My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Carrera

Consigue el trabajo de tus sueños: Así debes prepararte para la entrevista

Ellos saben que estás nervioso. Lo que quieren saber es cómo vas a lidiar con tus nervios.
Consigue el trabajo de tus sueños: Así debes prepararte para la entrevista
Crédito: Depositphotos.com
VIP Contributor
Journalist, Digital Media Consultant and Investor
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

A lo largo de los años, he hablado con muchos gerentes de recursos humanos y la mayoría dice esperar que todas las entrevistas sean buenas. Entre más rápido encuentren a la persona ideal para el trabajo, más rápido pueden pasar al siguiente objetivo urgente.

Pero la realidad es que solo unos pocos entrevistados lo hacen bien. Muy pocos se preparan correctamente, dejando su destino profesional en manos del gerente, el cual, la mayoría de las veces, tiene que decidir entre un grupo de candidatos con las mismas cualidades.

Lo que debes hacer en tu próxima entrevista, es poner a la persona de recursos humanos en una posición en la que no tenga otra opción más que contratarte. Sigue estas 4 estrategias y lo lograrás.

Conoce a profundidad la cultura laboral de la organización

Como candidato, debes tener en mente dos cosas, lo primero es la excelencia profesional, los jefes quieren encontrar a la persona que hará su vida más fácil, por lo que preferirán contratar a las personas con más talento. Un buen aspirante debe entender las labores que la compañía requiere, así que investígalas y prepárate para contarles cómo puedes ayudarlos a cubrir estas necesidades.

La segunda parte está relacionada con la cultura laboral. Si ya tienes dominado el primer punto, es momento de enfocar tu energía en conocer a profundidad e identificarte con la cultura de la empresa. Para lograrlo, invierte tiempo buscando todos los detalles que puedas sobre la compañía. Lee los artículos y libros escritos por sus miembros. Ve los videos en los que aparezcan los socios principales.

Busca en su página web la parte en la que hablan sobre su cultura laboral, como en Medium o en Slideshare. Lee las opiniones positivas que escriben los empleados en Glassdoor, esto te ayudará a entender mejor la actitud de los empleados felices.

Durante la entrevista, demuestra que tu cultura laboral coincide con la de la empresa, utiliza ejemplos pensados cuidadosamente cuando te lo pida el entrevistador. Haz preguntas de manera clara que demuestren que tu manera de pensar se adapta al zeitgeist de la compañía.

La cultura laboral es difícil de detallar, por lo tanto revisa tus notas y prepara las preguntas correctas antes de la entrevista. Tu investigación deberá ayudarte a reflejar el tipo de personalidad y actitud que los de recursos humanos están buscando.

Calma tus nervios

Lo he visto antes, los candidatos son buenos en papel y tienen un buen desempeño en la entrevista por teléfono, pero durante la entrevista en persona les tiemblan las manos y la voz y terminan siendo incapaces de dar respuestas apropiadas a las preguntas.

La ansiedad no tiene porque ser un factor negativo, por el contrario, puedes ganarte la simpatía del entrevistador si logras que tu conocimiento brille más. Pero si gana la ansiedad y las respuestas no son convincentes, el entrevistador se preguntará si puedes manejar el trabajo bajo presión. Lo que significa que como candidato debes tomar todas las medidas necesarias para asegurar que estarás lo más calmado posible durante la entrevista.

El día de la entrevista mantén tu rutina lo más que puedas, llega 10 o 15 minutos antes y aprovecha para hacer algunas poses de yoga antes de la entrevista o ejercicios de respiración profunda. Durante la entrevista mantén el contacto visual y exprésate con convicción.

Demuestra tu valor durante la entrevista

La mayoría de los directivos encargados de contratar son personas muy ocupadas y si lograron que RRHH les autorizara una vacante, es muy probable que su equipo esté en máxima capacidad, lo que significa que están buscando un candidato que ofrezca valor agregado.

Durante la entrevista demuestra este valor agregado, házles ver que eres inteligente y cuál tu motivación profesional. Piensa en una solución para los desafíos que encontraste en la descripción del puesto o de los desafíos de los que hablaron durante el proceso de la entrevista. Si todo falla, haz un plan a 90 días con tus propuestas para cuando te contraten, compártelo después de la entrevista con la persona encargada y así mostrarás tu disposición de ayudar inmediatamente al equipo.

Si no consigues el trabajo, inténtalo de nuevo

Un pequeño secreto de los equipos de reclutamiento de los que he sido parte es que una vez que tu CV es archivado, jamás vuelve a ver la luz. Incluso en los casos en los que te rechazan y se te envía un mensaje automático diciendo que nos pondremos en contacto contigo en caso de encontrar una vacante adecuada, es muy probable que estemos muy ocupados y nos olvidemos de ti.

Es extraño volver a postularse en una compañía que te rechazó, pero si ves algún puesto que te interesa, por supuesto que debes volver a intentarlo. La segunda será la buena.

Cuando lo hagas, busca a un miembro de RRHH y explícale porque vales para una segunda entrevista. En la mayoría de las empresas, la tenacidad puede jugar a tu favor.

Los encargados de las contrataciones buscan excelentes candidatos que puedan adecuarse al equipo existente. Cuando te prepares para una entrevista, date el tiempo tiempo de investigar para demostrarles esto.

Piénsalo así: no le des más opción a la persona que contratarte, toma al toro por los cuernos y demuestra que puedes agregar valores desde el inicio, que tienes la misma cultura laboral. Con esto, aumentarás las posibilidades de conseguir ese puesto en el trabajo de tus sueños.

7 habilidades que NO debes poner en tu currículum