My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Entrevista

Endeavor busca al emprendedor que se convierta en el héroe local que transforme a México

Para Vincent Speranza, director general de Endeavor México, el ecosistema necesita emprendedores que inspiren, contagien y reinviertan su éxito en el sector.
Endeavor busca al emprendedor que se convierta en el héroe local que transforme a México
Crédito: Michelle Burgos
5 min read

Cuando miro hacia atrás al ecosistema, al país y a Endeavor, y veo hasta dónde hemos llegado, sé que estamos en el mejor momento y bajo las condiciones óptimas para ser testigos de un cambio importante. Así lo considera Vincent Speranza, quien luego de 11 años de trabajar junto a los emprendedores en las filas de Endeavor México, hoy ocupa la dirección general de esta organización que cumple 15 años en el país.

Nacido en Francia, pero enamorado de los rincones de México, de su gente, historia y cultura, Vincent fue de los primeros “locos” en creer que los emprendedores pueden cambiar al mundo. Con esta convicción, ha dedicado la última década de su vida a crecer lo que hoy conocemos como ecosistema emprendedor.

Entrevistado por Entrepreneur acerca de su trayectoria y opinión del panorama y retos del emprendimiento en la región, es optimista. Aunque sabe que todavía falta camino por recorrer y errores que enmendar, augura un horizonte prometedor y le emociona estar presente para vivirlo.

¿Qué ha cambiado en el ecosistema emprendedor mexicano?

Venimos hablando de emprendimiento mucho antes de que se volviera popular o incluso se conociera la palabra como tal. Hoy, en cambio, todos hablan de emprender e incluso es el único camino para muchos jóvenes. Ya se despertó la inquietud, pero me parece que caímos en que cualquiera se cree startupero. Hay family offices en cada esquina y coworkings que surgen todos los días. No me malentiendas: prefiero hoy que ayer; mejor demasiado que nada. Pero sí considero necesario filtrar, sobre todo a aquellos que están más por un efecto de rebote que por convicción, pasión o compromiso con resolver una problemática. Sé que es cuestión de tiempo que eso se regule.

¿Qué falta para que, como país, lleguemos a esa siguiente etapa?

Está increíble tener startups pero al ecosistema lo van a transformar las scaleups, es decir, empresas que tengan en su ADN, en su equipo y en su modelo de negocio, la visión de escalar. Iniciar un negocio desde cero es lo más fácil; lo difícil es llevarlo de uno a mil, y faltan unos cuantos casos de mucho éxito que impacten a los demás.

Es ahí donde está toda mi energía, mente y esfuerzos de Endeavor México actualmente. Queremos encontrar a ese héroe local que inspire, contagie y sea mentor de la siguiente generación de emprendedores para multiplicar su efecto. También falta señalar a quienes no están aportando, sean instituciones, fondos o los mismos emprendedores, a fin de tener el ecosistema que se necesita para volar.

Sin duda va a venir un equilibrio. Nunca, en estos 11 años, he percibido un momento más propicio para que se den ambas cosas. Estamos a punto de tener, en los próximos cuatro o cinco años, a este súper éxito local.

¿Cómo va a ser ese héroe?

No necesariamente es mexicano porque hay muchos extranjeros emprendiendo en el país. Más bien, va a ser una figura local que haga algo gigantesco, de alto impacto y que reinvierta su éxito y sus recursos en otros emprendedores. Creo que el éxito no se mide por la riqueza personal o las ventas sino por la influencia que ejerces a tu alrededor.

Lo mejor es que este héroe ya está en preparación, ya inició su camino, ya vende en el mercado, tal vez ya fracasó un par de veces y ya se levantó para volver a empezar o iterar. Estamos a punto de verlo y toda la apuesta de Endeavor es que él provenga de nuestra red de emprendedores.

¿Qué están haciendo para asegurarse de que eso pase?

Nos transformamos. Ahora buscamos emprendedores que, aunque estén en una etapa más temprana, tengan modelos exponenciales a través de la base tecnológica, en sectores como salud, educación, finanzas o movilidad. Nos gustan esas compañías que desafían lo establecido con innovación, emprendedores incómodos e insatisfechos, con la ambición de comerse al mundo, al país y a su industria, y con la capacidad para construir un modelo de negocio escalable. También creamos una red de mentores con habilidades que acompañen a este tipo de compañías, reclutando nuevos perfiles y conocimientos.

¿Qué detectas que requieren los emprendedores para dar ese paso?

Uno de sus grandes retos es construir su cultura organizacional y equipos, ya sea con talento externo o de intrapreneurs. Asimismo, tienen necesidad de financia- miento, tanto de deuda como de capital, y de estar bien acompañados para saber a qué tipo de fondos, créditos y valuaciones deben acceder para sobrevivir en el tiempo. Por otro lado, requieren de mejores políticas públicas, pero también de no distraerse con la visibilidad mediática.

Es indispensable que tengan piel de cocodrilo para enfrentar todo lo que tienen en contra, desde temas de regulación hasta que la gente crea en ellos. Por eso, la arrogancia y confianza en sí mismos deben ser sus emblemas para salir adelante. Más no la vanidad, que los puede destruir.

Sus papás le prestaron casi 600 mil pesos para comenzar una empresa. Ahora vale 1.7 mil millones de dólares