My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Historias Entrepreneur

La joven de 28 años que hoy está a cargo de la lucha libre mexicana

Con una estrategia que incluye la renovación constante de su cartel y un esquema de licensing, el CMLL cumple 85 años de operaciones en el país y la siguiente apuesta de Sofía Alonso es globalizar el arte del pancracio mexicano.
La joven de 28 años que hoy está a cargo de la lucha libre mexicana
Crédito: Cortesía CMLL
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Han pasado 85 años desde que se realizó la primera función de lucha libre en México, un deporte que inició Salvador Lutteroth González en nuestro país y un negocio que ha sobrevivido a varias caídas. Salvador encontró en este espectáculo que representa la identidad cultural de los mexicanos una forma digna para ganarse la vida, pues empezó a trabajar siendo un niño debido a los problemas económicos que tenía su familia.

A los 17 años de edad fue parte del ejército de Álvaro Obregón para luchar en la Revolución Mexicana y nunca imaginó que su vida cambiaría cuando descubrió un espectáculo atípico en las ferias de El Paso, Texas, en Estados Unidos. Ahí un campeón de lucha libre retaba a un hombre del público para pelear durante cinco minutos y ganaba el que se rindiera primero.

Tan impresionado quedó que decidió hacer estas luchas en la Ciudad de México para iniciar su propio negocio. Así fue como en 1933 fundó la Empresa Mexicana de Lucha Libre junto con sus socios Gonzalo Avendaño y Chucho Lomelí. Hoy, esta empresa lleva el nombre de Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) y es liderada por Sofía Alonso  de 28 años de edad y bisnieta de Salvador.

El CMLL cuenta con más de 120 luchadores profesionales entre hombres y mujeres que realizan funciones en la Arena México, Arena Coliseo, Arena Puebla y Arena Guadalajara. Estos inmuebles son propiedad de la empresa. Además, tiene dos escuelas y seis grupos de formación de luchadores en donde los talentos tardan hasta cinco años para debutar en el cuadrilátero.

Los ingresos provienen de la taquilla, venta de alimentos y bebidas en las funciones, programas de televisión, pagos por evento en canales digitales, y con el uso del nombre y la imagen de los luchadores mediante un esquema de licensing que otorga un permiso para reproducir, usar y aprovechar los personajes como en una campaña de publicidad o una película.

Imagen: Isaac Alcalá Nácar

El éxito que se forjó arriba del ring

Esta empresa tomó fuerza a principios de la década de 1950 cuando se empezó a transmitir las luchas por televisión a nivel nacional. La pérdida de la máscara de Black Shadow vs El Santo en 1952 marcó el inicio de la época de oro de la lucha libre mexicana. Era tan grande la pasión por el arte del pancracio que los fanáticos se reunían en las vecindades para ver los combates en blanco y negro pagando su entrada, relata Sofía, quien ahora es la directora comercial del CMLL.  

La lucha libre también asombró a la industria del cine que tuvo entre sus protagonistas a figuras populares como El Santo, Blue Demon y Atlantis. El público amaba tanto estos filmes que se convirtieron en un género del cine mexicano que brilló entre la década de 1950 y 1960, mientras la empresa abría nuevas locaciones en Acapulco, Guadalajara, Monterrey, Puebla y Torreón.

En 1990, la Empresa Mexicana de Lucha Libre se transformó en el CMLL para modernizar este deporte con talentos de Japón, Estados Unidos y Puerto Rico. Sofía cuenta que la empresa sigue recibiendo talentos extranjeros que aprenden de México.

Muchos años la lucha libre fue considerada como un entretenimiento popular para la clase obrera, pero eso cambió con la entrada de personajes como Místico, quien logró reunir a nuevas generaciones y clases sociales gracias a sus habilidades en el ring.

“La lucha libre es el único espectáculo que reúne a tanta diversidad de público en un mismo lugar”, asegura Sofía.

Más de un millón de personas asisten cada año. Tan sólo la Arena México, en donde se concentra la operación de la empresa, recibe hasta 14,800 espectadores en cada función cuando son estelarizadas por las estrellas de este deporte.

Llave para vencer al rival

No todo ha sido espectacular. Al inicio se prohibieron las transmisiones en la Ciudad de México y no se reanudaron sino hasta 1990 en todo el país. Uno de los momentos más álgidos –dice Sofía– fue en la década de 1970 cuando los luchadores de esta empresa empezaron a realizar funciones de forma independiente en el antiguo Toreo de Cuatro Caminos en la Ciudad de México. Entonces hubo que preparar más rápido al talento joven para que estelarizara las carteleras.

También la empresa sufrió un desequilibrio financiero ante la disminución de la asistencia en 1992, dado el surgimiento de la Lucha Libre AAA.

Pese a las caídas, esta compañía sigue vigente en un mercado del entretenimiento que en 2016 generó ventas por 22,800 millones de dólares, según cifras de la consultora PwC. La mayor fortaleza de este negocio es que “la lucha libre tiene la capacidad de trascender, invadir, alterar y expandir sus historias a través de los espectadores”, comenta Ricardo Hernández, profesor de la licenciatura en Dirección de Empresas de Entretenimiento de la Universidad Anáhuac Puebla. De hecho, la lucha libre mexicana está considerada como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México.

Otra de las claves de éxito es que el CMLL cuenta con inmuebles propios que le permiten absorber los gastos de renta y evitar problemas en caso de no vender todos los boletos, considera Hernández. Además, logró construir su marca y fidelizar el consumo del público gracias a la experiencia que vende. “Es un espectáculo hecho por las propias personas que se nutre con la creatividad de los luchadores cuando están en el ring. El estilo de lucha libre mexicana es el más espectacular porque es aéreo y acrobático”, dice Sofía.

Imagen: Isaac Alcalá Nácar

Esto le ha permitido enfrentar a su competencia directa como la Arena Televicentro, el grupo de Lucha Libre Internacional, y la Lucha Libre AAA, aunque han existido empresas más pequeñas que han desaparecido por falta de enfoque en la ejecución. Aún así, Hernández sugiere a quienes desean emprender en este mercado iniciar con funciones pequeñas que requieran una inversión baja y escalar poco a poco, buscar un diferenciador, diseñar experiencias únicas, y definir el público meta.

Así fue como Salvador Lutteroth construyó esta empresa, la misma que Sofía Alonso quiere llevar a un nivel más alto para honrar a su bisabuelo. Su apuesta es dirigir la lucha libre mexicana hacia un público global sin perder la esencia del espectáculo y acercarla a nuevas generaciones a través de plataformas y contenidos digitales. Adelanta que están trabajando de la mano de un juego muy popular a nivel mundial para que los niños puedan reconocer a los personajes del CMLL.

Sofía se considera ruda de corazón y técnica en el trato, pues asegura que a veces es necesario romper las reglas del juego para sacar a flote una empresa. “Cualquier sueño que vale la pena te va a costar esfuerzo y dolor, pero hay que abrazarlo”.

 

Keep Reading

Mexico Desconocido

7 propiedades medicinales de la miel que debes conocer

Descubre los maravillosos beneficios que trae consigo el consumo de la miel para nuestra salud y bienestar.
Nupcias Magazine

Diferentes estilos para los centros de mesa de tu boda

Elige el que más te guste para adaptarlo con la temática de tu boda.
Cine Premiere

Boo de Monsters Inc. tiene un cameo en Toy Story 4

La pequeña Boo hizo su aparición en la nueva cinta de Woody y Buzz Lightyear. ¿Lo notaron?
Altonivel

¿Qué debes de hacer si fuiste víctima de fraude?

La Condusef estimó que las ganancias obtenidas por la delincuencia en su modalidad de fraude tradicional y cibernético fueron de 9,231 mdp durante 2018

More from Entrepreneur

Dustin's experience and expertise can help you monetize your message, build a marketing strategy and connect with influencers.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur