Hide this Looking for English Content? Click here

Clases de cocina para empresas

Clases de cocina para empresas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
¿Por qué?

Los recorridos cotidianos de grandes distancias, la búsqueda de mejores condiciones de vida y el desempeño laboral insatisfactorio, asociados a los problemas económicos (que fueron acentuados por la crisis económica el año pasado), hacen que el 43% de la población adulta en México sufra de estrés.

Debido a ello, la situación es sumamente preocupante, sobretodo para las empresas donde el estrés laboral puede llegar a afectar o disminuir hasta en un 25% la productividad de los empleados, según información difundida por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social de México (STPS).

Es aquí donde las innovaciones en el campo del team building captan cada día más adeptos entre las compañías, ya que en este contexto, se convierten en una herramienta vital para mejorar el clima laboral y, muchas veces, la situación individual de los trabajadores.

Para muchos, la cocina es un lugar originar para estimular la imaginación y, si se utiliza en forma adecuada, también para facilitar la distensión y el trabajo en equipo. Por tal motivo, las clases de cocina para empresas se han convertido en uno de los más recientes hallazgos en este sector, orientado a las empresas que valoran el crecimiento personal y profesional de sus empleados.

¿Cómo?
El negocio es simple, la idea es realizar un servicio de clases de cocina para grupos de de trabajo que busquen mejorar su trabajo en equipo. Pero estas, no serán simples talleres gastronómicos, si no que deberán estar orientados a manera de dinámica de team building.

Para los que no sepan de se trata esta disciplina, es fundamental estar enterado que un evento de Team Building comprende actividades que permiten a los miembros de un grupo encontrarse fuera del ámbito laboral, para así poder definirse como equipo. Aquí, es esencial que la actividad apunte a determinar una misión de equipo, entender su objetivo común y generar un mayor reconocimiento de cada uno de los integrantes.

En concreto, el taller de cocina debe ser diseñado de forma tal que sea una actividad muy divertida para todo el que participe, aunque no sepa mucho de cocina. Para conseguirlo, las clases tienen que ser totalmente participativas y la profesora o instructor requerirá de un gran poder comunicativo, además de carisma.

Como uno de los principales atractivos de estas actividades es que se permite a los trabajadores salir del rutinario ambiente laboral, es fundamental que cuentes con un local de agradables condiciones ambientales. Preocúpate por la luz, los colores, el ambiente sonoro, y como es una cocina, también por los olores. Además, es necesario que proveas los ingredientes, los utensilios, los delantales y las recetas a tus clientes.

Es recomendable también que tus clases duren entre dos y tres horas. Además, será muy bueno que ofrezcas un listado de menús para que tus clientes elijan entre una gran variedad de opciones de platillos. Atención: estos talleres deberán ser armados totalmente a medida, dependiendo de las necesidades de cada equipo de trabajo.

¡Suerte y buen provecho para todos!

Ejemplo de éxito:

Azaí,
www.espacioazai.com.ar/ofrecemos_clasescocinaemp.htm

Mise en Place
http://tutorialymas.com/cursos.html