamos un puesto directivo, pasaremos a ser uno más. El problema con esto es la falta de reconocimiento y el aletargamiento profesional.
  • Si además de trabajar para cualquier compañía (sin importar su tamaño) nos dedicamos a construir de manera sólida y a conciencia nuestro personal branding, puede determinar más adelante el éxito de las decisiones que tomaremos y la construcción del tipo de carrera profesional que nos gustaría tener.

Actualmente internet nos otorga el poder para darnos a conocer y poner en nuestras manos las herramientas y construir o destruir nuestra propia imagen. Por ello, es necesario conocer los siguientes puntos:

  1. Tu identidad. Es primordial definir aquellas características que te definen e identifican. Aquellas que son relevantes destacar y aportan valor a la profesión que desempeñas. Por ejemplo: si eres un contador, la organización y el alto grado de responsabilidad son básicos para tu disciplina.
  2. La impresión que das. Es aquello que los demás piensan de ti y con lo que se quedan al conocerte o tratarte en cualquier tipo de interacción presencial o virtual.
  3. Tu imagen. Cómo luces con respecto a la impresión que das en los medios donde te contactan. Es decir, si tienes un lenguaje muy formal sería muy extraño verte portando tenis y camisas coloridas (no porque tengan algo de malo sino que son incongruentes con el mensaje que estás dando). ¡Todo comunica!
  4. Interacción. La manera cómo respondes a cualquier acercamiento que te hacen. No olvides estar en constante contacto con las personas que son importantes en tu círculo profesional.
  5. Integridad y congruencia. Esta es de las partes más difíciles pero que más pesan: el equilibrio sano entre el decir, pensar y actuar. El mejor discurso son los hechos.

Ahora bien, antes de empezar a construir o modificar tu marca personal es básico saber qué estás comunicando y cómo. Muchos influencers, tienen una gran marca personal, pero absolutamente desalineada con lo que quieren alcanzar.

Recuerda que: la marca personal no es ser famoso o tener miles de seguidores en redes sociales. Una marca personal efectiva es aquella que logra que las personas importantes para tu carrera tengan la imagen adecuada de ti.  A veces esto supone un número muy limitado de personas y, sin embargo, son contactos estratégicos para el medio en el que te desenvuelves. ¿Qué opinas?

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue