Bernard Arnault: el magnate que soñaba con ser concertista de piano y construyó un imperio con marcas de lujo como Louis Vuitton y Cristian Dior

No tuvo el éxito que esperaba en la música y en el deporte, pero sí en los negocios. Hoy, Bernard Arnault es dueño del 47% de las acciones de Grupo LVMH con más de 70 marcas de lujo.
Bernard Arnault: el magnate que soñaba con ser concertista de piano y construyó un imperio con marcas de lujo como Louis Vuitton y Cristian Dior
Crédito: Europe 1

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
4 min read

A Bernard Arnault siempre le gustó ser el número uno en todo, aunque en la música y en el deporte no pudo lograrlo. Antes de convertirse en el magnate que es hoy, soñaba con ser tenista y concertista de piano, pero su talento no fue suficiente para llenar los recintos.

Eso no impidió que se convirtiera en un hombre exitoso. Sus habilidades más grandes no estaban en la música ni en el deporte, pero sí en los negocios. Desde muy joven incursionó en el mundo empresarial, pues después de terminar la École Polytechnique en 1971, se integró a la empresa de construcción que su familia tenía.

Años después tomó el control de Boussac, una empresa textil que estaba casi en bancarrota y que era propietaria de Christian Dior. En 1954 adquirió Louis Vuitton, que desde entonces ha sido una de las marcas de lujo más reconocidas a nivel mundial.

Su plan siempre fue construir el primer grupo de lujo en el mundo, bajo la premisa de que todas las marcas que lo integraran fueran libres creativamente mientras tuvieran un respaldo financiero, y las sinergias de un gran grupo detrás de ellas.

En 1987 llegó el momento de cumplir la meta más ambiciosa que tenía hasta ese entonces. Louis Vuitton se unió con Moët Hennessy (fusión de champán Moët & Chandon y el coñac Hennessy) para formar Grupo LVMH (siglas de cada una de estas marcas).

Hoy, Arnault tiene 70 años y es dueño del 47% de las acciones de LVMH, el conglomerado multinacional integrado por más de setenta marcas de lujo como Christian Dior, Givenchy, Kenz, y Tittany que recientemente adquirió por 16 mil 200 millones de dólares (mdd).

Su fortuna suma más de 100 mil mdd, tan sólo de 2016 a la fecha su riqueza aumentó 68 mil mdd y es la tercera persona más rica del mundo. Delante de él están Jeff Bezos con una fortuna de 110 mil mdd, y Bill Gates con 106 mil mdd.

Cualquiera pensaría que siendo un hombre exitoso y millonario, Arnault pasa su tiempo viajando y derrochando dinero. Probablemente sí, pero de forma inteligente invirtiendo en su compañía con adquisiciones como la que hizo con la firma Tiffany. La realidad es que es un hombre imparable dedicado a su negocio y que busca tiempo para si mismo.

Su día comienza desde muy temprano escuchando música clásica, revisando las noticias de la industria y comunicándose con su familia y directivos de su empresa. Trabaja de ocho de la mañana a nueve de la noche, aunque uno de sus hijos asegura que trabaja las 24 horas del día.

Arnault también tiene tiempo para si mismo, pues todos los días juega cuatro horas de tenis para mantenerse sano y delgado. Aprovecha los sábados para visitar algunas de sus tiendas minoristas y las recorre mientras reacomoda los artículos y conversa con los empleados.

Este magnate empezó desde cero y logró construir un imperio con grandes marcas en el segmento de lujo, aunque en una ocasión dijo que la palabra ‘lujo’ es un poco trillada y que prefiere la expresión ‘producto de alta calidad’.

Te recomendamos: Louis Vuitton quiere convertirse en el rey de la joyería: Compra Tiffany por 16,200 millones de dólares. 

 

 

 

 

 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur