¿Tienes un emprendimiento social o ambiental? Esto es lo que buscan los inversionistas en este tipo de negocios

El beneficio social y ambiental no siempre puede ponerse tan en blanco y negro como el beneficio medido en tasa de retorno.
¿Tienes un emprendimiento social o ambiental? Esto es lo que buscan los inversionistas en este tipo de negocios
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Como cualquier emprendedor en busca de financiamiento, el de impacto necesita tener bien clara la oferta de valor de su proyecto, junto con una batería de argumentos sólidos para convencer a los inversionistas, que generalmente piden números que aterricen las ideas.

La diferencia es que en la inversión de impacto las razones financieras deben acompañarse precisamente de las de rendimiento social o ambiental. Quienes gestionamos fondos de inversión de impacto queremos saber, por ejemplo, a cuántas personas ayudaríamos a salir adelante con tu proyecto de comercialización y fintech orientado a las artesanas de alguna región.

El problema es que el beneficio social o ambiental no siempre puede ponerse tan en blanco y negro como el beneficio medido en tasa de retorno. Siguiendo con el ejemplo anterior, ¿cómo medir objetivamente el “salir adelante”, con qué resultados en específico?

Por eso las métricas para evaluar el desempeño en la buena causa de la inversión de impacto es un elemento esencial de tu plan de negocios y del pitch, tanto como el ROI puro y duro. Y, además, son ayuda invaluable para entender a fondo lo que traes entre manos y su alcance. Te ayuda a fijar los parámetros del éxito de tu proyecto, la estrategia y lo que debes plantear, ofrecer, medir e informar.

Hoy se cuenta con instrumentos cada vez más completos y precisos, que han contribuido a estandarizar criterios, para que emprendedores, inversionistas y beneficiarios contemos con un lenguaje común.

En 12 años, el progreso en este terreno ha sido espectacular y ha corrido en paralelo al desarrollo de las métricas ESG (Ambiental, Social y de Gobernanza, por sus siglas en inglés), que cada vez más empresas adoptan para medir e informar sus prácticas y riesgos en este campo, usadas, a su vez, por fondos mutuos o ETF que ofrecen portafolios de este tipo de valores. Entre los sistemas más conocidos está IRIS, de la Red Global de Inversión de Impacto (GIIN): punto de partida y herramienta benchmark para medir, administrar y optimizar el impacto social y ambiental, alineada a principios contables comúnmente aceptados, en concreto de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC).

En el mismo sentido, hay un IRIS+ que traduce a un idioma de resultados principios como equidad de género o cambio climático. Los métodos están pensados en el inversionista, pero cuando los conozcas van a mostrarte claramente lo que se espera de un emprendedor y sus proyectos para darle su confianza.

Un antecedente importante es el Global Impact Investment Rating System (GIIRS), originalmente destinado a la aplicación de criterios de sostenibilidad a inversiones de fondos de capital privado y de riesgo, como creación de B Lab, la organización que administra la certi cación B Corp.

Finalmente, es requisito que conozcas los 17 Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de Naciones Unidas, como principio y para evaluar la pertinencia, el alcance y la consistencia de tu proyecto en correlación con los retos más acuciantes de la humanidad. Por lo pronto, más de 40% de los inversionistas de impacto da seguimiento al desempeño de todas sus inversiones respecto a los ODS y un 20% más a algunos de los que tienen en cartera.

Empieza por explorar el valor de estos sistemas de definición de metas y medición de resultados. Encontrarás casos de éxito como referencia y te servirá mucho para redondear tu idea y rea rmar tu convicción para emprender. Es imperativo para armar tu plan de negocios y buscar inversionistas.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur