Hide this Looking for English Content? Click here

El intrapreneur de Mabe que le presta dinero a los migrantes en EU

Ángel Romanos Berrondo es el hombre que le da crédito a los mexicanos que los bancos no atienden, pero no solo quiere hacerlo en el país. El exempleado de Mabe ha llegado a Estados Unidos, país que gobierna Donald Trump, para darle crédito a los inmigrantes.
El intrapreneur de Mabe que le presta dinero a los migrantes en EU
Crédito: Alto Nivel
  • ---Shares

Hace más de dos décadas, Ángel Romanos Berrondo ingresó a Mabe. A pesar de que la firma de productos para el hogar era dirigida por uno de sus tíos, el joven ingeniero industrial tuvo que pasar por todas las áreas de la firma para conocer el negocio y así trabajar en el corporativo mexicano.

Su bienvenida a la empresa fue la orden del director de Mabe, para desarmar una estufa. Separar todas las piezas del equipo fue cuestión de un par de horas. Sin embargo, el verdadero reto llegó cuando la orden siguiente de su tío fue armarla de nuevo y la actividad se convirtió en una tarea de varios días. El mexicano logró ser contratado, pero también se dio cuenta de que era mejor financiero y no ingeniero.

Así se ha formado el carácter Ángel Romanos y de Crédito Real, empresa que fundó con su familia. El director de la firma sabe que su entrada a Mabe fue la llave que permitió generar un nuevo negocio financiero en México.

Ángel Romanos Berrondo parece no temer a los retos. En 1993, el ex colaborador de Mabe fundó una empresa que logró sobrevivir a la mayor crisis económica de México y que, en 2009, volvió a sacar adelante en pleno derrumbe de la economía de Estados Unidos. Hoy, en un ambiente de incertidumbre frente a las políticas económicas del presidente estadounidense Donald Trump, el director de Crédito Real tiene una misión: dar crédito a los inmigrantes en Estados Unidos. 

“No financiamos mercados subprime o el mercado de norteamericanos que están en el buró de crédito. Nos dedicamos únicamente al mercado latino que no tiene un historial crediticio, y esta persona se parece mucho al cliente que tenemos en México”, dice en entrevista con Alto Nivel Ángel Romanos, director general de Crédito Real.

Crédito Real se ha expandido a Estados Unidos por el interés que tiene la empresa en el mercado latinoamericano, el cual cuenta con un alto poder adquisitivo, pero con necesidades similares a las del mercado mexicano: acceso a un crédito.

El 21 de octubre de 2015, la firma mexicana anunció la adquisición de un 65% de la firma financiera AFS Acceptance LLC’s, especializada en el otorgamiento de crédito para la compra de automóviles usados.

En Estados Unidos viven 55.2 millones de ciudadanos de origen latinoamericano, los cuales representan un 17% del total de la población en la Unión Americana. Asimismo, los mexicanos son 63% del porcentaje de latinoamericanos, de acuerdo con estadísticas de Pew Research Center en 2016.

El heredero de la familia fundadora de Mabe no se encuentra extraviado en sus pretensiones de negocio dentro del vecino país del norte. “Normalmente ganan 7 veces lo que ganan en su país de origen, por lo que lo harían el país latinoamericano más grande del mundo”, asegura Romanos Berrondo.

La empresa mexicana ha optado por ofrecer como producto insignia el crédito para la adquisición de automóviles usados por la necesidad de la población de acceder a un sistema de transporte muy utilizado en las ciudades del país de las barras y las estrellas.

En la actualidad, FS Acceptance LLC’s financia más de 350 coches al mes, mientras que en sus inicios la compañía apenas alcanzaba 17 coches en el mismo periodo.

“Hemos encontrado un modelo para crecer más eficientemente y sentimos que podemos llegar hasta 1,000 coches al mes”, dice el ejecutivo.

El objetivo de Crédito Real es generar una cartera de 1,000 mdd para 2020 y atender al mercado latinoamericano en 30 distintos estados de la Unión Americana. “Tenemos planes bien agresivos para Estados Unidos”, asegura.

Sin embargo, los planes de esta Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom) son mantener su flexibilidad y convertirse en la entidad financiera no bancaria más grande en el mundo que preste dinero a los hispanos.

Los olvidados de los bancos

Ángel Romanos no duda de las oportunidades que puede aprovechar la firma creada en 1993.

La herramienta de financiamiento de equipos para el hogar se ha convertido en una empresa que da créditos en sectores de clase media y baja, a los cuales la banca no atiende.

En la actualidad, Crédito Real cuenta con créditos de nómina, microcréditos, préstamos a Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) y para adquirir autos usados.

A pesar del crecimiento en otras latitudes, México se mantiene como la joya de la corona dentro del negocio de Crédito Real en la región. “México sigue siendo para nosotros el país más importante y aquí nos hemos formado”, dice.

El acceso de los mexicanos a los productos financieros avanza, pero no a una velocidad vertiginosa. Un 29% de la población tiene acceso a un producto de crédito, lo que representa 22.1 millones de adultos, mientras que este porcentaje tan solo alcanzaba un 27% en 2012, es decir, 19.3 millones de personas, de acuerdo con la última edición de la Encuesta de Inclusión Financiera 2015, elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La economía formal crece y los bancos siguen sin atender a este sector de la población, lo que mantiene la viabilidad del negocio que ha decidido abordar Crédito Real.

En octubre de 2012, la Sofom se inscribió entre las emisoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), lo cual le permite obtener fondos y ofrecer nuevos productos.

El secreto de la firma se basa en lograr alianzas con empresas financieras que son rentables, pero buscan un impulso económico para crecer.

Nuevas alianzas y nuevos mercados

Crédito Real es una empresa que busca buenos operadores financieros en México y América, que no cuentan con el impulso del capital para incrementar su oferta a un mayor número de clientes.

“No buscamos ser un fondo que se mete a sacar empresas de la bancarrota, pero sí buscamos empresas rentables que son muy bien operadas y que buscan un socio financiero para poder seguir creciendo”, dice el director general de Crédito Real.

Crédito Real apuesta por fortalecer sus productos en Estados Unidos, Colombia y Costa Rica, por lo que no se encuentra cerrada a sumar nuevos aliados en todas las latitudes en donde tiene presencia.

“Tenemos muy buenas expectativas y nos estamos enfocando en mercados que sentimos que tienen todo por crecer hacia delante, por lo que vienen muchos crecimientos en estos mercados a los que estamos accediendo”, asegura Ángel Romanos Berrondo.

En México, la empresa se encuentra “cómoda” con los productos que ofrece y está interesada en incursionar en nuevos segmentos.

A finales de 2015, la empresa que dirige Romanos Berrondo realizó su última operación para fortalecer el negocio y diversificarlo: adquirió un 55.21% del capital social de la firma Resuelve tu Deuda, entidad que ofrece servicios de reparación de créditos enfocada en personas que presentan sobreendeudamiento.

Resuelve tu Deuda es el primer negocio de Crédito Real en donde no existe un riesgo crediticio y se mantiene dentro del sector financiero, ya que los ingresos provienen de cobro de comisiones y se establece un contacto con los clientes a través de internet.

Esta apuesta de Crédito Real también es un paso al camino de establecer un negocio moderno.

La base de la pirámide, la población de menores recursos, avanza en a la adopción de nuevas tecnologías y Crédito Real quiere acompañar a este segmento económico de la población.

“Queremos estar a la vanguardia en la tecnología financiera”, afirma Ángel Romanos Berrondo.

El banco puede esperar

En 2015, Crédito Real se mostró interesada en conseguir una licencia de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para operar como banco. Sin embargo, los planes del candidato a banquero se han postergado indefinidamente.

“Ser banco decidimos que, al final, no era lo mejor para Crédito Real en este momento, ya que perderíamos algo de flexibilidad y la velocidad de reacción que tenemos hoy día”, revela el hombre que en 2015 manifestó su interés de convertirse en banquero para asegurar la captación de recursos.

Los planes de ingresar a la banca mexicana se encuentran en pausa, mientras que el modelo actual se mantiene como el principal atributo para mantener el crecimiento y no caer en el riesgo de perder la flexibilidad.

Ángel Romanos Berrondo observa un peluche en su oficina que combina la figura de un conejo con cuernos de reno, y las formas de otros animales que crean un personaje diferente a todos. Crédito Real también es la combinación de varios negocios en una misma entidad, la cual aspira a ser única. “A mí me encantaría que Crédito Real fuera la empresa financiera no bancaria más grande del mundo, que atienda al mercado latinoamericano y que, yo creo, no nos encontramos muy lejos de ello.”