Cómo estos estudiantes que abandonaron la universidad construyeron una compañía de 2.6 mil millones de dólares en solo dos años

Esto es lo que puedes aprender de los tropiezos iniciales y el eventual éxito de los brasileños Pedro Franceschi y Henrique Dubugras.
Cómo estos estudiantes que abandonaron la universidad construyeron una compañía de 2.6 mil millones de dólares en solo dos años
Crédito: Cortesía Brex
Guest Writer
Founder of 7SecondMedia
9 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Mientras que la mayoría de los estudiantes de primaria pasan horas jugando en el parque con amigos, los jóvenes brasileños Pedro Franceschi y Henrique Dubugras tenían un pasatiempo diferente: la codificación. Pedro fue el primero en hacer jailbreak al iPhone 3G y el primero en crear un software para hacer que el asistente virtual Siri de Apple hablara en portugués, mientras que Henrique tenía solo 12 años cuando comenzó a codificar y programar videojuegos por sí mismo.

Los dos se conocieron en Twitter, que fue el comienzo de una exitosa relación de trabajo que abarca múltiples empresas. Cuando tenían solo 16 años, comenzaron Pagar.me, el primer procesador de pagos amigable para desarrolladores en Brasil, recaudaron 30 millones de dólares y emplearon a un personal de más de 100 antes de vender la compañía y comenzar la licenciatura en la Universidad de Stanford. Después de ocho cortos meses en la casa de estudios, decidieron abandonar sus carreras y comenzaron Brex, una startup que emite tarjetas corporativas para startups tecnológicas. En solo dos años y medio, Pedro y Henrique convirtieron a Brex en un unicornio, ya que la última ronda de recaudación de fondos la compañía se valoró por la friolera de 2.6 mil millones de dólares.

En una entrevista exclusiva para Entrepreneur, conversé con Pedro y Henrique sobre su infancia, su tiempo en Stanford y cómo perfeccionaron su perspicacia comercial con el tiempo. Sus experiencias arrojaron los cinco principios prácticos que los ayudaron a construir una empresa multimillonaria.

1. Comenzaron temprano

Aunque comenzar a codificar temprano ayudó a los cofundadores desde una perspectiva técnica, involucrarse en el mundo de los negocios incluso antes de que comenzaran su adolescencia también pagó enormes dividendos. Pedro me dijo que "la curiosidad y el espíritu emprendedor" lo obligaron a él y a Henrique a "aprender los entresijos del mundo de los negocios en Brasil en su adolescencia".

En este punto, no sabían mucho. Pedro me dijo que cuando él y Henrique plantearon la primera ronda para Pagar.me, "no sabíamos cómo hacer una valoración o cómo era un trato 'justo'". En pocas palabras, los jóvenes cofundadores sabían cómo codificar, pero carecían de conocimiento comercial.

Pero eso estaba bien ⁠-- estaban resolviendo cosas mientras encontraban problemas con la monetización, el escalamiento y más. Poco sabían en ese momento, pero la experiencia de aprendizaje que construía Pagar.me sería invaluable y altamente relevante para su próxima aventura. Pedro me dijo: "Aprendimos lo importante que era construir sistemas desde cero para poder modificar características importantes del producto como suscripción, condiciones de pago y recompensas".

Fundamentalmente, comenzar temprano permitió a los cofundadores ganar experiencia mucho más allá de sus años, para saltarse la curva de aprendizaje cuando comenzaron Brex. Pero incluso con esta experiencia, las probabilidades estaban en contra de los jóvenes fundadores: la universidad simplemente les quitaba demasiado tiempo.

2. Se arriesgaron y se fueron con todo

En solo ocho meses en Stanford, Henrique dice que los dos "conocieron a grandes amigos de toda la vida y aprendieron de profesores sobresalientes". Pero había algo extraño en la universidad. Henrique me dijo que vivir en un dormitorio y asistir a clases le hizo darse cuenta de que extrañaba la independencia y el ambiente empresarial que tenía en Brasil.

A los cofundadores les encantaba la escuela: reconocen que Stanford tiene académicos increíbles y gente talentosa, algunos de los cuales se convirtieron en empleados e inversionistas tempranos de Brex. Pero el compromiso de tiempo que implicaba asistir a Stanford era demasiado. En palabras de Henrique, "Sabíamos que estábamos construyendo algo especial que requeriría todo nuestro tiempo y atención". Agregó: "Para construir algo grandioso, una vez que tienes convicción, realmente necesitas irte con todo".

Hacer malabares entre los deberes de la escuela y los de Brex era la antítesis de lo que necesitaban hacer. Así que Pedro y Henrique abandonaron Stanford a pesar de que la compañía todavía estaba en una etapa muy temprana y prácticamente no tenía tracción. Decir que dar ese salto fue un riesgo enorme sería poco. 

3. Eran flexibles y pivoteaban rápidamente

Pero antes de que Brex fuera una empresa de tecnología financiera especializada en tarjetas corporativas para nuevas empresas (y antes de que Pedro y Henrique abandonaran la escuela), los cofundadores creían que los problemas de pago que experimentaron en Brasil ya estaban resueltos en los Estados Unidos. Por lo tanto, ingresaron a YCombinator pensando que construirían una startup de realidad virtual. Pero apenas tres semanas después, los cofundadores se dieron cuenta rápidamente de que "no sabíamos nada sobre el mercado y necesitábamos pivotar", como me dijo Henrique.

A pesar de apostar inicialmente por la idea equivocada, las primeras semanas de Pedro y Henrique en YC no fueron un desperdicio. Cuando los cofundadores vieron que ninguna de las nuevas empresas de YC en el lote de invierno de 2017 podían obtener una tarjeta corporativa bancaria porque eran compañías muy pequeñas, se dieron cuenta de que el espacio de pagos en los Estados Unidos también necesitaba ser sacudido.

Ese problema motivó a Brex. Y lo más importante, los cofundadores aprendieron la importancia de la flexibilidad de primera mano. Henrique señala: “Nada sale exactamente como lo imaginas; mantenerse flexible puede ayudarte a adaptarte cuando surgen este tipo de sorpresas”. Si hubieran permanecido necios con la idea de hacer una startup de realidad virtual por más tiempo, les habría sido imposible alcanzar el tipo de crecimiento que Brex logró.

4. Construyeron una sólida red específica para la industria

Con experiencia en pagos, una visión y una inversión inicial de 120,000 dólares de YC, los cofundadores sabían que estaban en el camino correcto, pero aún no habían obtenido la validación de la industria. Lo que realmente tenían que hacer era ponerse en contacto con Peter Thiel y Max Levchin, dos de los cofundadores detrás de PayPal.

Cuando lo hicieron, "fue un gran punto de inflexión para Brex", dice Henrique. "Ya creíamos en nuestra idea y sabíamos que había un mercado para nuestro producto, pero contar con el respaldo y el apoyo de dos ejecutivos de la industria ampliamente conocidos nos mostró cuán grande podía ser nuestra compañía".

La validación que recibió Brex de la famosa "Mafia PayPal" ayudó a la compañía a recaudar 50 millones de dólares de la Serie B, que incluyó la participación de Thiel y Levchin, Ribbit Capital, una empresa de capital de riesgo centrada en tecnología financiera y un ex-CEO de Visa. En conjunto, establecer una red sólida específica para la industria marcó la diferencia para Pedro y Henrique, tanto en la recaudación de fondos como en el crecimiento.

5. Justificaron estar altamente capitalizados

Con experiencia en el dominio y algunos de los mejores ejecutivos y emprendedores fintech a bordo de Brex, Pedro y Henrique necesitaban conseguir una cosa más para hacer realidad su tarjeta corporativa para startups: mucho dinero. Para muchos jóvenes emprendedores, la recaudación de fondos es un gran problema. Para Pedro y Henrique no fue la excepción, pero los fundamentos comerciales estaban de su lado: para financiar su creciente operación de pagos, Brex necesitaba una gran capitalización y los inversionistas fintech lo sabían.

Además, Brex tenía las métricas de crecimiento para demostrar su concepto también. Entre su levantamiento de fondos Serie C en octubre de 2018 y la Serie C-2 en junio de 2019, la compañía aumentó seis veces sus ingresos mensuales, según cifras de Bloomberg. Su rápido crecimiento junto con la financiación de riesgo también allanó el camino para que la empresa consiguiera el dinero que necesitaba. Es más, hace solo tres meses, Brex recaudó 100 millones de dólares en deuda de Barclays.

En conjunto, debido a que los ingresos de Brex continúan creciendo, la recaudación de fondos se convirtió en una segunda naturaleza para la firma. Los inversionistas de rondas anteriores estaban satisfechos con la multiplicación de valor de Brex y los ingresos la firma le permitieron recaudar grandes cantidades de deuda de los bancos para mantener aún más su crecimiento. Debido a que Pedro y Henrique pueden justificar que Brex esté altamente capitalizado, el interés de los bancos continúa creciendo.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur