My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Vida emprendedora

3 formas de vivir a todo tu potencial este 2018

Asiste a un seminario, lee un libro, contrata a un coach, no para ayudarte, sino para ayudarlos a todos. Esto es vivir al máximo de tu potencial.
3 formas de vivir a todo tu potencial este 2018
Crédito: Depositphotos
8 min read

Patricio está obsesionado con volverse la mejor versión de sí mismo. Siempre está hablando de “excelencia”. Come bien, es de los que corre todos los días sin importar lo cansado o ocupado que tenga el día, siempre está leyendo algo nuevo, el libro en turno siempre es un libro de autoayuda. Patricio está en una misión: sacar al máximo su potencial, potencial que él sabe tiene para triunfar. Pero hay un gran problema. Patricio está casi todo el tiempo frustrado y pasó muchos de sus días triste.  Aun cuando logra cosas importantes en su trabajo, por lo regular siempre tiene una sensación de que pudo haberlo hecho mejor, y que solo está logrando cosas muy pequeñas.

A menudo, me habla para tomar unas cervezas, y es cuando me cuenta cómo se siente. Busca mi ayuda como experto del cambio del comportamiento humano y formas de pensar, después de un tiempo comencé a tener pistas de qué estaba mal en su forma de actuar. El trabajo de ser la mejor versión de uno mismo, de sacar el máximo potencial de uno, se ha convertido en una tarea 100% egoísta. Un logro que, por su naturaleza, nos saca del balance.

No me malinterpretes, pero hay logros, que no ayudan a nadie más que a ti. El mundo no se vuelve mejor, porque escales el Everest, o visites tu lista de países. Esas cosas son buenas que las logres, pero no ayudan a nadie más, y hoy en día solo sirven para que tu Instagram tenga muchos likes.

Hay una paradoja en el ser humano. Somos al mismo tiempo, individuos y miembros de grupos. Y por lo regular, todos los días enfrentamos decisiones que ponen esta realidad en contraposición. “Hago algo que me gustará a mí pero que hará que me excluyan de mi grupo” o  “Hago esto que complacerá a mi grupo (familia, empresa, amigos, iglesia, partido político, etc) pero que a mí no me gusta”

¿Lo ves?

El mito de cuidar de ti mismo primero

Hay quien dice que primero debemos cuidar de nosotros mismos antes de poder cuidar a otros. Estas personas a menudo citan el ejemplo típico de una emergencia en un avión - primero colóquese usted la mascarilla de oxígeno antes de ayudar a colocársela a otro -usan esto como argumento. El problema es que, eso aplica en una emergencia en un avión, y raramente aplica en el diario vivir. Lo único que hace, es que prioricemos nuestras necesidades por encima de los demás, si vives así, pronto te encontrarás sin amigos y sin nadie quien confíe en ti.


El mito de cuidar solo de los demás

Luego, hay quienes dicen que debemos cuidar primero de los demás para poder cuidar de uno mismo. El problema aquí viene a un costo muy alto. Si nos dedicamos exclusivamente a los demás rápidamente te sentirás miserable puesto que nadie se ocupará de ti, lo que te hará sentir altamente despreciado, en un lugar donde nadie te valora.

La verdad es que, no podemos decidir cuál va primero. Por eso se llama una paradoja. No hay una respuesta correcta.  Todos los días debemos luchar con decisiones que serán egoístas o desinteresadas.

No se trata de ti y no se trata de los demás, se trata de encontrar un balance delicado entre ambas. Decide hacer algo 100% egoista, y sufrirás tú y tus relaciones. Decide algo muy desinterasado y sufrirás también.

Cómo lograr tu máximo potencial 

1. Encuentra balance

Si decides este año trabajar por vivir a tu máximo potencial, es por mucho, una meta que te desbalanceará, ya que es una tarea exclusivamente egoísta. Tan solo la pregunta: ¿Cómo le hago para vivir a mi máximo potencial? - ya te puso en el centro de una ecuación que ignora que vives en un mundo social, en un mundo de tribus y grupos. Mucha gente gastará este año grandes cantidades de tiempo y dinero asistiendo a seminarios, oyendo a gurús, viendo platicas TED, siendo cobrados por coaches para que puedan lograr su máximo potencial. Y muchos más se pasarán este año yendo de un seminario a otro, quizás con sentimientos positivos y nuevas ideas que los mantenga en la ilusión de estar “viviendo a su máximo potencial”, pero como las dietas, toda esta emotividad bajará hasta que regresen a sus viejos patrones de pensamiento o se inscriban a otro seminario.

Desde luego hay un valor en trabajar por mejorar tus habilidades, por aprender nuevas formas, métodos, principios. Desde luego que la mejor inversión que puedes hacer es tu educación para poder ser un maestro en algo que quieras dominar. Claro que hay un gran valor en la introspección y autoevaluación. Pero hay un hueco que llenar, un punto ciego que no has visto y eso es - la gente a tu alrededor. Balancéalo.

2. Ayuda a otro libre y gratuitamente

Mi amigo Patricio es experto en finanzas empresariales, por años trabajó en grandes fondos de inversión, le propuse que nos reuniéramos una vez a la semana para que me “coacheara” en esta área, que me enseñara sobre valuaciones de empresas, inversiones, finanzas de empresas. Le pedí que nos reuniéramos en un horario que no agregara estrés a su vida. Y así lo hicimos. Nuestras sesiones eran fantásticas, aprendí mucho de él y me daba grandes retroalimentaciones sobre mis planes financieros de mis empresas y startups. Algo mágico pasó en estas sesiones. Mi amigo comenzó a sentirse mucho mejor - Patricio, por primera vez estaba trabajando a su completo potencial al ayudar a otro.

Este año, quieres trabajar en tu potencial y exprimirlo al 100%, no “inviertas" en ti mismo, invierte en alguien, invierte tiempo y dinero en ayudar a alguien a tu alrededor.

Por estar con una visión 100% centrada en ti mismo, no te has dado cuenta que a tu alrededor hay mucha gente que puedes ayudar. Puede ser en tu familia, ese primo que te admira, podrías dedicar una hora cada quince días a coachearlo; puede ser el nuevo becario o el compañero de trabajo que no sabe cómo hacer las cosas y que tú ves que puedes ayudarlo; puede ser tu amigo que quiere emprender y tú puedes ayudar; incluso la mejor de todas, puede ser esa persona que te envío un email o incluso puedes elegir alguien aleatoriamente en Twitter o Linkedin y ayudarlo.

Ayuda solo por ayudar, no esperes un favor de regreso, cuando hagas esto estarás viviendo a tu máximo potencial y la satisfacción que tendrás será mucho mayor que si ganarás el premio Oscar de tu industria.

3.  Buscar lograr “nuestro” potencial

La tarea de vivir y sacar todo “mi” potencial debe ser reemplazada por lograr todo “nuestro” potencial. Como familia, como equipo, como startup, como organización, como comunidad. 

La única forma de crecer, de lograr todo tu potencial es cuando ayudas a que todas las personas a tu alrededor también lo logren. 

Si eres un líder o jefe, tu tarea es el éxito de tu equipo, de las personas que están bajo tu autoridad.  Las empresas cometen el error de mandar a seminarios caros a los jefes, algo que solo incrementa su visión egoísta; la próxima vez invierte no en ti mismo, sino en todo tu equipo; si vas a comprar un libro de autoayuda ordena mejor 10, 20 o el número de libros para cada uno de tu equipo. Si asistes a un seminario, nunca vayas solo, siempre lleva al menos a alguien más, de tu familia, de tu equipo, de tu tribu. Asiste a un seminario, lee un libro, contrata a un coach, no para ayudarte, sino para ayudarlos a todos. Esto es vivir al máximo de tu potencial.

El Mindfulness no sólo es una tendencia, es la clave para ser un mejor líder