5 tips para comenzar a pagar 'el salario emocional' en tu empresa

Es la compensación que se se paga con actitud y creatividad.
5 tips para comenzar a pagar 'el salario emocional' en tu empresa
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los millennials somos la generación que más brinca de empresa a empresa. Muchos lo hacen aunque tengan un excelente salario monetario y esto sucede porque es fácil creer que lo que busca tu equipo de trabajo en un trabajo es solo una nómina bien remunerada, pero la realidad es que existen muchos factores que hacen más atractivo y productivo un equipo. 

A esto se le llama “salario emocional” y es el que se paga con actitud y creatividad ya que remunera mucho más que el bolsillo del empleado, lo fideliza y lo empodera. ¿Lo mejor? No tienes que hacer una gran inversión monetaria para mejorar tus incentivos emocionales para hacer que tu equipo se “ponga la camiseta” de verdad. Por esta razón te daré cinco consejos que harán que el ambiente laboral mejore drásticamente en tu empresa gastando unos cuantos centavitos.

1. Siempre ocupa las palabras mágicas

Sí, sé que suena absurdo pero aunque no lo creas decir cosas como “gracias”, “por favor”, “buen trabajo” motiva mucho a tu equipo. Recuerdo haber tenido dos jefes con actitudes sumamente diferentes: el primero (al que llamaremos “Lotso”) y siempre decía cosas como “tú tienes la culpa de todo” o pedía cosas de manera prepotente; siempre te echaba la culpa de sus errores. Además, cuando cumplías con lo que se te pedía, Lotso no daba ni un simple gracias.

Por otro lado, tuve otro jefe, al que nombraremos “Woody”, que siempre me pedía las cosas por favor y cuando hacía mi trabajo lo reconocía de una manera extraordinaria. Era una gran sensación el escuchar palabras como “buen trabajo”, “gracias” o “que buena idea acabas de dar”. Era motivador.  

Es obvio con quien me agradaba trabajar, por esta razón es sumamente importante que tu equipo escuche esas palabras, hazles saber que son parte fundamental en la empresa; créeme los harás sentir parte de la familia y serán más proactivos.

Hay dos tipos de jefes resoecto al salario emocional / Imagen: Pixar

2. Crea una porra para tu empresa o equipo

¿Qué pensarías si te dijera que existen grandes corporaciones que ocupan este método para motivar a sus asociados? Un ejemplo de ello es Walmart, la cadena de supermercado estadounidense más grande del mundo, que tiene una porra o lema que sus empleados cantan en cada junta, reunión o cada que alguien la comienza a silbar.  Todo esto lo viví en carne y hueso cuando trabajé en el corporativo, y aunque me considero un hombre tímido, me llegué a animar a cantar la porra a todo pulmón después de unas cuantas veces. El resultado de esta porra era extraordinario en el ambiente laboral, eran momentos de relajación donde desprendías mucha energía positiva al tomarte el trabajo más a la ligera y además generar compañerismo y una buena actitud. 

Tú puedes crear una porra divertida y pegajosa aunque seas tímido como yo. Por ejemplo puedes hacer una mezcla entre el nombre de tu empresa y algún gusto personal que tengas (un baile, un movimiento de tu deporte favorito o inclusive alguna jugada de ajedrez). Recuerda que debe tener mucha actitud y siempre terminar con un grito lleno de energía; lo importante es que tu equipo se sienta con energía positiva y sepa que el trabajo no debe ser estresante y aburrido, sino que puede ser fuera de lo común y motivante.

3. Minutos de relajación

Las jornadas de trabajo pueden ser muy cansadas y más por las malas posturas que se tienen por más de ocho horas seguidas. Por ello es importante crear un programa donde se hagan ejercicios de relajación. En realidad esta dinámica es muy fácil de implementar ya que no es necesario que contrates a un experto en el tema. Si eres un emprendedor que va comenzando puedes buscar videos de ejercicios de estiramiento o de relajación en YouTube, o inclusive preguntarle a cualquier instructor certificado sobre qué tipos de ejercicios puedes poner en marcha.

Puede ser desde lo más básico como realizar giros con la cabeza para relajar el cuello y espalda, estirarse lo más arriba que se pueda, movimiento de muñecas, etc. Estos sencillos ejercicios puedes llevarlos a cabo cada dos días y solo te tomarían cinco minutos de tu tiempo que se convertirán en oro para la empresa ya que ayudarán a tu equipo a despejar la mente, relajarse y lo más importante, tener una buena salud que beneficiará a todos.

4. Unos detallitos

Todos buscamos ahorrar unos pesitos y más en estos tiempos difíciles, por lo que cuando un equipo ve que te “tomas la molestia” de invertir en ellos lo aprecia muchísimo más. Por ejemplo, cuando empacaba cinturones industriales por ocho horas seguidas en una fábrica de Chicago los dueños como regalo nos invitaban una comida al mes a todo el equipo de trabajo que costaba 25 dólares por platillo que en ese tiempo eran cerca de 250 pesos mexicanos. Todos comíamos juntos como familia y esto provocaba que esas ocho horas de trabajo fueran más amenas pues nos sentíamos apreciados por la empresa y eso nos motivaba a trabajar con más entusiasmo.

tra opción sería tener una cafetera con café gratis todos los días que sería de gran ayuda para tu equipo, ya que con esto les apoyarías en ahorrarse unos pesos y sentirán un aprecio hacia esos detalles generando lealtad. Además ¿a quién no le gusta una taza de café gratis?

5. Transmite tus ideas con actitud

Si bien sabemos que no todos nacimos con el don de ser motivadores, también entendemos que todos sí contamos con la capacidad de hacer sentir a otros de una manera positiva o negativa. Muéstrale a tu equipo la importancia que tiene cada puesto de trabajo y que absolutamente todos los puestos tienen una función diferente, pero la misma importancia en el desarrollo de la empresa. 

Una técnica invaluable para transmitir tus mensajes es “escuchar”. Escucha a tu equipo: todo lo que tiene que decir aunque sea malo o bueno, sus problemas, sus gustos, situaciones, emociones, etc. Esto te ayudará a saber cómo actuar, apoyar y motivar a cada persona y hasta cómo mandar un mensaje impactante. Siempre primero “escucha y después actúa”.

El salario emocional no es nada difícil de pagar y es una de las remuneraciones más importantes que buscan las generaciones actuales. Intenta como mínimo estos sencillos consejos que no tienen ningún costo para ti (o es mínimo) pero que pueden traer grandes beneficios tanto para la empresa como para tu equipo.  

Recuerda “no es la aptitud sino la actitud que te lleva a grandes altitudes. De nada sirve que tengas el mejor producto o sistema si no tienes un equipo motivado y capaz para dar el 200% cuando más se necesite.
 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Entrepreneur Store scours the web for the newest software, gadgets & web services. Explore our giveaways, bundles, "Pay What You Want" deals & more.

Latest on Entrepreneur

Entrepreneur Media, Inc. values your privacy. In order to understand how people use our site generally, and to create more valuable experiences for you, we may collect data about your use of this site (both directly and through our partners). By continuing to use this site, you are agreeing to the use of that data. For more information on our data policies, please visit our Privacy Policy.