Hide this Looking for English Content? Click here

La mermelada artesanal que empodera a las mujeres

Descubre cómo Xcambo, una marca de productos gourmet, busca cambiar la vida de las poblaciones indígenas de Yucatán.
La mermelada artesanal que empodera a las mujeres
Crédito: Xcambó Project
  • ---Shares

Una mermelada de pitaya con jugo de limón, una de papaya con licor de xtabentún y otra de carambolo y limón, son los innovadores sabores con los que inició Xcambo Project, una marca de productos gourmet que busca empoderar a mujeres de poblaciones indígenas de Yucatán

Esta empresa social surge dentro de una organización no gubernamental que trabaja en comunidades marginadas de esa región del país para empoderar a la mujer.

“La idea de crear Xcambo surge como un proyecto dentro de una ONG… el área más fuerte de trabajo de la ONG es el tema del empoderamiento de la mujer, derechos humanos, la perspectiva de género en los municipios y en las comunidades. Y fue justamente ante ese trabajo que realizábamos en la ONG que fuimos detectando un problema muy grande; vimos que en las comunidades se presenta una violencia severa contra las mujeres. Una violencia física, emocional y psicológica que se da por las estructuras tradicionales de que el hombre es el proveedor”, explica Carlos Ponce de León, quien encabeza esta empresa junto con otros cuatro jóvenes yucatecos.

Carlos explica que las mujeres en esas comunidades tienen que soportar la violencia ante la imposibilidad de separarse, pues dentro de su forma social se piensa que una mujer no puede mantenerse sola y por ello deben permanecer con el esposo.

Al darse cuenta de la difícil situación social y cultural que enfrentan las mujeres en esas comunidades, este grupo de jóvenes decide impulsar esta empresa que actualmente beneficia a 120 productoras en tres comunidades.

Para lograrlo, el primer paso fue estandarizar y profesionalizar la elaboración de productos regionales y desarrollar un modelo de negocio que pudiera ser replicado en más comunidades y con diversos productos de la región.

“Empezamos a trabajar con las productoras, a estandarizar los procesos de producción, de inocuidad, de envasado y etiquetado de lo que ya hacían, que en este caso, el primer producto que trabajamos es mermelada artesanal”, explica Carlos.

“Nosotros pensamos que si trabajábamos en el empoderamiento de la mujer, reforzando la parte económica para que fueran autosuficientes, podríamos atacar mejor el tema de la violencia, no solamente con las pláticas, sino también brindándoles herramientas más importantes que les permitan el empoderamiento, en este caso el económico”.

Con este proyecto de mermeladas, operado siempre bajo los principios de un comercio justo, se logró incrementar en un 200% el ingreso promedio de las mujeres.

“Lo primero que hicimos con ellas fue mostrarles que existen otros consumidores que están dispuestos a pagar otra cantidad (de dinero) por el mismo trabajo que cuesta moverle a la olla y picar la fruta y que si encontrábamos un nicho de mercado adecuado ellas podrían mejorar sus ingresos”, agrega este emprendedor social.

La estandarización de los procesos de producción y la capacitación en todas las comunidades ayudaron a Xcambo Project a elevar la producción con el objetivo de alcanzar los volúmenes de unidades que algunos clientes pueden requerir. Antes de Xcambo, las microproductoras no podían abastecer un pedido grande; ahora pueden hacerlo sin quedar fuera del negocio, ya que todas las mermeladas se realizan con el mismo proceso y con los mismos productos.

De acuerdo con Carlos, el hit de esta joven empresa social fue validar su primer producto en la Expo Gourmet Show en el Word Trade Center de la Ciudad de México, donde hicieron contacto con clientes que no han dejado de comprar.

Ahora, bajo la misma estrategia trabajan en nuevos productos con sabores innovadores: salsas y aderezos, productos de miel, chocolate, café, mezcal, licor de xtabentún, etc. Su objetivo es terminar el año con 12 productos nuevos.

Debido a que productores artesanales de otros estados, e incluso del extranjero, han comenzado a acercarse a esta marca yucateca para trabajar con su modelo de negocio, estos jóvenes piensan en afinar un modelo de microfranquicias.

“Este trabajo es el que estamos transmitiendo a estos grupos productores… una de las mejores estrategias que vamos a seguir es replicar, primero a nivel  nacional, una estrategia de embajadores de Xcambo, emprendedores sociales que en sus estados o municipios estén interesados en replicar el modelo. Sería como un modelo de microfanquicias en donde realmente nuestro interés no es vender el modelo, sino transmitir los procesos para que los repliquen y generen producto”, explica.

Si quieres contactar o conocer más de esta empresa social síguelos Facebook y en Twitter.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.