Auto Chilango, la app que saca de apuros a los conductores

Si eres un conductor de automóvil o motocicleta, esta app te avisa todos los trámites que debes realizar y te acompaña en todo tu trayecto. Actualmente, administra más de un millón de vehículos de la zona metropolitana de la Ciudad de México.
Entrepreneur Staff

La escena era la misma todos los días: una fila de decenas de personas con cara de desesperación y aburrimiento, mientras esperaban su turno en alguna de las ventanillas de la Secretaría de Finanzas para resolver dudas sobre un trámite relacionado con sus vehículos.

Era un problema que necesitaba una solución, así que Rodrigo Ramírez - que realizaba su servicio social en esa dependencia gubernamental- ideó una plataforma para que los conductores pudieran consultar información desde casa y, junto con Guillermo Guadarrama, creó la app Auto Chilango.

Era 2012 cuando ambos jóvenes decidieron emprender y conjuntar sus profesiones -Rodrigo había estudiado Relaciones comerciales y Guillermo, Computación- para desarrollar una aplicación que se convirtiera en la aliada de los conductores de la Ciudad de México y el área metropolitana al brindarles información sobre los días que no circula su vehículo, la fecha para pagar la tenencia, períodos para verificar y pago del seguro, por mencionar algunas.

Y desde hoy, ofrece a los usuarios información de cuáles gasolineras despachan 'litros de a litro' para que los conductores puedan comparar los costos de las gasolinas y elegir el más conveniente para recargar combustible.

Descargar Auto Chilango es gratuito. El usuario sólo debe ingresar su número de placa de su automóvil o motocicleta y la plataforma tiene comunicación con diferentes puentes de datos abiertos del gobierno que arroja toda la información del vehículo, si circula o no, las multas que tiene, cuándo debe verificarse, entre otros datos.

Y, gracias a la retroalimentación de sus usuarios, Auto Chilango ha agregado más características, como la localización de gasolineras, el precio de los combustibles y hasta las vulcanizadoras más cercanas. Así fue como despegó la startup de Guillermo y Rodrigo.

Una app que aceleró su crecimiento

En sus tiempos libres, los emprendedores trabajaron para lanzar al mercado la app Auto Chilango en sistema iOS, primeramente, debido a cuestiones técnicas. “Cuando tuvimos 50 mil usuarios supimos que nos teníamos que dedicar a esto de lleno”, puntualiza Rodrigo Ramírez, quien ahora funge como el director de marketing.

El siguiente paso fue buscar una aceleradora de Silicon Valley. Así fue como se encontraron con el fondo de capital semilla 500 Startups, que financió su emprendimiento con 37 mil dólares a finales de 2013. Durante ese año Auto Chilango llegó a los sistemas Android y Windows Phone y alcanzó 150 mil usuarios.

Era el momento para acudir con inversionistas y venderles su modelo de negocio que se divide en tres aristas: el primero tiene que ver con alianzas con aseguradoras y brokers que ofrecen servicios y productos a los conductores (estas pueden ser a través de un porcentaje de ventas, venta de leads o publicidad), el segundo consiste en la renta de autos cuando no circula un vehículo, y el tercero es el ofrecimiento de servicios de afinación y mantenimiento preventivo.  

“Tratamos de ser un puente entre conductores y empresas del ramo automotriz”, dice su CEO, Guillermo Guadarrama.

En la actualidad, la app administra más de un millón de vehículos de la zona metropolitana y cuenta con 850 mil descargas únicas ya que un usuario puede gestionar más de un auto en una sesión.

Al rescate del conductor

El crecimiento a tres dígitos que ha reportado Auto Chilango en los últimos años ha sido posible gracias a que han sabido escuchar a los usuarios, y han tomado en cuenta sus comentarios para mejorar.  “El usuario te da mucho feedback para crear los features. Manda correos o pone comentarios en las tiendas de aplicaciones”, comenta Guadarrama.

El objetivo de Auto Chilango es estar presente en todo lo que hay alrededor de un conductor y su vehículo, coinciden ambos emprendedores. Por ello la retroalimentación ha sido esencial. Guadarrama explica que algunas de las funciones de la app se han basado en pruebas de ensayo y error con base en la interacción. Los mapas con vulcanizadoras, autolavados, refaccionarias y talleres mecánicos son un ejemplo de cómo atendieron los requerimientos de los usuarios.

“Nos han escrito muchas personas diciendo que Auto Chilango los salvó en una situación de emergencia”, afirma Guadarrama.  

En estos casos, entre sus diferentes features, hay uno de seguros donde el usuario sólo necesita el número de su póliza para saber a quién acudir en caso necesario. Y si un policía de tránsito detiene al usuario, hay otra característica en donde se puede consultar el reglamento de tránsito mediante un buscador por palabras que muestra todos los artículos relacionados con la búsqueda, explica Ramírez.

Asimismo, hay otra función que ubica las gasolineras más cercanas. Y no sólo eso, pues luego de que la gente preguntara por los precios de este combustible Auto Chilango ya publica el precio máximo y tiene una lista de las estaciones que venden litros completos porque los conductores ya lo estaban demandando.

Así, los usuarios de Auto Chilango han sido fundamentales para construir la app. El éxito de este emprendimiento ha sido tal que ya han diversificado su mercado y ahora cuentan con una app similar a la que llamaron Auto Fleet, dirigida a corporativos y empresas que manejan varios autos. El objetivo es “llenar la megalópoli al corto plazo”, ambiciona Ramírez.  

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue