¡Tómate unas vacaciones! 9 formas de hacerlo sin abandonar tu negocio

Salir de la rutina y hacer cosas de tu trabajo no deberían ser actividades excluyentes entre sí.
¡Tómate unas vacaciones! 9 formas de hacerlo sin abandonar tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
VIP Contributor
Entrepreneur and Connector
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Viajar es una parte importante del camino empresarial. Para empezar, es algo bueno para los negocios. Independientemente de lo fácil que la tecnología ha hecho que nos comuniquemos, nada se compara con las interacciones cara a cara. Además, todos necesitamos un descanso para reducir el estrés y la ansiedad. Yo he descubierto que los dueños de los negocios deben tomarse por lo menos cuatro semanas de vacaciones al año, por salud.

La cosa es que no podemos salirnos del radar por completo, menos durante un periodo tan extenso de tiempo. Lo bueno es que puedes seguir trabajando sin poner en riesgo tus viajes. Aquí te dejo nueve formas de lograrlo.

1. Ten claras tus prioridades

Cuando sabes que vas a viajar, la lista de prioridades se vuelve aún más importante. Ésta te servirá para trabajar en las cosas más importantes antes de irte. Cualquier cosa que no sea urgente o esencial puede esperar a que regreses. Y lo mejor es que estas listas evitan que aumentes tu carga de trabajo antes de salir. Deberías tratar de quedarte con los menos pendientes posibles, en lugar de seguir sumando actividades.

Un beneficio adicional es que, cuando sólo te concentras en unas cuantas prioridades, las puedes resolver mientras estás de viaje, dándote la oportunidad de estar pendiente de las cosas sin sacrificar tus vacaciones y el espacio que necesitas para descansar.

2. Pasa la batuta

Otra cosa que deberías hacer antes de salir es encargarle tus responsabilidades a otra persona. Deja a alguien a cargo de las cosas importantes y delega el resto de las tareas a tu equipo. Si tienes tiempo, organiza reuniones uno a uno con estas personas para hacerles saber cuáles serán sus responsabilidades mientras no estés y ofrecerles orientación y recursos. No quieres que todos estén intentando localizarte. Además, avísales a tus clientes con quién deben hablar mientras estás fuera.

3. Planea las cosas alrededor del WiFi

No asumas que siempre tendrás internet cuando lo necesites. Hace poco estuve en un viaje que incluía estar en un Ferry durante dos horas. Su página web decía que había WiFi a bordo, pero cuando llegué no estaba funcionando. Aún así pude avanzar en algunas cosas, pero no tanto como me hubiera gustado.

Descarga una app para encontrar redes de WiFi, de esta forma podrás saber dónde tendrás conexión y dónde no, y podrás planear con base en eso. A mí no me gusta gastar dinero en conexiones de WiFi en los aviones, por ejemplo, sin embargo, durante los vuelos puedo usar mis documentos, revisar mi calendario o leer. He descubierto que esas horas de vuelo sin conexión suelen ser el mejor momento para adelantar en el trabajo sin distracciones.

4. Convierte un viaje de negocios en una vacación

Viajar, ya sea por placer o por negocios, requiere de mucha planeación. También es algo estresante y caótico, sin mencionar que te aleja de otras actividades. Yo he encontrado que una forma de minimizar esto es convirtiendo mis frecuentes viajes de negocios en pequeñas vacaciones. Hay muchas formas de hacerlo. Por ejemplo, puedes usar tu tiempo libre para conocer el lugar. Si te tienes que reunir con alguien, pregúntale si hay algún restaurante o algún atractivo turístico donde puedan verse. También podrías invitar a tu familia, o considerar la idea de quedarte un par de días extras.

5. Usa el tiempo libre a tu favor

Digamos que tu familia puede acompañarte. Si te pareces en algo a mí, entonces eres de los que se despierta antes que todos. Levantarte antes es una ventaja porque puedes usar ese tiempo para revisar tus correos, trabajar un poco o leer. Si tienes hijos que toman siestas, usa esos momentos para llamar a la oficina, escribir o revisar tu calendario. No importa qué tan ocupada esté tu agenda, siempre hay tiempos muertos que puedes usar, aunque sean 30 minutos entre una actividad y otra.

6. Deja un mensaje de que estarás fuera

Los proveedores de correo como Outlook o Gmail te permiten crear mensajes que le digan a la gente que estarás fuera. Esta es una función muy utilizada, así que estoy seguro de que sabes cómo funciona. Es un mensaje automatizado que reciben las personas que te envían un correo o que intentan agendar una cita contigo.

A la hora de escribir estos mensajes, la clave es incluir los siguientes elementos:

  • Especifica las fechas exactas en las que no estarás disponible y la fecha de tu regreso.
  • Provee una lista de nombres e información de contacto de la gente que se quedará a cargo mientras no estés.
  • No tienes que dar muchas explicaciones de tu viaje, pero si por ejemplo la gente sabe que vas a una boda o a algo importante, se verá menos tentada a contactarte.

7. No te extiendas cuando no puedes

Si sólo tienes cuatro días libres, no planees unas vacaciones a Europa, porque te vas a pasar la mayor parte de tus días viajando, y no podrás disfrutar las vacaciones (contando el tema del jetlag). Mejor quédate cerca de donde vives para poder disfrutar el mayor tiempo posible.

También se un poco flexible y no planees cada minuto de tu viaje. Sé que hay montones de cosas que querrás hacer, pero estar en constante movimiento, sin pausas, es cansadísimo. Además, mi abuelo solía decirme: Si ves todo y haces todo en una sola visita, no dejas motivos para regresar.

8. Elige bien los lugares para hospedarte

Durante mis primeros años como emprendedor, vivía con un presupuesto limitado, y eso implicaba que, cuando viajaba, me quedaba en hoteles baratos. El resultado era que terminaba hospedándome lejísimos de donde debía estar. Aunque hospedarme cerca del centro es más caro, me reduce tiempos y costos de traslado, que terminó siendo mejor para mi cartera.

También asegúrate del hotel o Airbnb que elijas tiene las amenidades que necesitas para ser productivo. La mayoría de los hoteles tiene oficinas de trabajo, salas de juntas y gimnasios. Si necesitas trabajar sin distracciones, reunirte con inversionistas o hacer ejercicio, entonces tendrás todo lo que necesitas en el mismo lugar.

9. Desconéctate y relájate

Finalmente, no te olvides de realmente desconectarte y relajarte. Después de todo, ¿cuál es el punto de salir de vacaciones si te la pasas trabajando? Las mejores vacaciones son en las que te das tiempo para recargar pilas. Requiere algo de autodisciplina, pero no te estreses si no puedes tener el teléfono cerca todo el tiempo. Se vale dejar cosas pendientes, y no deberías sentirte culpable por haber dormido un poco más y haberte divertido. 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur

Entrepreneur Media, Inc. values your privacy. In order to understand how people use our site generally, and to create more valuable experiences for you, we may collect data about your use of this site (both directly and through our partners). By continuing to use this site, you are agreeing to the use of that data. For more information on our data policies, please visit our Privacy Policy.