Esto es lo que debes saber sobre los impuestos a Netflix y Airbnb en México

Las empresas digitales están generando ganancias en el país y es normal que se comience a buscar la necesidad de cobrar los debidos impuestos que cualquier empresa por su actividad económica deberá tributar.
Esto es lo que debes saber sobre los impuestos a Netflix y Airbnb en México
Crédito: depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La Miscelánea Fiscal en México incluyó el gravamen a la economía digital. En ella, se plantea cobrar ISR a plataformas digitales encargadas de vender productos y prestar servicios como Amazon, Mercado Libre, Airbnb, Uber, Spotify, Netflix y básicamente cualquier empresa que genere ingresos en línea.

En la propuesta, que regresó el Senado a la Cámara de Diputados, se establece una tasa máxima de 5.4% de retención, pero éstas varían según las ganancias del vendedor y la plataforma que se trate. Por ejemplo, en el ecommerce se establece gravar con 0.4% las ventas por 1,500 pesos, mientras que los que superen las ventas de 100 mil pesos deberán tributar 5.4 por ciento.

En el caso de las plataformas de transporte, por ganancias de hasta 5,500 pesos se aplicará un 2% por el concepto de ISR; quien gane más de 21 mil pesos, deberá pagar por Impuesto Sobre la Renta 8%. Para el caso de las plataformas por hospedaje, cuando se generan ganancias por 5,500 serán igual gravadas con 2%, pero si superan los 35 mil pesos el impuesto asciende al 10 por ciento.

Para que quede claro, el producto o servicio que se venda será sujeto a retención de ISR, en el caso de que sea vendido por las marcas digitales, ellos serán los encargados de pagarlo. En el caso de las personas físicas que vendan a través de estas plataformas, la plataforma retendrá el impuesto para dárselo a Hacienda.

En caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA), la propuesta establece que se aplica a los servicios digitales, aunque tengan residencia en el extranjero, siempre y cuando se proporcionen a receptores de los servicios que se encuentren en el territorio nacional.

Así que, la forma para determinar si los compradores se encuentran en el país es al probar uno de los siguientes parámetros: 

1. Se verifique un domicilio en México

2. El pago se realice a través de un intermediario en el país

3. Se ubique que la dirección IP es mexicana 

4. El número telefónico del comprador es de un código de área nacional.

Sin embargo, la Red en Defensa de los Derechos señala que esta medida es eludible y es necesario que la empresas deberán recabar, al menos, dos parámetros. Al igual que la OCDE en sus principios recomendados para determinar la aplicación del IVA.

La Asociación Latinoamericana de Internet, conformada por las empresas digitales más famosas, señala que esta doble verificación debe ser necesaria porque podría prestarse a una doble tributación que afecte a los consumidores. Pone de ejemplo el caso de un mexicano que estudia en Estados Unidos y utiliza su tarjeta de crédito mexicana para realizar una compra digital, la empresa estaría obligada a cobrar el IVA en México. Sin embargo, al mismo tiempo, los datos podrían confirmar que dicho cliente reside en Estados Unidos, con lo que también se tendrían que cobrar impuestos basados en el esquema fiscal de ese país.

El reto de esta propuesta es establecer parámetros claros que no afecten a las nuevas empresas, ya que de establecerse esta iniciativa, el mismo ISR será aplicado a pymes y el IVA al consumidor final. No se trata de no cobrar impuestos, pues como cualquier otra empresa, deben tributar por sus actividades comerciales. 

Entonces, ¿son nuevos impuestos?

Las empresas digitales están generando ganancias en el país y es normal que se comience a buscar la necesidad de cobrar los debidos impuestos que cualquier empresa por su actividad económica deberá tributar.

De acuerdo a la Condusef, el pago con tarjeta de crédito y débito ha crecido, el número total de operaciones realizadas con estos medios en el segundo trimestre de 2019, fue de alrededor de 867 millones y el 12.2% de ellas correspondieron a operaciones en comercio electrónico.

El Inegi a través de un comunicado presentó un acercamiento a la medición de la economía digital, en específico al comercio electrónico, en donde señala que durante 2017, la participación del comercio electrónico de bienes y servicios en el Producto Interno Bruto fue de 4.6 por ciento. 

El valor agregado generado por el comercio electrónico en 2017 fue de más de un millón de millones de pesos. De este monto, el 25.3% corresponde al comercio al por menor de bienes, el 28.2% al comercio al por mayor de bienes y el 46.5% al resto de los servicios.

De ahí la necesidad de la autoridad tributaria por comenzar a sumar ingresos al erario a través de los ingresos que se generan digitalmente.

¿Qué pasa con los impuestos a la economía digital en el mundo?

Alrededor del mundo se han establecido el cobro de IVA, retenciones o la creación de impuestos digitales que se adapten mucho más a las políticas de cada país. Por ejemplo, Noruega fue el primer país en el mundo en aplicar el IVA a plataformas digitales y cobra una tasa del 25%, mientras que en Arabia Saudita y Emiratos Árabes, se aplica del 5%.

Sin embargo, en un estudio publicado por Deloitte señalan que la aplicación de impuestos a servicios digitales afecta directamente a los consumidores finales con el 55% de la carga, ya que los precios aumentarían, el 40% de la carga iría a las empresas que operan en los mercados y compran publicidad digital y finalmente la plataforma o servicio digital únicamente pagará el 5 por ciento.

Lo que muchos países establecen es que los servicios digitales deberán registrarse ante la autoridad fiscal para poder operar en la región, en el caso de la propuesta del mexicana, se establece que el Servicio de Administración Tributaria deberá emitir las reglas generales sobre los procedimientos a más tardar el 31 de enero de 2020, a partir de este momento las empresas digitales tienen seis meses y estar listos para los nuevos esquemas de tributación y retención a terceros.

El reto para el SAT y el mundo digital

Es verdad que estas nuevas plataformas fueron disruptivas para su ramo, rompiendo esquemas, creando nuevas formas de trabajo y demostrando que son un reto para la economía global. Ahora, no solo se limitan al mundo físico, sino también a lo intangible que es lo digital, por lo que es necesario que las diferentes instituciones deben adaptarse más rápido y revisando diferentes enfoques.

Aunque el impuesto sea local, las decisiones que se tomen podrían afectar a los consumidores globales, las entidades en desarrollo y las pequeñas empresas que buscan en lo digital una forma de crecer exponencialmente, pero que la aplicación de este tipo de impuestos pueden frenar su evolución.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur

Entrepreneur Media, Inc. values your privacy. In order to understand how people use our site generally, and to create more valuable experiences for you, we may collect data about your use of this site (both directly and through our partners). By continuing to use this site, you are agreeing to the use of that data. For more information on our data policies, please visit our Privacy Policy.