Entrepreneur Mujer

Qué hacer si una compañera es grosera contigo

No son enemigas. Evalúa qué quieren ambas partes.
Qué hacer si una compañera es grosera contigo
Crédito: Depositphotos.com
Entrepreneur Staff
Associate Editor
8 min read

Tu compañera no levantó la mirada de la pantalla cuando te acercaste a platicar con ella o tal vez criticó una propuesta tuya sin ninguna explicación o disculpa. O quizá la te envió un mensaje pasivo-agresivo sobre un proyecto del que eres responsable. Lo que sea que sea, ahora estás enojadísima. Especialmente si esta no es la primera vez que tu compañera hace algo como esto.

Hay muchas formas de experimentar descortesía en el lugar de trabajo, y mientras los hombres informan haber experimentado groserías por parte de mujeres y hombres al mismo nivel, las mujeres dicen que experimentar faltas de respeto de parte de su propio sexo con más frecuencia. En tres estudios centrados en género y falta de educación, investigadores descubrieron que las mujeres tenían del 5 al 9% más probabilidades de experimentar groserías de parte de otras mujeres que de los hombres, según Marcus Butts, profesor asociado en la Escuela de Negocios de Cox en Southern Methodist University.  

Las personas tienden a compararse con otras que son similares a ellas o en un grupo demográfico común, dice Allison S. Gabriel, autora principal de los estudios. Como resultado, las mujeres tienden a ser muchísimo más conscientes de las acciones de otras mujeres, en comparación con las acciones de sus homólogos masculinos. 

Otro fenómeno relacionado con el género que hace que las mujeres perciban la falta de civismo de sus compañeras a un ritmo mayor es el concepto de comportamiento "agente". En pocas palabras, a las mujeres les resulta ofensivo cuando sus colegas femeninas demuestran asertividad, un rasgo comúnmente asociado con los líderes masculinos. Eso podría significar asignar tareas, dictar instrucciones o compartir opiniones. "No parecía que a las mujeres se les diera mucha libertad para desviarse de lo que otras mujeres típicamente esperan que hagan sus compañeras", dice Gabriel.

"Lo que creemos que está sucediendo es que esos rasgos o comportamientos señalan una amenaza de competencia", agrega. Una mujer podría interpretar las acciones estereotípicamente masculinas de otra mujer en el trabajo como amenazantes, incluso si la otra mujer no tenía la intención de bloquear las posibilidades de progreso o éxito de su colega. Diferentes estándares entre personas de diferentes antecedentes culturales para lo que constituye un comportamiento aceptable para los sexos también pueden entrar en juego.

Llegar al fondo de por qué la descortesía de mujer a mujer es tan común ayuda a prevenirla y resolverla, pero también es importante considerar lo que está en juego si nadie hace nada al respecto. Como Gabriel explica: "Cuando las mujeres informaban más descortesía de otras mujeres, tenían más probabilidades de estar insatisfechas en el trabajo, se sentían menos vitales y también eran más propensas a decir que querían renunciar e irse".

La incivilidad en el lugar de trabajo tiene un costo, tanto para las personas como para las organizaciones. Christine Porath, profesora asociada de la Escuela de Negocios McDonough en la Universidad de Georgetown, ha estado estudiando la falta de respeto laboral por más de 20 años y ha descubierto que tiene efectos perjudiciales en la memoria de los empleados, el sistema inmunológico e incluso la vida familiar fuera del trabajo.

En un artículo de Harvard Business Review, Gabriel citó un estudio de 2010 que encontró que la falta de civismo llevó al 48% de los empleados a disminuir intencionalmente sus esfuerzos en el trabajo, mientras que el 80% informó que perdió tiempo en la oficina para distraerse de las groserías de sus compañeros. Porath calculó que el costo de la falta de civismo para las organizaciones, debido a distracciones y ausencias, llega a 14,000 dólares por empleado.

Las organizaciones que hacen del civismo una prioridad pueden ganar hasta un 30% más que sus competidores que no lo hacen, según Lewena Bayer, directora general de Civility Experts, Inc. y autora de The 30% Solution

Las mujeres también pueden abordarlo de frente. Bayer comparte consejos para las mujeres que experimentan groserías en el trabajo para ayudarlas a superar las interacciones desmoralizadoras y centrarse en las tareas, no en las malas caras. 

1. No lo personalices

Trata de no percibir el comportamiento de los demás como una afrenta personal, dice Bayer. Piense en todas las razones por las cuales alguien podría estar actuando de cierta manera, y cuántas de esas razones no tienen nada que ver contigo. Tal vez tu compañera enfrenta una fecha cercana o está pasando por una situación difícil en el hogar. No supongas que el choque que estás experimentando está relacionado con un conflicto de género o personalidad. "Es un cambio de mentalidad", dice Bayer. "Tu primera reacción debería ser: '¿Qué más está sucediendo que podría estar fomentando este comportamiento?'"

2. Reconoce el papel que podrías estar jugando

Recuerda que eres la mitad de cada interacción uno-a-uno de la que formas parte. Tal vez tu colega está actuando fría porque olvidaste saludar o hacer contacto visual cuando se acercó, y ella esperaba que lo hicieras, explica Bayer. Piensa ¿esa persona estará reaccionando a algo que hice? Bayer aconseja.

O tal vez sea el tema opuesto: ella no te ve como una amenaza, te ve como alguien que ha indicado que no quiere tomar control la situación. Tal vez hablaste suavemente, sin contacto visual, cuando entraste a la junta. Mientras tanto, ella hizo una gran entrada y captó la atención de todos, y ahora te sientes invisible o como si no pudieras hablar en la reunión. Las personas con grandes personalidades a menudo ni siquiera se dan cuenta de cómo su presencia afecta a los demás.

"Está bien corregir a las personas de una manera positiva y educada cuando involuntariamente se comportan de una manera que es demasiado agresiva", dice ella. Cuando pienses en tu comentario, redáctalo con un enfoque en el resultado o sin usar pronombres en primera persona ("Yo” y "Tú"). “Podrías decir: ‘Arreglemos las sillas un poco para que todos tengan algo de espacio y puedan hablar'", sugiere Bayer.

3. Descubre lo que puedes aprender de ella

Cuando experimentas una falta de civismo de una mujer que tiene más poder o condición que tú en el trabajo o en tu industria. "Trata de no interpretar sus puntos fuertes como una amenaza personal para ti, sino como algo que podrías imitar”.

"En un momento en que necesitamos más mujeres dominantes que se elevan en las filas de las organizaciones, deberíamos defendernos entre nosotras", dice Gabriel. "Deberíamos decir: 'Si ella lo hace bien, yo puedo hacerlo bien’”.

4. Piensa en todos de la misma manera

Las etiquetas que colocamos en los demás y las connotaciones que asociamos con las identidades de otras personas pueden dar forma a la manera en que percibimos sus acciones. La próxima vez que una mujer sea grosera contigo, desafíate a considerar: "Si un hombre se hubiera comportado de esa manera, ¿yo habría reaccionado de esta manera?", dice Bayer. "¿Estoy más ofendida porque es una joven de 21 años que me habla de esa manera? ¿Me enojaría igual si alguna otra persona lo hubiera hecho?"

Bayer sugiere la "Regla del Respeto Universal Personal": "Todo el mundo, en cada situación, obtiene exactamente el mismo respeto y consideración de mi parte". Incluso escribir este mantra en un postit y pegarlo en algún lugar para verlo con frecuencia puede hacer una diferencia.

Dicho esto, Bayer señala, "la cortesía es su propia recompensa". El hecho de que trates a alguien de cierta manera no garantiza que te corresponderán. "La cortesía no debe ser condicional. No deberías mantener una tabla de puntuación. Extiende tu buena educación porque es parte de tu carácter ", dice ella.

Keep Reading

Mexico Desconocido

5 lugares para ir a bailar en la CDMX

Un gran plan de viernes por la noche es salir a bailar. Ya sea en pareja, con amigos o contigo mismo y tus ganas de ligar, visita estos lugares que elegimos para ti y haz realidad el refrán: “lo bailado nadie te lo quita”.
Nupcias Magazine

Eloping, la tendencia en bodas que cautiva a los millennials

Lo que una vez fue mal visto por la sociedad, hoy está de moda: querer huir y casarse en secreto.
Cine Premiere

Batman El caballero de la noche, ¿por qué es un clásico?

Con motivo del 10º aniversario del estreno de El caballero de la noche, te dejamos algunos puntos que hacen de esta, una de las mejores películas de superhéroes del siglo.
Altonivel

Las aseguradoras enfrentarán un golpe de 6,500 mdp por AMLO

La desaparición del seguro de gastos médicos por parte de AMLO traerá un impacto inicial de 6,500 mdp para las aseguradoras.
My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

La emprendedora que regresó medio millón de dólares a su inversionista tras descubrir era acosador sexual