Conoce a la comunidad que busca construir los próximos 10 'unicornios' de América Latina

Startup Grind es una comunidad cuyo foco es sofisticar a los fundadores con el fin de construir las siguientes 10 empresas más grandes de América Latina para 2030.
Conoce a la comunidad que busca construir los próximos 10 'unicornios' de América Latina
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hace 8 años, Pablo Lascurain ya era un emprendedor serial, había vendido tres empresas tradicionales y buscaba hacer una cuarta de base tecnológica, pero no funcionó. Buscó una organización en la que pudiera hablar sobre los retos que había enfrentado, pero no encontró nada. Todos estaban enfocados en quienes apenas tenían una idea o era su primer empresa; no estaban viendo las necesidades de los fundadores.

Pablo había encontrado un hueco en el ecosistema emprendedor en México. Con esa inquietud, un inversionista en Monterrey le presentó a Derek Andersen, emprendedor estadounidense que fundó Startup Grind, una comunidad para fundadores.

Se trataba de una impact company (figura legal que se encuentra entre una compañía sin fines de lucro y una regular) que fija metas o impacto y después los hace sostenibles económicamente a través de alianzas comerciales y patrocinadores. Hoy su principal patrocinador es Google.

Startup Grind organiza eventos mensuales con fundadores locales, innovadores, mentores e inversores que comparten conocimiento y experiencias en el camino hacia la construcción de grandes empresas.

En 2012, cuando Pablo se sumó a la comunidad, ésta tenía presencia en tres países y 15 ciudades. Hoy, tienen 700 capítulos en 147 países. Cada capítulo organiza entre cuatro y 10 eventos al año. Entre los más fuertes se encuentran Londres, en Reino Unido; Silicon Valley y Nueva York, en Estados Unidos, y Pekín, en China. Este último resultó ser un caso especial, pues tiene a 50 personas laborando e hicieron 52 eventos durante 2018, en 37 ubicaciones diferentes, con más de 79 speakers y 1,200 asistentes.

Pablo Lascurain, CEO de Startup Grind / Imagen: Isaac Alcalá

Las tres premisas

El primer Startup Grind que organizó Pablo fue con Jorge González, fundador de Sidengo, una empresa para crear sitios web sin tener conocimientos de programación. El segundo, con Gustavo Zambrano, cofundador de SeMeAntoja.com, plataforma para pedir comida a domicilio, que fue adquirida por Hellofood en 2013, y después creó Skydrop, para hacer envíos.

“Tratamos de adelantarnos a identificar qué startups iban a crecer y en qué temas podrían atorarse”, dice Pablo. Descubrieron que el tema era financiamiento y se enfocaron en llevar a Monterrey a todos los fondos de capital de riesgo. “El venture capital y los fundadores sabían que se necesitaban, pero no había un nivel de preparación suficiente para que interactuaran. Era como si un niño quiere una bicicleta, sus papás se la dan, pero él no sabe cómo usarla.”

Entonces empezaron a invitar a gente que ayudara a los fundadores a saber si estaban listos para crecer, como Isaac Saldaña, quien es cofundador de Sendgrind, una plataforma de correo electrónico transaccional y de marketing, y a Bob Dorf, cocreador de la metodología Lean Startup, cuyo eje es llevar a prueba una idea antes de convertirla en negocio. Así descubrieron a Jesús Martínez Larralde, fundador de EnvíaFlores.com, un servicio de logística creado en Monterrey.

Las premisas de Startup Grind son: “hacer amigos, no contactos”, “dar antes de recibir” y “ayudar a los demás antes de ayudarte a ti mismo”. “Establecer esto nos ayudó a atraer a la gente correcta”, afirma Pablo.

Sofisticar al fundador

Pablo inició en Startup Grind como director del capítulo de Monterrey, después fue director de México y América Latina y finalmente se convirtió en socio. Al frente de esta organización busca imprimir sofisticación en los fundadores de empresas que, en algunos casos no tienen en claro cuestiones básicas como: ¿qué problemática están resolviendo?

“La sofisticación de un fundador tiene que ver, más que con títulos universitarios, con estar superpreparado en tu sector para que cuando levantes dinero puedas escalarlo y robustecerlo con conocimiento. Si para vender tu producto requieres 10% de conocimiento, ¡prepárate! y logra tener un 50%”, advierte.

En 2016, Inadem y el Tec de Monterrey se consolidaban como instituciones que apoyarían a las empresas nacientes o a personas que querían iniciar un negocio. Entonces, Startup Grind tenía que enfocarse en las empresas que necesitaban escalar. Así lograron un buen entendimiento con los fondos de inversión y se volvieron un referente de inteligencia de datos; podían decirle a un fondo qué antecedentes tenía una empresa, qué deal habían cerrado con otras compañías y quién era el talento que estaban contratando.

Pablo identificó que a los emprendedores les encantaba planear, pero “les era muy incómodo ejecutar”, entonces tenían que quitarle todos los pretextos poniéndolos en contacto con ejecutivos, fondos de inversión, clientes e incluso colaboradores. “Nosotros no te llevamos de la mano a ningún lado; yo te abro cualquier puerta. Y eso se volvió el corazón de nuestra organización”, cuenta.

Startup Grind sabe que un ecosistema no explota por aumentar el número de emprendedores, sino que se necesita que haya empresas de tecnología, como sucede en Israel, Silicon Valley, Utah y Texas, donde empresas de tecnología se hicieron públicas y, a su vez, sus empleados —con mucho conocimiento— comenzaron a crear startups.

“Nuestra meta es sofisticar fundadores para crear las siguientes 10 empresas de tecnología más grandes del mundo y América Latina para 2030. Si logramos que una empresa se haga pública, tenemos 200 startups alrededor de ella”, explica Pablo la estrategia.

Es una meta bastante ambiciosa y que pretenden lograr no tomando el rol de educadores, sino haciendo popular la curiosidad y el cuestionamiento interno. “Nosotros podemos ayudarte a descubrir el proceso, pero los fundadores deben hacer las cosas por sí mismos”, enfatiza.

Dar sin pensar en recibir

En noviembre de 2018, el fondo de inversión estadounidense Sequoia Capital invirtió en la startup mexicana Rever, fundada por Errette Dunn, una plataforma en línea que permite a las empresas manufactureras involucrar a los empleados en la ejecución de procesos de mejora continua. Este fondo ha invertido en 650 empresas de Estados Unidos, China, India e Israel, entre ellas Apple, WhatsApp, PayPal y Alibaba.

Para Pablo, esta es una señal de que en México hay emprendedores con una gran profundidad de conocimiento. Esto desemboca en emprendimientos con mayor impacto porque tienen un alto nivel de sofisticación y “no se les acaba la pista para crecer”, detalla.

La compañía de impacto nació para educar a un millón de emprendedores, meta que lograron en 2016. Ahora tienen proyectado impactar a 4 millones de emprendedores, realizando cuatro conferencias globales: México, en América Latina; Australia, en Asia-Pacífico; Londres y Barcelona, en Europa.

“Nuestro modelo de comunidad pone al centro a sus miembros. No vendemos consultoría ni servicios; estamos para seguir la pauta de nuestra comunidad y evolucionar todo el tiempo”, dice.

Pablo asegura que en México existe una buena actitud hacia construir comunidad. El reto está en cambiar la perspectiva de siempre estar viendo qué ganas y qué sacas. “He aprendido que si ayudas a los demás, ellos buscarán cómo hacer algo por ti.”

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur