¿Recibiste una carta del SAT? No te alarmes, aquí te decimos qué hacer

Debido a que la evasión fiscal ya es delincuencia organizada, las cartas del SAT están generando inquietud en las empresas
¿Recibiste una carta del SAT? No te alarmes, aquí te decimos qué hacer
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La forma en la que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tratará a los contribuyentes en este 2020 será más agresiva, sobre todo para aquellos que tengan alguna irregularidad en su situación fiscal. Un ejemplo de ello son las “cartas invitación” que esa dependencia ha enviado, desde el inicio del año, conminando a personas físicas y morales para que actualicen su estatus como pagadores de impuestos.

Sin embargo, a pesar de la obvia inquietud que generan estos documentos enviados por la autoridad a los correos electrónicos de los contribuyentes, no es necesario que te alarmes, las cartas invitación no pueden llevarte a la cárcel en caso de que hayas cometido algún error en tu contabilidad o en tus declaraciones al SAT. No obstante, aquí te muestro los pasos que debes seguir para evitarte futuros dolores de cabeza.

Acto Declarativo

De entrada, hay que aclarar que la carta invitación no es un requerimiento ni una resolución definitiva de parte del SAT en tu contra, si bien es un acto de autoridad, este es solo un acto declarativo con el que el Servicio de Administración Tributaria exhorta a los contribuyentes a corregir su situación fiscal, en caso de que la dependencia haya detectado alguna omisión. De hecho, en algunas de estas cartas el SAT suele enviar una propuesta de pago o un monto específico de un adeudo.

Nada de esto implica una afectación real para tu persona, empresa o patrimonio, de acuerdo con una jurisprudencia de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), emitida en 2019. En términos jurídicos esto quiere decir que las cartas invitación del SAT no lesionan la esfera jurídica de quien las recibe.

Son documentos que incluso no pueden ser impugnados en un juicio contencioso administrativo, pues -como no se trata de actos de autoridad definitivos- no pueden tener una consecuencia que te afecte. Así es que no te alarmes si ya recibiste una carta invitación del SAT, solo debes ocuparte de la irregularidad que te están señalando.  

Facultad de comprobación

Hay dos tipos o modalidades de cartas invitación enviadas por el Servicio de Administración Tributaria: En el primero el SAT solo advierte que una o varias declaraciones de impuestos han sido omitidas o no se han presentado, es decir, el documento dice, por ejemplo, que la declaración correspondiente a un mes o un ejercicio en específico no ha sido presentada. La segunda forma que utiliza la autoridad en los correos electrónicos que envía es la que señala las cantidades que presuntamente se le adeudan.

En ambos casos se trata de la información que obra en los registros del SAT que, como ya dijimos, su mera expresión en una carta invitación no tiene ninguna consecuencia en tu contra. El problema viene si la autoridad fiscal decide ejercer sus facultades de comprobación, y con ello emite una resolución en la que te señale un adeudo.

Solo estas últimas resoluciones, y no las cartas invitación, son las que pueden afectarte. Por ejemplo, si el SAT decide realizarte una revisión, primero tiene que notificarte que la llevará a cabo, posteriormente, el resultado de esa revisión puede ser el señalamiento con exactitud de una cantidad que le adeudas al SAT, esto último ya es la determinación oficial de un crédito fiscal (deuda), por ende, se trata de una resolución que obligatoriamente tienes que atender.

Antes de que esto último suceda, si ya recibiste una carta invitación del SAT, avísale a tu contador para que este te informe puntualmente cuál es tu situación ante la autoridad hacendaria, pues en ocasiones la omisión que se señala en la carta solo es un error del sistema que no registro la declaración o el pago que ya llevaste a cabo.

Delincuencia organizada

Es importante recordar que desde el 1 de enero de 2020 la emisión de facturas falsas o que amparen operaciones simuladas, el contrabando, y el omitir total o parcialmente el pago de alguna contribución, son conductas que son consideradas como delincuencia organizada en nuestro país, debido a las reformas que el Congreso llevó a cabo en el segundo semestre de 2019, y que se publicaron en el Diario Oficial de la Federación el 8 de noviembre del año pasado.

Esos cambios a la legislación fiscal mexicana incluyen diversas sanciones para todos los que no paguen impuestos, siempre y cuando la evasión ascienda a por lo menos 7´804,230 pesos. Esto quiere decir que la ley no considera que se comete el delito de delincuencia si el adeudo fiscal es menor a esa cantidad.

En contraste, si evadiste impuestos que superen la cifra ya señalada, la persona física, o el representante de la empresa, pueden ser acusados de cometer los delitos de defraudación fiscal y delincuencia organizada. Las sanciones para quien cometa estos ilícitos incluyen penas de entre dos y hasta cuarenta años de prisión.

Seguridad nacional

La reforma ya mencionada incluye castigar el fraude fiscal y la emisión de facturas falsas como actividades delictivas que amenazan a la seguridad del país. Sí, suena exagerado, pero no es broma, si se evaden impuestos por más de 7.8 millones de pesos, el SAT también puede acusarte de atentar en contra de la seguridad de México, de acuerdo con los cambios que se le hicieron al artículo 5 de la Ley de Seguridad Nacional que, desde el inicio de este año, ya considera que son amenazas a esta “los actos ilícitos en contra del fisco federal”.

Por eso, antes de llegar a estos extremos, si crees que cometiste algún error en tu contabilidad, si no has presentado alguna declaración, o si tus irregularidades superan los 7.8 millones de pesos, no esperes a que el SAT emita la resolución correspondiente, pues esta podría incluir una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR). Recuerda que cuando la autoridad lleva a cabo una auditoría en las cuentas de un contribuyente, este tiene derecho a corregir los errores u omisiones que haya cometido, antes de que concluya la revisión.

No olvides tus derechos

De acuerdo con el artículo 2 de la Ley Federal de los Derechos del Contribuyente, todos los pagadores de impuestos podemos corregir nuestra situación fiscal con motivo del ejercicio de las facultades de comprobación del SAT.

Si la autoridad determinó hacerte una auditoría, antes de que esta termine puedes ofrecer diversas pruebas documentales y comprobantes para aclarar tu estatus ante el Servicio de Administración Tributaria. De hecho, cualquier procedimiento de revisión puede finalizar sin una resolución en tu contra pagando los adeudos fiscales a tu cargo, o las diferencias que resulten de los documentos que le muestres y entregues a la autoridad.

Finalmente, si estás convencido de que el SAT está cometiendo un error al señalarte un crédito fiscal, puedes esperar la resolución definitiva, y posteriormente impugnarla a través de los instrumentos legales a los que todos los ciudadanos tenemos derecho, como son el recurso de revocación, el juicio contencioso administrativo federal, también conocido como juicio de nulidad, y el juicio de amparo.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Entrepreneur Store scours the web for the newest software, gadgets & web services. Explore our giveaways, bundles, "Pay What You Want" deals & more.

Latest on Entrepreneur

Entrepreneur Media, Inc. values your privacy. In order to understand how people use our site generally, and to create more valuable experiences for you, we may collect data about your use of this site (both directly and through our partners). By continuing to use this site, you are agreeing to the use of that data. For more information on our data policies, please visit our Privacy Policy.