Huertos solares

 

¿Por qué?
Con la continua alza en los precios del petróleo, y con una futura crisis energética en el horizonte inmediato, cada vez se hace más necesario apostar por las energías renovables como la solar. Además, la utilización de energías limpias genera importantes beneficios ecológicos, porque no vierten C02 a la atmósfera y no generan residuos o descomposición.

Entre las energías renovables, el desarrollo de la solar es una de las más recomendables para México, ya que su captación es posible durante prácticamente todo el año debido al buen clima que impera en gran parte de su geografía y a la alta intensidad de la radiación solar que aquí se puede obtener.

En este escenario, los huertos solares son una forma de inversión que cada día cobra más adeptos. Esto, porque ofrece a particulares y empresas la posibilidad de convertirse en co-propietarios de pequeñas instalaciones solares fotovoltaicas, reduciendo los costos al compartir el terreno y los gastos de instalación, vigilancia, infraestructuras o mantenimiento.

Otro punto a su favor es que, según sus impulsores, ubicar estas instalaciones solares comunitarias en puntos de muy alta radiación solar y con gran cantidad de horas de sol -como las que ofrecen muchas zonas del país- garantiza una producción elevada y rentable.

Por último, este es un tipo de inversión que puede realizarse en distintas escalas. Basta con ver que si no posees una parcela, también te servirán azoteas, tejados de almacenes y terrenos menores; sólo deben cumplir con las dimensiones adecuadas para instalar las placas fotovoltaicas y dejarlas expuestas a una radiación directa del sol.

Se trata de un buen negocio que favorece al medio ambiente y a los bolsillos de sus inversores.

¿Cómo?
En primer lugar, para invertir en este tipo de negocios debes saber que los huertos solares son espacios con agrupaciones de paneles solares, fijos o giratorios. Aquí, la energía solar es captada en los paneles, generando energía eléctrica que se puede acumular o verter directamente a la red eléctrica convencional.

Los huertos deben estar equipados por varias decenas de paneles fotovoltaicos. Te recomendamos utilizar paneles que cuenten con un sistema de seguimiento automatizado del sol. Esta característica te permitirá conseguir hasta un 35% más de rendimiento que los fijos.

La vida útil de estas instalaciones es de unos 30 años, aunque considera que gracias a los nuevos materiales y la experiencia con las plantas actuales, pueden superar la barrera de los 40 años.

Te recomendamos que antes de aventurarte a invertir en un huerto solar, te asesores muy bien por expertos de empresas o entidades de reconocida presencia en el sector energético alternativo.

Ejemplo de éxito:

Sun Fields Europe
http://www.sfe-solar.com/

 
My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue