Hide this Looking for English Content? Click here

Centro de AeroYoga

Centro de AeroYoga
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
¿Por qué?

El deporte y la relajación cada día cobran mayor fuerza como formas de resistir el ritmo de vida agitado. Es así es como el pilates y el yoga se han convertido en las disciplinas de acondicionamiento físico más populares. Esto se debe a la capacidad de estas técnicas para responder a la necesidad de tranquilidad y cuidado de la salud.

Sin embargo, hace poco surgió una nueva técnica que combina lo mejor de ambas y le agrega un componente nuevo para el campo del acondicionamiento femenino. Se trata del AeroYoga.

Esta emergente disciplina surgió en Estados Unidos y cada día reúne más adeptos. Su éxito le permitió extender la tendencia hacia otros países como España y Chile.

Su atractivo está en que, además de la mezcla entre Pilates y Yoga, agrega un columpio y técnicas de acrobacia en tela. Esto permite conseguir la sensación de ejercitarse con gravedad cero y hace más lúdico el entrenamiento.

Además, tiene grandes beneficios para la salud. La aplicación del columpio permite aumentar el flujo de sangre en la cabeza y los folículos capilares, lo que mejora la salud del cabello. Asimismo, tiene cualidades anti-edad y ayuda a la tonificación del cuerpo, estirar la columna, redefinir la cintura y potenciar la respiración y el autocontrol.

Este  tipo de yoga es reconocido por mejorar la confianza y autoestima, además de proporcionar una gran energía y enriquecer la relación con uno mismo... Puedes emprender con un servicio que será rentable y muy atractivo, en especial para las mujeres.

¿Cómo?
El objetivo de esta idea de negocios es crear un centro de acondicionamiento físico especializada en la instrucción de AeroYoga.

Como en todo negocio, será fundamental que determines bien el target al cual se dirige tu servicio. Por tanto, te será de mucha ayuda reconocer que las mujeres serán las principales interesadas en este tipo de entrenamiento.

Para empezar, debes saber que esta técnica consiste en hacer posturas y ejercicios típicos del Yoga y del Pilates, pero colgando de una especie de columpio formado por cintas que cuelgan del techo o algún soporte aéreo.

Para realizar clases de AeroYoga será fundamental que cuentes con uno de esos trapecios por cada alumno. Estos columpios deben ser elaborados con cintas livianas y de alta resistencia.

No es recomendable que des clases a muchas personas a la vez; pueden ser entre 8 y 10 como máximo. Cada alumno debe ser acompañado siempre por un profesional que lo asista y proteja. Los niveles de intensidad deben ser ajustables por cada meta personal.

En general, el orden de las clases suelen ser el siguiente: primero se calienta la musculatura con assanas; luego se tonifica con ejercicios de Pilates para abdominales y vinyasas para mantener el cuerpo caliente, preparándolo así para las posturas más exigentes en el columpio, que son de mucha resistencia, y donde se ocupan todos los músculos del cuerpo para sostenerse.

Ejemplo de éxito

En España:
Madrid Espacio Creativo
http://www.aeroyoga.es/