Hide this Looking for English Content? Click here

Qué es un directorio y cómo debes liderarlo

Una mala reunión de directorio puede retrasar el avance de la compañía, confundir a los directores, a los inversionistas y desmotivar al equipo.
Qué es un directorio y cómo debes liderarlo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Escrito originalmente para FounderList.la

Hace algunas semanas lideré uno de los peores directorios en mi historia como fundador de una startup. Además de ser una experiencia personal que no quisiera volver a repetir, hoy quisiera hacer énfasis en la relevancia que tiene entender que una mala reunión de directorio puede retrasar el avance de la compañía, confundir a los directores, a los inversionistas y desmotivar al equipo.

Considerando la importancia de una reunión de directorio, especialmente en compañías en etapa temprana, quisiera compartir algunas de las lecciones aprendidas sobre cómo NO liderar una de estas reuniones y describir qué es un directorio y algunas de sus funciones.

Primero, ¿qué es un directorio?

Un directorio es una organización formal y legal compuesta por un número determinado de miembros cuidadosamente seleccionados, cuya labor principal es apoyar en la toma de decisiones estratégicas de la compañía.

Algunas de estas decisiones incluyen temas como: transacciones importantes, momentos para levantar capital, contrataciones y despido de colaboradores clave, entre otros. 

Los actores principales de un directorio son: el presidente del directorio, los directores y el CEO de la compañía, quien debe liderar la reunión.

Un directorio tiene diferentes responsabilidades y funciones dependiendo de la etapa de desarrollo en la que la compañía se encuentre, por lo que en este artículo sólo me referiré a compañías en etapa temprana.

Hay funciones formales e informales.

FORMALES

  • Orientar a los fundadores, especialmente al CEO
  • En ciertos casos puntuales, pueden llegar a despedir y contratar al CEO
  • Representar a todos los inversionistas ante la compañía
  • Representar a los fundadores de la compañía
  • Cuidar que sus acciones velen por el interés y bienestar de la compañía
  • Cuidar de no crear situaciones que impliquen conflicto de interés
  • Mantener la confidencialidad de lo abordado en las reuniones de directorio

INFORMALES

  • Hacer todo lo posible y necesario para que los fundadores y CEO tengan éxito
  • Apoyar o no las decisiones de los fundadores y orientarlos cuando sea necesario
  • Acceso a redes de contacto, clientes u otro activo que beneficie a la compañía

Y ahora sí, aquí van algunas de las lecciones aprendidas de buenas y malas experiencias liderando un directorio…

1. Tiempo: No definir la fecha de un directorio con poco tiempo de antelación

Si defines un directorio de una semana para otra, no lograrás tratar los temas de manera profunda, coordinar horarios será un caos y tus directores pueden prenderte fuego. El CEO o los fundadores son los responsables de definir la periodicidad del directorio (puede ser cada cuatro o seis semanas, cada dos meses o quizás con mayor frecuencia si están en etapa temprana), la duración de la reunión (en promedio dos a cuatro horas) y los descansos (ojalá puedan tener algo para tomar, para comer o inclusive para almorzar).

Considero recomendable agendar con al menos un mes de antelación y coordinar con los miembros del directorio, de modo que bloqueen sus agendas durante estas horas, e inclusive hacer un calendario para próximos meses.

2. Expectativas: No aceptar o tratar de evitar participaciones a medias

Director: “Lo siento muchachos, tengo solo una hora para la reunión porque tengo otro asunto que atender”.

Si él o los fundadores agendaron la reunión con la debida antelación y alinearon las expectativas de los directores respecto a cuáles deberían ser los resultados del directorio, estas situaciones sorpresa pueden ser perfectamente prevenidas. Intenten evitarlas ya que cuando suceden y la dinámica de la reunión es interrumpida, ocurre un quiebre en todos los asistentes del cual es difícil recuperarse.

3. Preparación: No abordar un directorio sin antes haberles enviado la agenda y descripción de los principales temas a tratar a los directores

Un buen directorio busca abordar los principales asuntos de la compañía y conversar sobre ellos, por lo tanto, todos los asistentes deben haber estudiado previamente cada uno de los temas a tratar en la reunión, con el fin de que esta sea más productiva, enriquecedora y conocer las ya reflexionadas opiniones de los asistentes. Una práctica útil puede ser enviar con una o dos semanas de antelación la agenda y puntos a tratar (aspectos financieros, ventas, estrategias de negocio, producto u otros).

4. Presentación: No pensar que el directorio es una presentación expositiva de rendición de cuentas

La instancia de un directorio suele intimidar en primeras y es común pensarlo como una instancia para rendir cuentas a los directores. Esto no es así. El directorio es una instancia de diálogo que busca aprovechar la experiencia y conocimiento de cada uno de sus miembros en pos de resolver dificultades o potenciar el bienestar de la compañía.

5. Contenido: No presentar asuntos netamente operativos y pasar por alto las decisiones estratégicas

Es fácil caer en la discusión de temas muy operativos y perder mucho tiempo en esto, por lo que hay que recordar que la reunión de directorio, en esencia, está pensada para abordar las decisiones estratégicas de la compañía. Intenta aprovechar la experiencia, conocimientos y tiempo de los directores en lo realmente importante.

6. Seguimiento : No dejar que los acuerdos tomados en el directorio queden en el aire

Los acuerdos tomados en el directorio deben ser materializados para luego llevarlos a la acción. Una práctica útil es llevar un registro de los acuerdos en función de la agenda del directorio, enviárselo a los directores una vez finalizada la reunión y luego hacerle seguimiento a cada uno.

Espero haber aportado un granito de arena a la discusión sobre cómo ir mejorando la calidad de las reuniones de directorio. Si tienes alguna lección aprendida al respecto, estaría feliz de conocerla.

Pedro Varas es CEO & Co-Fundador de FounderList.la
Escrito originalmente para FounderList.la

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.